AMIGOS DEL BLOG

martes, 18 de septiembre de 2018

El Manuscrito de Regius (1390)

El Manuscrito de Regius (1390)

El Manuscrito de Regius, también llamado el Manuscrito de Halliwell, es un largo poema de 794 versos, destinado a determinar, con todos los detalles, los deberes y obligaciones de los cortadores de piedras y las capas de albañiles de la Artesanía y la Geometría. Se considera el más antiguo de los cientos de Old Charges o Ancient Regulations (1) para el gobierno de la masonería en Gran Bretaña. 

No tiene fecha, pero su giro de frases y su contenido sugieren que fue escrito por uno o incluso varios eruditos o empleados (2), unos años antes del establecimiento de la Iglesia (Anglicana) de Inglaterra en 1534, como un contador argumento a un estatuto de 1425 que prohibió las congregaciones anuales y las confederaciones de albañiles (3). El hecho de que esté escrito en verso que rima hace que este manuscrito sea único.

El contexto - La gramática y el estilo de escritura indican que el Regius Ms fue escrito en Shropshire y es consistente con el abandono de las costumbres normandas en la corte de Inglaterra. Recuerde a este respecto que fue en 1361 que el rey Eduardo III decidió abandonar. el idioma normando de sus antepasados ​​como el oficial en su Reino.

En 1390, el joven rey francés Carlos VI (1368-1422) mostró sus primeros signos de demencia; en Inglaterra, el rey reinante era Ricardo II (1367-1400), hijo de Eduardo de Woodstock, el Príncipe Negro. Los dos países seguían en guerra entre ellos, en disputa por las posesiones de tierras continentales, y la propia Inglaterra estaba sujeta a rivalidades políticas que pronto harían que el soberano fuera depuesto y encarcelado.

El documento - Originalmente el Regius Ms se pensó que se escribió alrededor de 1390; estudios históricos recientes lo han fechado en el primer cuarto del siglo XV. Fue mencionado, en 1670, en el inventario de John Theyer, antes de ser archivado en la Biblioteca Real del Rey Jorge II, quien lo donó, en 1757, al Museo Británico, para formar los comienzos de la Biblioteca Británica. 

El Regius fue publicado por primera vez en 1840 por un hombre llamado James Orchard Halliwell, de ahí su otro nombre: Halliwell Manuscript. 

http://theoldcharges.com/chapter-6.html

lunes, 17 de septiembre de 2018

Las ordenanzas de York (1370)

Las ordenanzas de York (1370)

Una importante ciudad comercial y cultural del norte de Inglaterra, a lo largo de la Edad Media, York fue un centro cristiano primitivo. Su primera catedral (que data de 627) fue destruida por un incendio en 1137. La catedral actual fue construida durante un período de 250 años desde 1220 hasta 1472, cuando fue oficialmente consagrada.

La antigua capital del reino de Northumbria es la sede de la Catedral y la Iglesia Metropolitana de San Pedro en York (generalmente llamada Catedral de York), el edificio religioso más grande del mundo occidental; dominado por tres torres, una de ellas de 200 pies de altura. 

La catedral es famosa por la pureza de su arquitectura, la riqueza de sus fachadas y la calidad de sus esculturas. Sus dimensiones también son considerables: su longitud es de 518 pies, su altura del coro es de 102 pies. Tiene la nave más ancha de Europa.

El contexto: cuando el Capítulo de la Catedral de San Pedro firmó un contrato con los canteros, el jardinero y los albañiles para la reconstrucción del edificio en 1370, Inglaterra estaba bajo el gobierno del Rey Eduardo III; quien había decidido en 1361 que el francés normando ya no sería el idioma oficial del reino. Es el tiempo de la Guerra de los Cien Años (1337-1453). 

Edward se declaró a sí mismo como el soberano natural del reino de Francia en 1369 provocando la guerra de los franceses.

En el otro lado del Canal, Carlos V (1338-1380) llamó "El Sabio" - cuyo padre vendió Aquitania y varias otras posesiones francesas al Rey de Inglaterra después de la derrota de Poitiers (1356) - buscó restaurar y fortalecer su Reino. 

El documento titulado "Ordenanzas de albañiles de York Minster" forma parte de una serie de manuscritos escritos en pergamino que actualmente están en poder de la biblioteca de la Catedral; y fue escrito en inglés antiguo; como se reproduce en The Fabric Rolls of York Minster, un libro publicado en 1859, con esta mención: 

"El 31 de octubre de 1370, el Maestro Robert de Patrington, y otros doce albañiles, comparecieron ante el Capítulo y juraron observar estas reglas, en el siguiente término: Lordes, si se trata de tus wyles, te lo otorgamos para que se pare en nuestros werkes verdaderamente a nuestro alcance ", etc.

http://theoldcharges.com/chapter-5.html

domingo, 16 de septiembre de 2018

Retales de Masoneria Nº 87 - Septiembre 2018

Retales de Masoneria Nº 87 - Septiembre 2018



Entre otros muchos, podrá disfrutar de los siguientes artículos.

Operatividad y masonería especulativa
Escalera de caracol y la espiral
La Rosa Cruz
El velo del misterio masónico
The Twelve Labors of Hercules (4 of 5). 

Enlaces para lectura o descarga web

Issuu:
http://bit.ly/2pasSsA
Mas enlaces en nuestro blog oficial:


Las Regulaciones de Londres para los masones (1356)

Las Regulaciones de Londres para los masones (1356)

En 1356, para poner fin a un violento conflicto entre los albañiles (1) y las capas de albañil (o instaladores) (2), las autoridades de Londres, actuando en nombre del Rey de Inglaterra, Eduardo III (1312-1377), elaboraron reglamentos especiales para organizar el arte de la construcción de piedra. Esas reglas corporativas se fortalecieron durante el siglo siguiente, con la creación de una Compañía de Masones de Londres en 1481.

El lugar - Fundado bajo el nombre de Londinium por los romanos después de la conquista de Gran Bretaña por las legiones de Claudio, en la década de 1350 Londres era un verdadero pueblo fantasma, su población se redujo a la mitad en dos años por la peste más conocida como la Muerte Negra. 

Por lo tanto, dentro de sus muros había un gran número de trabajadores y comerciantes de todos los orígenes y, como resultado de la escasez de mano de obra y la dislocación causada por la muerte masiva e indiscriminada de la peste, un deterioro significativo de las condiciones sociales locales.

El contexto - En términos de acontecimientos políticos y militares, Inglaterra y Francia estaban luchando contra la Guerra de los Cien Años, iniciada en 1337 por la confiscación de la provincia de Aquitania de los ingleses por Felipe VI (1293-1350). En 1346, Eduardo III derrotó a unos 60,000 franceses en Crécy, en 1356; lo hizo aún mejor al capturar a John le Bon (1330-1376) en la batalla de Poitiers, y en 1360, por un nuevo éxito militar, forzó a Francia a entrar en el ruinoso Tratado de Brétigny.

El documento - Las Regulaciones de Londres para el comercio de los masones se emitieron originalmente en francés normando francés (conocido como francés legal) el 2 de febrero de 1356 en un pergamino que actualmente se encuentra en los Archivos Metropolitanos de Londres.

A pesar de que la invasión normanda de Inglaterra por parte de Guillermo el Conquistador (c.1027-1087) había ocurrido unos 300 años antes, el francés (normando) seguía siendo el idioma oficial del Reino.

Para reproducir este documento, hemos utilizado las transcripciones en inglés de Henry Thomas Riley (Memoriales de Londres y Londres Life, 1868), Robert Freke Gould (Historia de la masonería, 1887) y Douglas Knoop (The Mediæval Mason, 1933). 

http://theoldcharges.com/chapter-4.html

sábado, 15 de septiembre de 2018

El decreto de Avignon (1326)

El decreto de Avignon (1326)

Las diversas declaraciones papales contra los francmasones son bien conocidas. La Bula emitida por el Papa Clemente XII (1652-1740) en 1738, condenando a los Liberi Muratori, (los francmasones), por "causas justas y razonables", y la bula de Benedicto XIV (1675-1740), confirmando en 1751 la decisión tomado por su predecesor, son documentos religiosos a los que se hace referencia a menudo en el curso de la Historia Masónica. 

Menos conocida y por lo tanto menos discutida es la orden emitida en junio de 1326 (unos 400 años antes) por un Consejo celebrado en Aviñón, a petición de Juan XXII (1244-1334), natural de Cahors (Francia) (1). La importancia de este documento es que establece una fecha anterior sobre la política formal de la Iglesia Católica Romana relacionada con la pertenencia de los masones a los gremios y asociaciones.

