AMIGOS DEL BLOG

martes, 18 de junio de 2019

ORIGEN, RITOS Y SECRETOS: ASÍ SON LOS MASONES EN CHILE

ORIGEN, RITOS Y SECRETOS: ASÍ SON LOS MASONES EN CHILE


El hermetismo de la antigüedad desencadenó que los masones sean vistos como una sociedad llena de secretos, con poder económico y político, y practicantes de supuestos ritos escabrosos. Actualmente pasaron de tener una vida secreta a una discreta, abierta a la comunidad, pero aún se mantienen algunos misterios.

Hablar de los masones está ligado a un sinnúmero de mitos y conspiraciones: que son caballeros templarios, que tienen tesoros ocultos, que son satánicos y que han facilitado el auge y la caída de gobiernos a lo largo del mundo; incluso se dice que su influencia estaría en varias organizaciones educacionales y civiles.

Los presidentes radicales Pedro Aguirre Cerda, Juan Antonio Ríos y Gabriel González Videla fueron masones, también lo fueron Alberto Bachelet, e incluso Augusto Pinochet, aunque por un tiempo limitado. Pero ¿qué tanto de verdad o de mito hay en torno a estos hombres y mujeres? Vida Magazine quiso descubrirlo.

MASONES EN CHILE

La masonería llegó a Chile a través de la migración europea; fue en 1850 cuando un grupo de artesanos franceses formaron la primera logia en Valparaíso y luego en 1862 se fundó la Gran Logia de Chile.

La masonería chilena se caracterizó por ser masculina, de carácter laico, que abogaba por la separación absoluta de la Iglesia y el Estado.

Las obras masónicas en Chile son varias y abarcan desde la Cruz Roja, el Cuerpo de Bomberos, la formación de los Boy Scouts; la promulgación de leyes como la de cementerios laicos, jubilación, libertad de cultos, seguro obrero, voto femenino, entre otras y además influyeron en la fundación o fundaron directamente instituciones de educación superior, como la Universidad de Chile, de Concepción y La República.

El secretismo en torno a reconocerse como masón viene del hecho de que en países católicos han tenido serios problemas. El Vaticano condenó a la masonería por primera vez en 1738. Tiene más de 17 excomuniones papales y cientos de cartas pastorales en su contra. Luego de 200 años de conflicto y miles de publicaciones en su contra, aún existen mitos.

SOY MASÓN

"La masonería es una institución discreta que posee secretos, pero es totalmente abierta a su conocimiento". Así lo define Iván Fernández, académico de Universidad de La Serena, quien desde 1976 pertenece a la logia Luz y Esperanza Nº 11 de La Serena, en donde posee el Grado XXXII como Maestro.

De esta forma define ser masón: "Es estar permanentemente en la búsqueda de la verdad, estar en la avanzada de los procesos evolutivos e integradores del hombre y de la sociedad (…) ser masón constituye un compromiso de observar los postulados de libertad, igualdad y fraternidad".

Es enfático en señalar que la masonería "no es una secta, ni es un partido", ya que exalta la virtud de la tolerancia y rechazaría toda afirmación dogmática y todo fanatismo, "alejando la discusión político partidista y todo sectarismo religioso".

Fernández nos revela, a medias, cómo se reconocen los masones, señalando que es "por medio de signos, palabras y tocamientos que forman parte de un secreto ceremonial al igual como los existentes en tantas otras instituciones o agrupaciones humanas".

ASÍ FUE MI RITO DE INICIACIÓN

No todos pueden ser masones. Para ingresar a una logia tienes que ser invitado o respaldado por algún "hermano". Se puede solicitar la incorporación, pero se realiza una revisión de la persona.

Dentro de los ritos secretos está el de la iniciación y el que se ocupa es el "escocés antiguo y aceptado" que deriva del siglo XVIII. Manuel Neira perteneció durante alrededor de cuatro años a la logia Perseverancia N°118 de Coyhaique y le contó a Vida Magazine cómo entró a la masonería.

Si bien por su padre que fue masón tenía nociones, reconoce que "la verdad es que no conocía mucho sobre el tema". Fue en el año 1992 cuando un compañero de trabajo lo invitó, Manuel aceptó y le dijo que lo contactarían.

"Pensé que ya se habían olvidado", nos dice, cuando un día le dicen que lo pasarían a buscar a su casa para llevarlo al templo, así "cerca de las 18:00 horas llegaron en un auto, me dijeron que me sentara atrás y debía ponerme una capucha".

Al llegar al templo "me hicieron entrar a una sala chiquitita que estaba a oscuras salvo por una vela que estaba puesta sobre una calavera y con esa luz tenía que contestar tres preguntas". Las preguntas eran por qué quieres ser masón, qué sabes de la masonería y cómo quieres que te recuerden en el futuro.

Manuel seguía con la capucha y nos relata que luego debía golpear una puerta tres veces, "ahí te hacen tres preguntas, como 'quién eres tú', a lo que tenía que contestar 'del inframundo', luego preguntaban 'qué venía a buscar' y debía responder 'sabiduría'". Después de eso le sacaron la capucha y "vi a 70 personas con un traje y con una espada que me apuntaba. Ahí me asusté un poco".

El rito estaba casi completo, solo faltaba que le pusieran la punta de un compás a la altura del pecho y con una especie de martillo "golpean suavemente tres veces; lo hace el Gran Maestro, pero en ese caso lo hizo mi papá, que estaba muy emocionado. Luego de eso me convertí en aspirante a masón. Es una experiencia extraña, pero muy bonita. Simboliza que naciste de nuevo, pero como masón".

Otro de los ritos que vivió Manuel fueron los funerales masones, en los que se forma una cadena entrecruzando los brazos, pero "se deja el espacio del hermano fallecido y todos preguntan a viva voz por él por su nombre". Esto simboliza que se rompe una cadena. Luego vienen unas palabras del Gran Maestro y lo demás nos revela que "es muy parecido a un funeral común y corriente". 


MUJERES EN LA MASONERÍA

Una de las preguntas comunes es si hay mujeres en la masonería y la respuesta es sí. De hecho, hay logias exclusivas de mujeres y otras mixtas. Vida Magazine conversó con Guillermo Cuevas, quien desde el año pasado es Gran Soberano Gran Comendador de la Orden Masónica Mundial Mixta de Chile (OMMMCH) y que pertenece a la Logia Aurora °5 de Antofagasta

La OMMMCH fue fundada en Valparaíso en 1939, por miembros y exmiembros de la Gran Logia de Chile. Tiene 78 años de existencia, y Antofagasta posee la logia mixta más antigua del norte.

En su declaración de principios se afirma la igualdad de derechos de hombres y mujeres, deseando que puedan llegar, en todo el mundo, a gozar de igual manera de la justicia social, en una humanidad organizada en sociedades libres y fraternales. Cuevas agrega que "hoy en día tenemos ministras, carabineras, bomberas y ser masona es lo mismo. Ellas trabajan muy bien, sobre todo en las ceremonias y ritos masónicos que son iguales para hombres y mujeres. No es bueno que les cerremos puertas a las mujeres, son tan importantes como los hombres".

Por: Carlos Martin
@carlosf_martin
Fotografía: Daniel Esquivel