El contexto - Cuando el texto del Toro Papal concerniente a "la supresión radical de sociedades, ligas y conjuros, referidos como hermandades", por los obispos reunidos en la abadía de Saint Ruf, fue adoptado y aplicado, el Papa Juan XXII, entonces 82 años de edad , él mismo estaba involucrado en actividades principalmente temporales. 

Desde su antiguo palacio episcopal estableció una serie de programas para ampliar los Estados Pontificios, construyendo múltiples castillos y fortalezas en sus tierras y estados, organizando su administración, mientras imponía una reorganización rigurosa de las órdenes religiosas y los obispos, reformas tan impopulares como él, en diferentes ocasiones, sometidos a amenazas de envenenamiento y despido.

El documento - Parece finalmente que el Decreto de Aviñón de 1326 no tenía otro objetivo que establecer la primacía papal sobre las comunidades cristianas y seculares. Cabe señalar que cuatro años antes, el predecesor de Juan XXII, en la Santa Sede de Aviñón, el Papa Clemente V (1264-1314), había disuelto la Orden del Temple (Los Caballeros Templarios) a petición del Rey Felipe IV el Bello. (1268-1314). 

Una lectura de Historia mundial indica que el Decreto conciliar no tuvo un gran impacto en la vida social de su tiempo. A principios de los años 1300, Europa se enriqueció con nuevos edificios religiosos: la construcción de las catedrales de Ruán, Tours, Lieja, Estrasburgo y París, estuvo lejos de completarse mientras que las Logias (sitios de construcción) de las catedrales de Carcasona, Narbona, Dijon y Albi, habían sido abiertos recientemente; lo que significa, en resumen, que los grupos corporativos de masones se multiplicaron considerablemente, con cargos pero también con privilegios. 

http://theoldcharges.com/chapter-3.html

viernes, 14 de septiembre de 2018

El libro de los oficios (1268)

El libro de los oficios (1268)

Después de haber sido nombrado preboste de París, en 1261 con importantes responsabilidades en materia de justicia, policía y administración de la ciudad, Étienne Boileau (c.1200-c.1270) pronto comenzó a codificar las normas, costumbres y prácticas de las diferentes corporaciones de artesanos y trabajadores que tienen su comercio en la capital del reino francés. Hasta ese momento, la mayoría de las reglamentaciones eran simplemente tradiciones dictadas de boca en boca y, por lo tanto, sujetas a los caprichos de la memoria o a interpretaciones erróneas deliberadas en beneficio personal.

Boileau ordenó a los líderes comerciales - maestros, jurados (árbitros) o prudhommes - que se reporten al Grand Châtelet, la sede del Prévôt royal (Royal Provost) de París para enumerar los derechos, privilegios y requisitos de sus profesiones para que un Libro of Trades podría compilarse a partir del testimonio directo de los involucrados. Cuando se escribió este Libro identificó en detalle más de 100 de las 150 artesanías practicadas dentro de las paredes de París y se presentó al Rey en 1268.

Lugar y contexto - En la segunda mitad del año 1200, París - fundada 1.400 años antes en la Isla de la Ciudad con el nombre de Lutetia - se situó, con sus 150.000 habitantes, como la ciudad más poblada de la Mundo cristiano. Su ubicación, a orillas del río Sena, en el centro de una próspera región agrícola y en el cruce de caminos principales, lo convirtió en un importante centro económico. 

Sus artesanos y comerciantes se agruparon en gremios o corporaciones, que estaban celosos de su territorio y sus prerrogativas. Esto condujo a un conflicto legal y físico. En ese momento, los tribunales estaban obstruidos con reclamos y disputas internas, mientras que en las calles se producían enfrentamientos públicos y peleas entre residentes sedentarios y extranjeros itinerantes.

Frente a los disturbios, Luis IX (1214-1270) decidió que las nuevas reglamentaciones constituían la mejor forma de pacificación y control de todas las actividades locales, y la mejor manera de asegurar ingresos regulares a través de impuestos reales. Las regulaciones de Étienne Boileau rigen la artesanía francesa durante los próximos 500 años.

El documento - The Book of Trades está dividido en seis partes, la última incluye, entre otros, a los Potters y Platers, como los Albañiles, Canteros, Yeseros y Morteros. Es esta sección la que interesa a los francmasones modernos y así se cita en esta publicación. 

Debe notarse que el primer códice del Libro de Oficios, también llamado Libro Blanco o Primer Libro de Manualidades, ha sido destruido por un incendio en la Cámara de Cuentas (Chambre des Comptes) en 1737, pero se han copiado sus contenidos. conservado hasta este día. 

http://theoldcharges.com/chapter-2.html

jueves, 13 de septiembre de 2018

Estatutos de Bolonia (1248)

Antiguos manuscritos masónicos y antiguas constituciones

Se cree que los Old Charges se usaron para hacer un Mason en los viejos días de los masones operativos. Son llamados por muchos nombres: "Antient" (palabra arcaica para "Antiguo") Manuscritos, Manuscritos Masónicos Antiguos, Constituciones Antiguas (o Antient), Leyendas del Arte, Manuscritos Góticos, Constituciones Góticas y Viejos Registros.

Los Old Charges son documentos que nos han llegado desde el siglo XIV y sus leyendas, reglas y regulaciones ahora se incorporan a nuestra historia tradicional.

La composición física de estos documentos se encuentra en forma de papel manuscrito y rollos de pergamino, cada unidad ha sido cosida o pegada o está compuesta por hojas escritas a mano cosidas en forma de libro, así como también en la forma más familiar y moderna. , forma de libro impreso.

Se ha encontrado que algunos de estos manuscritos antiguos se han incorporado a los Libros de Minuta de las logias. Se extienden en fecha estimada desde 1390 hasta 1717. Algunos de ellos son especímenes de escritura gótica. La mayoría de ellos están en la custodia del Museo Británico y la Biblioteca Masónica de West Yorkshire, Inglaterra.

A partir de esta fecha entregaremos un comentario diario sobre cada uno de estos documentos, a fin de tener por lo menos una idea somera sobre cada una de ellas, ya que constituyen el ADN de la masonería especulativa.

Herbert Oré Belsuzarri 33°

Estatutos de Bolonia (1248)

El título del documento es claro, a pesar de su fórmula latina ción del siglo XIII: Statuta et Ordinamenta Societatis magistrorum muri et lignaminis; lo que es, en inglés moderno: Estatutos y Regulaciones de la Sociedad de Maestros del Muro y el Marco - o si lo prefiere: Unión, Asociación, Liga, Hermandad o Compañía de Masones de Piedra y Carpinteros. 

Consiste en una colección de dieciséis páginas de pergamino, que oficialmente se fecha el octavo día de agosto de 1248, el año de su aplicación en la ciudad de Bolonia.

La ubicación - Bolonia está en el norte de la península italiana, a medio camino entre Ravenna y Parma. Establecido en aproximadamente 500 años antes de Cristo por los etruscos, se convirtió en un importante asentamiento romano antes de evolucionar hacia una próspera ciudad medieval y miembro de la Liga Lombarda. En 1088, fundó la primera universidad europea y se estableció como un centro de investigación en la exégesis de la antigua ley romana.

El contexto - En el siglo XIII, Bolonia presentó, con sus 50,000 habitantes, una próspera economía que generosamente benefició a sus burgueses, ricos mercaderes o comerciantes ahorrativos. 

La ciudad se hizo famosa por sus lujosos palacios y torres: más altos o más bajos, verdaderos y perpendiculares o más o menos inclinados. No sabemos hoy si fueron utilizados como residencias o fortalezas ... 

Este alto nivel de construcción creó una demanda constante de albañiles y carpinteros, en su mayoría procedentes de otras ciudades. Un detalle histórico: en 1256, Bolonia promulgó la Legge del Paradiso o Acto del Cielo, suprimiendo dentro de todo el alcance de sus límites municipales la servidumbre feudal y liberando esclavos.

En Francia y en otros lugares: durante el siglo XIII, Francia fue gobernada por el rey Felipe Augusto (1165-1223), San Luis (1214-1270) y Felipe el Hermoso (1268-1314). Se montó la cruzada católica contra los albigenses (1208-1229) y se construyeron o iniciaron al menos unas dos docenas de catedrales, incluidas las de Rouen (1204), Reims (1211), Toul (1221), Tours (1236) y Albi. (1282) Francia tenía unos 20,000,000 de habitantes. 

En España, Fernando III, rey de Castilla y León (1199-1252), conquistó los reinos musulmanes de Andalucía, mientras que los otros soberanos de Europa encabezaron cinco cruzadas diferentes contra los infieles de Oriente.

El documento - Con unos 61 artículos, los Estatutos de Bolonia (hoy conservados en los Archivos locales) se abren con una invocación a la Santísima Trinidad y un juramento de lealtad al Podestà Bolognese. 

Continúan con la obligación de someterse a las órdenes del Polier, el jefe de un sitio de construcción. Establecen, en detalle, los deberes, así como las multas, de todos los miembros, por cualquier ofensa cometida. Finalmente, enumeran diferentes reglas sobre los Maestros de la estructura.

http://theoldcharges.com/chapter-1.html

miércoles, 12 de septiembre de 2018

La Masonería: entre la Tradición y la Evolución

La Masonería: entre la Tradición y la Evolución


Los masones solemos ufanarnos de ser los principales artífices de los grandes cambios que ha sufrido la humanidad en su historia. Desde el advenimiento de la Masonería Especulativa (entre 1550 y 1717), la Masonería, o mejor dicho: los masones, han –hemos- sido protagonistas de las más importantes transformaciones de la sociedad occidental en su conjunto: la Revolución Industrial, la Revolución Social Francesa, la emancipación de América, así como la creación de instituciones de carácter filantrópico y social (el Escultismo, la Cruz Roja y Media Luna Rojas, los hospitales Shrinners o Alcohólicos Anónimos por ejemplo) suelen mostrarse, entre los francmasones, como la mejor muestra de la aportación masónica al mundo.

Una de las mejores y más sencillas definiciones de la Francmasonería es que se trata de una Institución “filosófica, filantrópica y progresista”; al respecto de esto último, significa que la Orden promueve el progreso y el mejor perfeccionamiento individual de cada uno de sus miembros, lo que en consecuencia llevaría al avance de la sociedad en que se desenvuelve (es decir, al perfeccionar al individuo se mejora la sociedad). Por supuesto que ésta es sólo una de las varias interpretaciones que los masones otorgan a la Masonería, habiendo otras cada una de las cuales llega a mostrar otros aspectos de la misma Orden y de acuerdo a los intereses y la búsqueda personal que cada iniciado posee. Comprometida de origen con el progreso y la evolución de los pueblos en que reside, muestra quizás una contradicción en sí misma al señalar que “es profundamente respetuosa de las leyes de la comunidad o nación en que se asienta”. Contradicción que no es tal si nos damos cuenta que no ha sido la Masonería en sí la que ha originado estos saltos históricos evolutivos del pensamiento y la acción, sino los masones en sí. Baste recordar que, por ejemplo, la participación de los HHMasones de la Gran Logia de Virginia en 1776 –George Washington, Paul Revere, John Adams y Thomas Jefferson– fue fundamental en la consecución de la Guerra Civil Americana, pero no fueron los únicos: solo nueve de los veintiséis firmantes de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, eran masones. Lo mismo puede señalarse de la emancipación de América Latina, aunque resulta ocioso ignorar la gran contribución de Francisco de Miranda y la logia Lautaro.

De la misma forma, cabe señalar que la Masonería, de acuerdo a la ideología de sus miembros, puede dividirse en dos frentes: una Masonería dogmática, conservadora y tradicionalista y otra liberal, adogmática y heterodoxa. No debe entenderse el término “conservador” a partir del fanatismo religioso o de una militancia derechista: el conservador, en términos generales, busca la permanencia del statu quo que ha venido resultándole benéfico a sus intereses o a los de la nación; así, por ejemplo, por muy socialistas que fueran los militares de la “línea dura” soviética que en 1991 intentaron dar un golpe de estado a Mikjail Gorvachov, se trataba de personas conservadoras, en el sentido estricto del término. De igual forma, no todos los liberales son masones, ni todos los masones son liberales, como se han empeñado en hacernos creer los HH de mayor edad. Sin embargo, en contraposición al conservador, el liberal lo es porque busca romper ese statu quo que por años, décadas o hasta siglos se ha mantenido, creando algo nuevo, fresco y novedoso. En el siglo XIX mexicano, la Masonería Escocesa –que hoy se califica a sí misma como juarista y liberal– era la vertiente conservadora, mientras que la Masonería Yorkina y del Nacional Mexicano lo era de la mitad liberal, más caliente o tibia según el caso. Los conservadores mexicanos pro-monárquicos y pro-europeizar al país, buscaban mantener inalterables las instituciones que habían funcionado durante la época colonial (Iglesia, nobleza, monarquía, hacendados y militares) y habían hecho de la Nueva España una potencia económica; los liberales, republicanos, pro-democráticos y con Estados Unidos como modelo a seguir, por el contrario, trataban de quebrar el molde y formar un nuevo país con nuevas instituciones. Ordo ab Chao, el Orden desde el Caos.

¿Cómo pueden convivir dos corrientes del pensamiento tan opuestas en una misma Institución y ya no digamos en una misma logia? La respuesta simbólica quizás la hallemos al centro mismo del Templo, en el Pavimento Ajedrezado: los cuadros blancos y los cuadros negros armoniosamente dispuestos y conviviendo entre sí. La otra respuesta es que la Masonería es muy grande y universal para adjetivarla en uno u otro caso. En sí, lo que la Masonería es, y de ello no cabe la menor duda, una fomentadora del librepensamiento, así sea que el individuo se cargue hacia una ideología tradicionalista-conservadora o lo haga hacia una liberal-adogmática.

Si bien la Masonería propugna por la evolución de los pueblos, ha demostrado ser lo suficientemente ortodoxa cuando se trata de sí misma, negándose a veces, a verse al espejo. Es cierto, los valores, principios y virtudes que defiende la Masonería son universales y, por lo mismo, imperecederos. La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad de los individuos y de los pueblos deben estar más vivos que nunca hoy, y la discusión en logia tan solo debiera restringirse hacia los métodos, alcances y aplicaciones de los mismos y no a la esencia de estos. En la Orden, la Tradición es importante. La Tradición en Masonería debe ser aquello que nos da un soporte y nos mantiene; conecta con el pasado y nos proyecta hacia el porvenir; son el fundamento formativo de las nuevas generaciones de masones... no obstante, la fortaleza de la Tradición depende de su capacidad para renovarse, pudiendo modificar su forma para adaptarse a nuevas circunstancias, sin perder por ello su sentido. Hay una cierta hipocresía en algunos masones que sostienen que los rituales (y en especial los Landmarks), no han sufrido alteración alguna en trescientos años, lo cual es incorrecto, pues las liturgias empleadas han ido adaptándose de forma paulatina a los cambios que exige la sociedad en la que se desenvuelve la Masonería: tan solo con comparar, por ejemplo, el ritual de primera cámara impreso por la Gran Logia Valle de México y la propia de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz (por citar dos analogías del Rito Escocés Antiguo y Aceptado hoy en día), saltan a la vista multitud de cambios y adaptaciones que desde tiempo atrás se han venido haciendo. No existe una Tradición, existen varias tradiciones. Pretender volver a lo antiguo, a lo que se hacía en 1717 o 1723 no es un cambio evolutivo, sino un salto hacia atrás, lo cual echa por tierra el concepto de “Masonería Progresista”.

Cabría aquí defender la postura del esoterista René Guénon respecto a la Tradición, quien señala que con ésta se alude a contenidos y prácticas trasmitidos durante siglos que mantienen abierta una vía de acceso a la verdad absoluta del hombre y la relación de este con Dios y la creación. Esta Tradición es única para toda la humanidad, y se manifiesta de forma superficialmente distinta en los diferentes pueblos y religiones, variando según el contexto, pero manteniendo siempre intacta la parte interior o esotérica (que es inalterable e incomunicable). La cadena se rompe con la época moderna, en la que se pierde la Tradición verdadera y solo persisten sucedáneos que no remiten a ninguna realidad trascendente, pues se trata sólo de manifestaciones físicas reproducibles, y no de realidades interiores que se externalizan a través de múltiples formas, ajustándose a los límites establecidos por la misma tradición.

Guénon nos da la pauta al señalar que la Tradición varía según el contexto, lo que he señalado con antelación. A decir del ejemplo anterior: las liturgias de Valle de México y de Veracruz no carecen de validez, pues examinándolas concienzudamente podemos argüir que mantiene incólume la parte esotérica a que alude el esoterista francés. Lo verdaderamente trágico es que el masón que escucha repetir como merolicos de plaza a los Hermanos que llevan el ritual no capte la esencia de lo que se dice y hace, no haga suyo el ritual y las enseñanzas y los principios de la Orden. En este sentido, la Tradición Masónica pierde su efecto y de las logias saldrán solo profanos bien informados del quehacer masónico y no masones bien instruidos.

En cuanto al orden administrativo, jurídico y político, la Masonería en efecto debe adaptarse a las nuevas circunstancias que imperan en el mundo. Ya pocas son las personas que utilizan una máquina de escribir y cada vez más quienes ocupan las nuevas tecnologías... pero ¡cuidado! La tecnología tampoco es la panacea ni la solución final que esperamos para resolver nuestros problemas: es tan solo una herramienta que, como todo útil de trabajo, puede usarse para bien o para mal. No obstante, la Masonería, en el campo de la evolución de las ideas, se ha venido quedando rezagada respecto al resto del mundo. No resulta extraño que a ojos vistas del profano, se nos identifique como una sociedad conservadora y tradicionalista, a la que le gusta vivir de sus pasadas glorias históricas. ¿Hemos olvidado la vocación progresista y reivindicadora de la Masonería? ¿Es que acaso la Masonería ha llegado al pináculo de sus metas y ahora ya puede descansar contenta y satisfecha del deber cumplido? Lo cierto es que la Masonería aún le debe a la humanidad la formación de nuevos masones progresistas, de una nueva generación de benefactores que continúen el legado que nos han dejado Washington, Franklin, Bolívar, Juárez, Gandhi, o Luther King y no pierda su verdadera esencia y su vocación emancipadora de individuos. Ya lo dijo el VH José Martí de forma contundente:

“HAGA HOMBRES QUIEN QUIERA HACER PUEBLOS”.

http://elcaminodelamasoneria.blogspot.com/2013/07/la-masoneria-entre-la-tradicion-y-la_13.html

martes, 11 de septiembre de 2018

Historia de la Masonería de la República de El Salvador

Historia de la Masonería de la República de El Salvador
Gran Logia Cuscatlan de El Salvador

La Gran Logia Cuscatlán de la República de El Salvador, de acuerdo a lo prescrito en el Art. 1 de su Constitución, ha sido constituida regularmente y es reconocida como el organismo rector de la Masonería Salvadoreña. Es una institución perteneciente a la Gran Familia Universal de Antiguos, Libres y Aceptados Masones, ejerce su jurisdicción masónica en todo el territorio nacional y tiene adoptadas como leyes fundamentales, los Antiguos Límites y los Antiguos Deberes de la fraternidad y entre sus preceptos fundamentales están: a) Que es una orden iniciática, filosófica, filantrópica y humanista, que procura inculcar a sus adeptos el amor a la verdad, el estudio de la moral universal, de la ciencias y de las artes, desarrollando en el corazón humano los sentimientos de abnegación y caridad, la tolerancia religiosa y los deberes de la familia b) Que está constituida por hombres libres y de buenas costumbres; c) Que son sus principios la moral universal y la ley natural, dictadas por la razón y definidas por la ciencia; d) Que reconoce la existencia de un Principio Creador o Ser Supremo, que como denominador común para todas las religiones, llama Gran Arquitecto del Universo; y e) Que no impone límites a la investigación de la verdad, proclama la libertad de conciencia y para garantizarla exige a sus miembros la tolerancia, que se traduce en el respeto a todas las convicciones individuales.

La existencia de cuerpos masónicos en El Salvador, se inició el 30 de septiembre de 1871, con la instalación de la primera Logia que se denominó “Progreso N° 5”, que dependía y estaba adscrita al Gran Oriente Centroamericano con sede en San José, Costa Rica.

La creación de una autoridad soberana para el simbolismo masónico de la República de El Salvador, se hizo realidad el 14 de julio de 1908, al constituirse la “Gran Logia de El Salvador”, bajo la dirección del Gran Maestro Carlos D’Abuisson de la Logia Excelsior N° 4, concretizándose así el deseo del Supremo Consejo Centroamericano, quien en 1899 había expresado su intención que el Simbolismo, que ya contaba con varias logias, fuese gobernado por sí en cada una de las cinco repúblicas, por lo que, el 24 de agosto de 1908 le otorgó su reconocimiento como cuerpo masónico independiente y única autoridad sobre los tres primeros grados simbólicos del R∴ E∴ A∴ y A∴

Por divergencias entre las Logias de la Obediencia autorizadas, algunas se separaron de la Gran Logia de El Salvador; por su parte, las Logias Excelsior 17, Fuerza y Materia N° 30, Morazán N° 31 y Osiris N° 32 continuaron trabajando bajo la obediencia del Gran Oriente Centroamericano y el 24 de octubre de 1909, decidieron constituir otra Gran Logia para la administración del simbolismo en que denominaron “Gran Logia Lealtad, de Libres y Aceptados Masones de la República de El Salvador, América Central”, bajo la dirección del Gran Maestro José Maximiliano Olano y Arias.

Conscientes de que la tolerancia y fraternidad son principios que inspiran la Masonería, los miembros de la Gran Logia de El Salvador y de la Gran Logia Lealtad, concluyeron sus desavenencias y desacuerdos, mediante el pacto de fusión de ambas Logias, primeramente bajo el nombre de “Gran Logia Lealtad Unida del estado de El Salvador”, nombre que no fue del agrado de la mayor parte de hermanos, razón por la que se denominó “GRAN LOGIA CUSCATLÁN” , habiéndose definido que las Logias auspiciadas serían la Rafael Reyes, Centro América, Luz de Cuscatlán, 15 de Septiembre, Excelsior N° 17, Fuerza y Materia, Osiris y Rafael Osorio, las que estaban obligadas a cambiar sus Cartas Patentes por las que la nueva Gran Logia extendería con su nueva numeración.

La sesión de instalación de la Gran Logia Cuscatlán se llevó a efecto a las diez de la mañana del día domingo 22 de septiembre de 1912, siendo su primer Gran Maestro el V∴ H∴ Mauricio Dreyfus May, en la cual los VV∴ HH∴, de acuerdo al convenio de fusión, juraron cumplir y hacer cumplir dicho pacto y obedecer estrictamente las leyes, acuerdos y decisiones de la Gran Logia Cuscatlán de Libres y Aceptados Masones. La Escritura de Constitución de la Gran Logia Cuscatlán se suscribió el 8 de junio de 1913, otorgada para su personería jurídica como “Cooperativa Gran Logia Cuscatlán” y el día 22 de enero de 1915, fueron aprobados su primera Constitución Estatutos y Reglamentos. El 28 de mayo de 1916 se autorizó para que trabajara bajo dispensa la Logia Reforma de Sonsonate, que se instaló en julio del mismo año y que trabajó en el Rito de York, con el objeto de recibir a los HH∴ visitadores americanos.

Bajo la administración del Resp∴ G∴ M∴ José Maximiliano Olano y Arias, la Gran Logia Cuscatlán amplió su radio de acción en la esfera internacional, logrando el reconocimiento de entidades regulares, entre ellas, la Gran Logia de Inglaterra y se incorporó como miembro de la Asociación Masónica Internacional, con asiento en Ginebra, Suiza.

El 16 de enero del 2015 se inauguró y consagró el primer Templo de la Gran Logia Cuscatlán, que fue destruido por el terremoto del 7 de junio de 1917.

En Tenida Extraordinaria de la Gran Logia Cuscatlán del 5 de abril de 1921, se regularizaron algunas logias que trabajaban en el Valle de San Salvador, se incorporaron, abatieron columnas y se declararon extinguidas otras, de tal manera, que para agosto de 1937, las Logias de la Obediencia adscritas a la Gran Logia Cuscatlán fueron, las Rafael Reyes N° 1, Excelsior 17 N° 3, Reforma N° 4, Hermógenes Alvarado p. N° 5, Morazán N° 7, Lux N° 8 y Fénix N° 9.

En 1936, se editó la Revista Masónica “Génesis”, que en el siguiente año sería sustituida por la llamada “Shittah”, como órgano oficial de la Masonería simbólica, con el objeto de publicar boletines y diera cabida a escritos sobre temas científicos, doctrinas filosóficas, sociales, económicas y demás comentarios en relación a la Orden.

El día 5 de noviembre de 1960 se inauguró el nuevo edificio de la Gran Logia Cuscatlán, el que también fue destruido por, un terremoto el 14 de octubre de 1986, por lo que las Logias de la Obediencia trabajaron en lugares provisionales previamente aprobados por la Gran Maestría, hasta que bajo la administración del Resp∴ G∴ M∴ Francisco Javier Arévalo Castaneda, el 30 de septiembre de 1995, en ocasión de la celebración del Día del Masón Salvadoreño, se inauguró el actual edificio Administrativo y de Grandes Eventos Masónicos.

Los Estatutos de la Gran Logia Cuscatlán se encuentran debidamente autorizados por el Ministerio de Gobernación y como consecuencia, se le confirió su personería jurídica mediante Acuerdo N° 207, publicados en el Diario Oficial N° 191, Tomo 384 del 3 de octubre de 2010. Por su parte, la última Constitución de la Gran Logia Cuscatlán con sus reglamentos está vigente a partir del 1 de enero del 2013.

Desde la fecha en que fue creada la Gran Logia Cuscatlán a la fecha han sido autorizadas nuevas Logias de la Obediencia y como en anteriores ocasiones, por diversas circunstancias otras han dejado de trabajar o cambiado de nombre, por lo que a la fecha, las activas son en número de quince, siendo estas las siguientes:

Sihuatehuacán N° 1, Santa Ana; Osiris N° 2, San Miguel; Excelsior 17 N° 3, San Salvador; Reforma N° 4, Sonsonate; Fraternidad N° 6, San Salvador; Morazán N° 7, San Salvador; Lux N° 8, San Salvador; Fénix N° 9, San Salvador; Resurección N° 10, San Salvador; Chaparrastique N° 11, San Miguel; Libertad N° 13, Atenea N° 15, Horus N° 17, Lealtad y Obediencia N° 18 y Jacques de Molay N° 19, todas con sede en San Salvador.

Asimismo, la labor masónica desarrollada desde su creación por la Gran Logia Cuscatlán por medio de sus Logias de la Obediencia en cumplimiento de sus principios y valores masónicos que proclaman la paz entre los hombres y la extinción de diferencias de raza, opiniones, creencias e intereses, uniendo a todos los hombres por lazos de solidaridad y comprensión, ha estado bajo la dirección de treinta y un Respetables Grandes Maestros, correspondiéndome el alto honor de ser el último en dirigir esta Augusta Institución; y, como consecuencia, velar por el cumplimiento de la Constitución, Estatutos y Reglamentos de la Gran Logia Cuscatlán y por la fiel observancia de los rituales y procedimientos por los que se rige.

Alejandro Salvador Zabaneh Colocho 33° 
R∴ G∴ M∴ de la Gran Logia Cuscatlán de El Salvador.

http://www.glc.sv/SV

lunes, 10 de septiembre de 2018

LA MASONERIA EN EL CUSCO

LA MASONERIA EN EL CUSCO.

No hay texto alternativo automático disponible.

RESEÑA HISTORICA:

La historia de la masonería en el Cusco podría empezar en la Época Preinca, de comprobarse lo que afirma el R:.H:. Mariano Delgado Neira, en su libro: "Korikancha Imperial: sello masónico", al referirse a la "figura esotérica de un pentagrama donde se trasluce el Compás y la Escuadra", en una hermosa portada de piedra que se aprecia en la calle Romeritos de nuestra ciudad.

O muchísimo antes, según reflexiones del R:.H:. Oscar Tejeira Cabrera, quien infiere que siendo la obra de liberación evolutiva o arquitectura anímica una Ley Kósmica, la gran obra masónica es una réplica perenne e ininterrumpida de la Creación. Concluyendo que en vano filósofos, historiadores, acuciosos hermanos investigadores buscan en las páginas del tiempo los orígenes de nuestra augusta orden: su origen está en la misma Creación, principio de todo lo que existe y vive, desde el átomo hasta la gigantesca galaxia. Pues todo vibra, late, piensa y siente el ímpetu ineludible de su evolución.
Nuestro Planeta Madre también vibra en este anhelo, y con mayor fuerza en el Tronco Andino o Columna Vertebral de la Tierra. Según reza el axioma: “Así como arriba es abajo; como abajo, arriba”, en el pequeño pero complejo cuerpo físico del ser humano la columna vertebral es conducto obligado de la circulación nádica, o impulsos bioeléctricos del cerebro, la Cordillera Andina es el cauce obligado de las energías telúrico-mentales emanadas del Logos Solar, para la vida y creación-evolución del planeta. De allí que el Cusco, asentamiento natural (“o programado por jerárquicas entidades”) en pleno plexo solar chacrico de la Cordillera Andina es centro de poderosa circulación energética de necesidad evolutiva y de recta conducta. Bajo este concepto, afirma, que es obvio pensar que la verdadera y auténtica masonería, primigenia y netamente kósmica, se instituyó y evolucionó dentro de la cuenca milenaria de los Andes.

Y desde los Andes se extendió a otros confines, cuyas huellas podemos reconocer, por ejemplo, en el misterioso alfabeto RUNICO de los países nórdico-europeos; que proviene del término RUNA (RU = letra y NA = ser o persona) que es de origen Quchua. Igualmente, en las sagas de Oriente y Occidente el JINA es un ser dotado de poder y sabiduría, que todo lo puede o hace; y en Quechua, en modos imperativo y potencial, JINAN = así es, JINA CACHUN = así sea.

Finalmente, el saludo andino, como AMA LLULLA y su respuesta JINALLATAQ QAMPAS, no son otra cosa que palabras masónicas de PASE. Así: AMMA LLULLA (no seas mentiroso o no mentir) para el primer grado; AMA SUA (no robar) para el segundo; AMA QUELLA para el tercero; AMAQHUCHI (no ser perezoso) para el cuarto y AMA QHELLE (no ser lujurioso ni sucio) para el quinto. Los demás se traducían en vivencias o experiencias.

En el tiempo de los Incas es cierta la existencia de grupos de personas escogidas para la construcción de monumentales fortalezas, palacios y templos. Constructores que aprendieron los secretos de pulir la piedra bruta bajo la dirección del Amauta APU HATUM RUNA, y que eran sometidos a rigurosas pruebas de conocimiento y actitudes morales para hacerse dignos de pasar a grados superiores: coincidencias sorprendentes con nuestros ritos y costumbres.

Es posible que logias masónicas -como las actuales- funcionaran en nuestra ciudad a partir del Virreynato. Una de ellas debió funcionar en la casa del Marqués de Valle Umbroso, en la Cuesta del Almirante. Otra, en la calle Muttuchaca, ahora Av. Sol, donde actualmente se ubica el Banco de Crédito, y antes el Banco Gibson; lugar en el que, al ser derruido por vetusto, gracias a la diligencia masónica del Q:.H;. Miguel Maldonado, entonces administrador del Banco Gibson, se encontraron, guarnecidas en dos columnas, antepechos de ventanas, que resultaron ser dos hermosas tallas de madera, una con la insignia del 2do. Grado y la otra del 3er. Grado, que actual¬mente erigen la tribuna del H:. Cap:. en nuestro Templo de las Américas; al ser entregadas por éste, al entonces V:.M:. Pedro Navarrete. Se cree que a ese taller habría asistido a las tenidas el H:. José Gabriel Condorcanqui, Túpac Amaru II.

En las postrimerías del régimen colonial, cuando el Gral. San Martín proclamaba la Independencia del Perú en Lima, el ejército realista se repliega y establece como postrera Capital del Virreinato al Cusco. En diciembre de 1821 llega el Virrey José de la Serna y permanece hasta octubre de 1824, en que marcha a ser derrotados por los patriotas en las pampas de Ayacucho. La Serna, ilustre H:. masón español, posiblemente apoyó la actividad masónica en este valle, pues coincide en el tiempo con el levantamiento de columnas de la R:.L:.S:. CONSTANCIA PERUANA Nro. 4. (Según parece del rito Escocés, según el libro: "San Martín, la Logia Lautaro y la Franc-Masonería" del historiador Fabián Onzari).

En la época auroral de nuestra Independencia, con la semilla ya fecundada del espíritu masón en el Cusco, en 1826, levanta columnas la R:.L:.S:. SOL DE HUAYNA CCAPAC Nro. 5 (Igualmente, del rito Escocés, de acuerdo al folleto: "Freemasonry in Perú", del R:.H:. Arthur M. Wholey).

Posteriormente, en el año 1937, los QQ:.HH:.. de esa época: Gral. EP Jorge Vargas, Prefecto del Cusco; José Ángel Escalante, Director del diario El Comercio del Cusco; Comandante Pedro Navarrete Arredondo; Dr. José Wagner, Director del Colegio Nacional de Ciencias; César Ugarte; Alfredo Griffen Clárendon; Carlos Lira, Administrador de la Casa Gibson; Carlos Delgado y otros, gestionaron la autoriza¬ción para levantar columnas de la R:.L:.S:. CUSI-CCOILLOR, fundándola en el solsticio del 24 de junio de 1937. Lamentablemente, esta Logia que trabajó con el rito escocés, tuvo efímera vida.

Finalmente, llegaron a este valle los HH:. Germán Navarro Gereda y Enrique Carranza, quienes supieron cumplir con entusiasmo el encargo que habían recibido del G:.M:. de M:. del Perú, M:.R:.H:. Augusto Solari Saco, de levantar columnas de una Logia en el importante Vall:. del Cusco. En octubre de 1941, organizaron un refrigerio de familia en el entonces Hotel Colón con los HH:.: Abel Revoredo Barreda, Enrique Pellegrín, Pablo Navarrete Arredondo, Manuel Quiñones Díaz, Leoncio Pérez Yáñez, César Ugarte, Miguel de Sousa Pinedo, Andrés Chávez Quintanilla, Juan P. Ochoa, Oscar Díaz y Carlos Delgado Álvarez; donde trataron la posible conformación de un Taller. El 7 de diciembre del mismo año, vuelven a reunirse en familia; esta vez se hicieron presente nuevos HH:.: Erasmo Baca (Prefecto del Cusco), Amadeo Repetto, Alberto Calle, Alfredo Griffen, Leonidas Aguilar Astete, Héctor Bejarano, Bruno Gayoso, Gregorio Reynoso, Francisco del Castillo y Arnaldo Noguera. Unos refrigerios más y, por fin, el 15 de enero de 1942, se formaliza una reunión preliminar en la casa Nro. 48, de la calle Mesón de la Estrella, ocupada por el H:. Enrique Pellegrín, y bajo el mallete regulador del R:.H:. Germán Navarro Gereda, dando así nacimiento a la R:.L:.S:. KORIKANCHA Nro. 40.

En nuestra Carta Constitutiva, de fecha 15 de abril de 1945, figuran como HH:. peticionarios, los siguientes: GERMAN NAVARRO GEREDA, ERASMO ROCA, LEONCIO PEREZ YAÑEZ, ANDRÉS CHÁVEZ QUINTANILLA, ENRIQUE PELLEGRIN, MIGUEL DE SOUSA P., ABEL REVOREDO, ALFREDO GRIFFEN, ALBERTO CALLE y CESAR UGARTE

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1638582646388669&id=1624471071133160&__tn__=K-R

domingo, 9 de septiembre de 2018

La cámara de reflexión: una técnica arcaica para lograr estados alterados de conciencia

La cámara de reflexión: una técnica arcaica para lograr estados alterados de conciencia


Es uno de los rituales masónicos existentes, tal vez el único aspecto de la iniciación que se mantiene más fiel a las prácticas de iniciación espiritual más antiguas de Homo Religiosus . Es precisamente esa conexión con las prácticas rituales de origen antiguo la que merece más consideración.

Hay misterios incrustados dentro de la Francmasonería, cuyos propósitos y orígenes lamentablemente, la corriente principal de la nave sufre hoy amnesia. Al tratar de descubrir estos secretos espirituales, metafísicos y psíquicos, el albañil promedio tiene que redescubrir el pasado hermético de nuestras tradiciones. La mayoría ha hecho esto de forma parcial y a veces defectuosa. Decir esto no es una crítica de esos esfuerzos, ni es un prefacio a la revelación de un sistema perfeccionado. El descubrimiento espiritual siempre es tentativo, parcial y está sujeto a revisión.

Sin embargo, los recursos disponibles para examinar y reconsiderar la historia masónica, y especialmente los orígenes de los rituales masónicos, se están expandiendo. Antes del siglo XIX, los textos de los primeros masones, tanto masones especulativos como aquellos que los precedieron, porque creo que los masones operativos no solo estaban dedicados a estudios espirituales especulativos, sino que con toda probabilidad sabían más sobre ellos que los masones de hoy, eran bastante supervivencias derivadas limitadas ya menudo representadas y redacciones de un puñado de obras clásicas, ellas mismas influenciadas por textos anteriores de Egipto, Oriente Medio y Oriente.


La opinión consensuada desde el siglo XVIII, al menos, es que la masonería desciende de los principios filosóficos y metafísicos del antiguo hermetismo y alquimia egipcia, las prácticas rituales del mitraísmo, las enseñanzas de los esenios, el cabalismo judío y según un subconjunto de las tradiciones masónicas. , los Caballeros Templarios. Dependiendo de qué albañiles preguntes, la respuesta correcta es "cualquiera de los anteriores", "todo lo anterior" o "ninguno", porque la única razón por la que existe este conjunto complejo de tradiciones rituales es para que los hombres aburridos puedan escapar de gastar su por la noche con sus esposas ". Si sospechas que considero que la explicación del" club social "de la Francmasonería es espuria, en verdad eres astuto.

Por mi parte, creo que los elementos de todos los supuestos antecedentes espirituales y filosóficos de la francmasonería señalados en el párrafo anterior son las fuentes precisas de sus tradiciones. Debe enfatizarse, aunque realmente no debería ser necesario, que no es necesario probar ninguna línea de herencia documentable para hacer tal reclamo. En verdad, buscar una herencia tan directa realmente no tiene sentido. La masonería es el heredero espiritual e intelectual de esas tradiciones, haya existido o no algún linaje directo. Las ideas, las filosofías y las creencias resurgirán en el espacio y el tiempo donde y cuando haya personas abiertas a lo que tienen que ofrecer, como lo ha documentado la historia y la historia de la masonería.


Las disciplinas modernas de Antropología, Etnología, Folclore y Estudios de la Vida Folklórica, así como los elementos más visionarios dentro de los Estudios Religiosos, han desarrollado una comprensión mucho más matizada y detallada de las prácticas espirituales humanas pasadas y presentes en todo el mundo. La erudición moderna ha refinado nuestra conciencia de los antiguos orígenes de prácticas relacionadas con la conciencia alterada, incluido el uso de enteógenos y oneirogens (plantas alucinógenas espiritualmente potentes y plantas inductoras de sueño o visión) así como una amplia gama de otras metodologías no vegetales para inducir estados alternativos de conciencia, visionario, extático y trance. Algunos han especulado que el descubrimiento accidental de sustancias alucinógenas fue la inspiración inicial para la búsqueda de Dios por la humanidad,

Si nos fijamos en las fuentes clásicas, las primeras influencias sobre la francmasonería moderna, un par de textos se destacan. Quizás el más importante de ellos son los diálogos del ensayo de Platón y Porphory "En la cueva de las ninfas de Homero". Examinando estos, podemos ver posibles fuentes para algunas de las posiciones filosóficas de la masonería, y al menos uno de sus rituales: la Cámara de Reflexión .


Platón presenta su comprensión de la condición humana con una imagen de seres no iluminados a quienes describe como aprisionados en lo que hoy podríamos describir como oscuridad psicológica, sin darse cuenta de los límites de su comprensión. Un individuo afortunado puede liberarse de las limitaciones de esta "cueva" y como resultado de la superación personal, como lo describe Carl Jung, toma conciencia del valor moral y ético superior de la experiencia. Los masones modernos, como Platón, ven a este tipo de individuo iluminado como capaz de servir como fuente de liderazgo moral en la sociedad en general. Los francmasones se ven y se ven a sí mismos como encarnando este modelo.

Una posible, si no la fuente probable de las imágenes utilizadas en el desarrollo del ritual masónico de la Cámara de Reflexión pueden ser las palabras de Porfirio. Pórfido recurrió repetidamente a Misterios Mitráicos afirmando que "los persas, que significan místicamente el descenso del alma a las regiones sublunarias, y su regresión desde allí, inician al místico (o al que es admitido a los ritos sagrados arcanos) en un lugar que ellos denominar una caverna. "Si bien esto puede ser un tramo, el razonamiento deductivo lo sugiere como una posibilidad real, y también explicaría las eventuales afirmaciones de los masones de que son herederos de los misterios mitráicos.


Volviendo a la tecnología espiritual detrás de la Cámara de Reflexión, debemos mirar más allá de los mitos y leyendas con los que algunos en la Francmasonería vinculan sus rituales con el Mitraísmo e incluso sus fundamentos filosóficos en la Filosofía Griega. Dado que los detalles reales del mitraísmo permanecen, a pesar de todo el escrutinio al que han estado sometidos a lo largo de los siglos, en gran parte oscurecidos, debemos examinar otras fuentes de información. Si bien podemos sentir la tentación de mirar los modernos descubrimientos de espacios rituales aparentemente antiguos en las cuevas europeas del Paleolítico como Lascaux, Chauvet, Coliboaia y El Castillo y espacios similares muy decorados en África, Australia y América del Sur, nos sentimos frustrados porque lo que finalmente fueron los usos que la humanidad antigua hizo de estos espacios para permanecer, como los detalles del mitraísmo, indeterminados. Sin embargo, no somos menos,

Gracias a la investigación de las ciencias sociales modernas, somos conscientes de un conjunto casi universal de prácticas espirituales de lo que antes se refería peyorativamente a las sociedades "primitivas". Tenemos documentación de técnicas humanas para alterar la conciencia con propósitos espirituales. También nos beneficiamos de extensos escritos teóricos que relacionan estas prácticas recientes con las de poblaciones antiguas. De hecho, se ha argumentado que tales técnicas forman la base de las religiones del mundo. Mientras que el término "chamanismo" es problemático, no solo porque los académicos que primero usaron el término en sus escritos fueron quizás culpables de utilizar un nombre con referencias culturales muy específicas para un conjunto más amplio de fenómenos que nunca fue diseñado para abarcar,


La evidencia del arte rupestre, que se remonta quizás hasta 30,000 años, sugiere el uso de cuevas para propósitos rituales. La ubicación de algunas de estas cuevas sugiere que ha sido necesario arduo esfuerzo para llegar incluso a estas antiguas cámaras rituales. Se puede deducir que la soledad experimentada en tales cuevas sirvió como una técnica iniciática destinada a explorar la psique.

Mientras que las técnicas chamánicas modernas enfatizan tanto el movimiento como las técnicas de conducción sonora o auditiva (danza y tambores), se debe tener en cuenta que existen técnicas más pasivas bien documentadas que existen en diversas tradiciones ahora identificadas como chamánicas o que contienen elementos chamánicos. Patanjali, en los Yoga Sutras, distinguió entre "samadhi con apoyo" (meditación de consentramiento) y "samadhi sin apoyo" (meditación de apertura). Por esto, se refirió respectivamente a la meditación que fijaba la atención sobre un objeto, pensamiento o incluso una palabra y una meditación en la que no se usa ningún objeto de enfoque intencional, sino más bien en el que el individuo atiende a los pensamientos o imágenes que le presenta su mente inconsciente.


Debería quedar claro a estas alturas que se puede considerar que la Cámara de Reflexión participa de elementos de ambos enfoques. La imaginación masónica combina las historias proporcionadas por los escritores griegos, las imágenes exóticas del mitraísmo, con lo que puede (o no) haber sido un descubrimiento intuitivo de una técnica que cuando se combina con un ritual iniciático, que también descansa sobre modelos y tecnologías antiguas del espíritu, de manera bastante efectiva sirve para intensificar y mejorar la experiencia de los estados alterados de conciencia destinados a inspirar el crecimiento de la autoconciencia y la iluminación.

http://hedgemason.blogspot.com/2015/05/the-chamber-of-reflection-ancient.html

sábado, 8 de septiembre de 2018

Los Grados y Rituales de la Masonería en los Siglos XVII

Los Grados y Rituales de la Masonería en los Siglos XVII

Masones de Pensilvania

Común en la mayoría de los comercios, la masonería medievel reconoció tres grados de nave artesanal, aprendiz, oficial y maestro.Un aprendiz, nivel uno, necesita aprender su oficio para convertirse en oficial, nivel dos, luego está codificado para hacer todos los feudos de la artesanía de mampostería. Después de muchos años de trabajo en el oficio de albañilería, el oficial al que se traslada, el Maestro, nivel tres, el Maestro también es el gerente del proyecto y, a menudo también el Arquitecto. 

Las estatuas de Schaw de 1598 muestran cómo esto se había evitado en el sistema de logias de la masonería escocesa. Un aprendiz, después de cumplir este término de siete años en el oficio, puede optar por pagar para unirse a la logia, convirtiéndose en un "aprendiz inscrito".Al Joourneyman se lo conocía como "Fellows" o Fellows of the Craft ". Los miembros del Lodge eran" Brithers "(Hermanos), un término legal escocés para aquellos unidos por un Juramento. El" Maestro "era simplemente el albañil a cargo del albergue. 

Si bien el juramento de algún tipo de juramento se remonta a los primeros registros registrados de la masonería organizada, los primeros rituales registrados no son hasta 1696, en el manuscrito de la Edinburgh Register House. Con esta entrada y documentación adicional de la misma época, encontrada en el Trinity College de Dublín, en un manuscrito fechado en 1711, es seguro deducir que el arte del ritual en las logias masónicas se formó a fines del 17 y al comienzo de los siglos XVIII. Tomar un juramento es un poco más difícil de precisar, pero sería seguro asumir que fue en la misma época o poco después.

Grados de Masonería 

Primer grado
Aprendiz ingresado

Masones de Pensilvania

Cuando el candidato ingresó por primera vez en la logia, su condición de Aprendiz ingresado está representada por el Rough Ashlar, el primero de un conjunto de tres símbolos que es la Craft llamada las Tres Joyas Inmovibles. Un sillar es una piedra de construcción, una silla de sillar es una piedra que aún no ha sido conformada en la forma requerida por su lugar en la estructura.

Segundo grado
Fellowcraft

Masones de Pensilvania

En la progresión natural, el segundo grado, Fellowcraft, sigue la lógica natural desde el primer grado. La maduración natural que se relaciona con la emergencia del yo, el inconsciente personal, el alma. Fellowcraft uno mismo se ha vuelto más activo, ha madurado a un estado en el que está listo para examinar los aspectos interiores de su pysche.

Tercer grado
Maestro Mason

Masones de Pensilvania

En el orden de los grados Master Mason es el más simbólico, una interpretación mística de la leyenda. Una reflexión más personal, un reconocimiento del ser psicológico que es y menos del ser físico. Cada candidato de tercer grado tiene una experiencia personal muy diferente al proceso. 

Las tres imágenes, mostradas arriba, son de los primeros grados de la Francmasonería; fueron creados para el Salón de Scottish Rite Regalia. La naturaleza muerta artística y ultrarrealista de los diversos elementos (delantal, gorro, cordón, tahalí, joya, anillo, guantes, etc.) de cada uno de los Grados escoceses, incluidos los primeros tres grados de la Masonería de las logias azules, el Los primeros tres grados son universales para todas las organizaciones masónicas anexas.

1992-1993, pinturas al óleo originales de Robert H. White

https://www.jsa628.org/origins-of-freemasonry-2

viernes, 7 de septiembre de 2018

Historia de la Tabla de Trazado

Historia de la Tabla de Trazado


En las épocas pasadas, cuando la existencia era peligrosa y la vida era severa, y cuando el hombre buscaba un noble propósito, los banquetes se convirtieron en una gran distracción. Su origen estaba en las demandas del cuerpo físico, pero su prevalencia se debió a los deseos sociales de su alma.

Primero hubo fiestas familiares, luego fiestas religiosas, luego fiestas nacionales y finalmente fiestas fraternales. Las fiestas que son probablemente la más antigua de todas las fiestas fraternas son las fiestas de los "Misterios" del Antiguo Egipto, los llamados "Hijos de la Luz". Las fiestas más antiguas de origen masónico, de las cuales tenemos constancia, eran las fiestas al ser "entradas", y ser "pasadas a un Compañero de la Artesanía". Cuantos años tienen, no podemos decirlo, pero se remontan más allá de los registros de la Masonería organizada.

En 1717, con el fin de revitalizar las Logias en los alrededores de Londres, se organizó una Gran Logia. La razón dada fue: "Cementar bajo un Gran Maestro como el centro de unión y armonía", y "revivir la Comunicación Trimestral y celebrar la Fiesta Anual". Este último fue el más importante, y los historiadores masónicos están bastante de acuerdo, que el movimiento fue especialmente diseñado para mejorar la "fiesta, diversión y compañerismo" de la artesanía.

Unos años más tarde, bajo la dirección del Gran Maestre, se instalaron las "Viejas, regulares y peculiares Brindis y Salud de los Francmasones". En 1723 se publicó "Las Constituciones", en la que se alentaban aún más las fiestas, y las reglas y regulaciones que las controlaban se detallaron.

Lawrence Dermott, uno de los líderes de la masonería primitiva y autor del primer "Ahiman Rezon", comentó: "Se consideró oportuno abolir la antigua costumbre de estudiar la geometría en la Logia, y algunos Hermanos más jóvenes hicieron parecer que una buena cuchillo y tenedor, en las manos de un hábil Hermano, sobre materiales adecuados, daría una mayor satisfacción y añadiría más a la cordialidad de la Logia que la mejor escala y brújula de Europa ".

De la idea de la fiesta, y el deseo de promover un mayor grado de compañerismo y parentesco en la Masonería, nació la Logia de la Mesa. Tanto el afecto de los amigos como el amor por la Fraternidad florecieron dentro de sus muros. Sus reuniones fueron más como una reunión que una Logia regular, y se convirtió en un centro de relajación, celebración e inspiración en la masonería.

The Table Lodge tenía un patrón muy inusual. Toda su reunión se llevó a cabo alrededor de la mesa y se sirvió la comida y la bebida de tal manera que no interfirieron con las otras inquietudes del Lodge. La disposición de las tablas se parecía a una herradura gigante, con el Venerable Maestro en el Este, en el centro, y ambos Vigilantes en el Oeste, en los extremos opuestos. El Lodge se abrió con una invocación y se cerró con una canción.

Al principio, hubo una dirección, seguida de muchos brindis y canciones, pero con el paso del tiempo la conferencia se omitió y disminuyó el número de brindis y canciones. La cifra final que se fijó para los brindis fue de siete, y en algunas Jurisdicciones ese número aún se conserva hoy. Pensilvania ha designado tres brindis: A la Derecha, la Gran Logia de la Fraternidad más antigua y honorable de Masones libres y aceptados de Pensilvania y la Jurisdicción Masónica. a la memoria de nuestro difunto hermano, George Washington; y a la Francmasonería en todo el mundo.

The Table Lodge es un Appiledice Masons Lodge de azulejos ingresado. Esto tuvo varias ventajas. Una, permitió la asistencia de Aprendiz ingresado y Compañerismo, y así promovió su compañerismo temprano en la Logia. El otro fue que proporcionó camareros para servir la comida durante el progreso de la reunión. Se obtuvieron del Aprendiz ingresado y Fellowcraft que estaban presentes, un procedimiento que estaba de acuerdo con la antigua costumbre, que los iniciados sirven en esa capacidad durante el período de "refrigerio" en la Logia.

En nuestros días coloniales, el Lodge de mesa era el mayor activo de la masonería. Levantó el espíritu de los Hermanos cuando el espíritu de los colonos era bajo. La comida puede haber sido limitada en estas condiciones, quizás el pan, el queso y el vino, pero el fervor estaba allí. En el momento en que la Logia de la Mesa se abrió, se agregó al discurso de los presentes una variedad de términos militares.

Bajo su hábil fórmula, los nombres de los objetos en la habitación fueron cambiados. La mesa era la Tabla de Caballete, la tela: el Estándar, la comida, los materiales, las copas convertidas en cañones, la bebida en polvo, las botellas, la servilleta, la bandera, las tenedores eran picos, los cuchillos eran espadas y las cucharas paletas Llenar el vaso era "cargarlo", y beberlo era "disparar".

Aunque los registros masónicos son breves, hay indicios de que el Table Lodge fue una experiencia agradable. El Dr. George Oliver, uno de los escritores más prolíficos de la Masonería primitiva, escribió en sus memorias sobre el efecto de la Logia de mesa sobre los presentes. Estas son sus palabras: "La canción parece tener más sabor que en compañía privada, la tostada se emocionó más vívidamente al recordarla, y la pequeña cantidad de ponche con la que fue honrada, retuvo un sabor más alto que la misma poción si se produce en una tablero privado ".

Las bebidas alcohólicas no eran un complemento necesario para el Lodge de mesa, aunque contribuyeron a las festividades en días pasados. El vino fue la libación, pero eso cambió en nuestra tierra cuando se adoptó la 18ª Enmienda. Luego, por respeto a la Ley, se seleccionó un sustituto, y aunque la Prohibición fue derogada posteriormente, la Francmasonería no hizo lo mismo. Retenía la sustitución, en parte porque siempre había advertido la moderación en el comportamiento de los masones, pero más especialmente, como una expresión de respeto por los abstinentes Hermanos en sus roles. Hoy usamos trozos de fruta o jugos, y una Jurisdicción ha autorizado recientemente un ponche con especias picantes. El jugo de uva se usa a menudo en Pensilvania.

No es lo que contiene el vidrio, sino el concepto que ofrece. Esa es la idea principal detrás de cada brindis. Nuestros Hermanos Antiguos reconocieron este hecho, incluso en la primera Logia de la Mesa, ya que aprobaron el uso del agua cuando un participante estaba tan dispuesto. Hay un viejo poema masónico, titulado, "Come Quaff the Mason's Bowl", publicado en 1847, cuando el vino era la costumbre. Enfatizó el simbolismo de la Copa en la Francmasonería.

The Table Lodge es una herencia de nuestro pasado. Se ha afirmado que "la Logia de mesa es el resumen de la doctrina masónica". Prescribía reverencia por la Divinidad y la ley moral. Reforzó la devoción que los masones tenían por la logia y el país. Aumentó la unidad y el compañerismo de la artesanía.

http://www.lodge700.org/education/table_lodge.html

jueves, 6 de septiembre de 2018

Los rufianes


Los rufianes

 Los rufianes

Como todo albañil sabe, en el corazón de nuestros misterios se encuentra una leyenda, en la cual aprendemos cómo tres indignos artesanos entraron en un complot para extorsionar a un famoso albañil, un secreto al que no tenían derecho. Todo es lo suficientemente familiar, en su configuración y secuencia; y es una parte de su iniciación que ningún albañil olvida jamás.

A pesar de su familiaridad, la escena en la que aparecen los rufianes es una de las más impresionantes que cualquier hombre haya contemplado, si no está estropeada, como a menudo es, por desgracia, una insinuación del alborotador.

Nadie puede presenciarlo sin que se sienta que hay un secreto que, a pesar de nuestro ingenio y sabiduría, aún no hemos ganado del Maestro Constructor del mundo; el misterio del mal en la vida del hombre

Para alguien que siente el pathos de la vida y reflexiona sobre su misterio, una parte de la tragedia es el hecho de que el gran hombre, esforzándose por el bien de la raza, se ve afectado tan a menudo cuando el objetivo de su trabajo está casi a su alcance.

Como Lincoln recibió un disparo en una hora cuando más se necesitaba. Tampoco es un ejemplo aislado. La sombra yace oscura sobre las páginas de la historia en todas las épocas.

La pregunta es desconcertante: ¿por qué los hombres malvados, actuando por motivos humildes y con fines egoístas, tienen el poder de arrojar a la raza a la confusión y arruinar a todos, derrotando al mismo fin al que apuntan?

¿Es verdad que todas las cosas santas de la vida, las mismas cosas que lo hacen digno de ser vivido, se encuentran bajo el riesgo y expuestas al peligro de las fuerzas del mal? y si es así, ¿por qué debería ser así?

Si no podemos responder a estas preguntas, al menos podemos pedirle a alguien más cercano. Como todo en la Masonería es simbólico, ¿quiénes son los tres rufianes y qué intentan decirnos las leyendas? Por supuesto que conocemos los nombres que llevan, pero ¿cuál es la verdad detrás de todo lo que nos ayudará a saber?

Como es cierto para todos los símbolos masónicos, se han encontrado tantos significados como ha habido buscadores.

Todo depende de la clave con la que cada buscador se propone desbloquear el significado de la Masonería. Para aquellos que trazan nuestro simbolismo a la antigua adoración solar, los tres rufianes son los tres meses de invierno que planean asesinar la belleza y la gloria del verano, destruyendo el calor vivificante del sol. Para aquellos que encuentran el origen de la Masonería en los Antiguos Misterios de Egipto, es un drama de Tifón, el Espíritu del Mal, que mata al Espíritu del Bien, que resucita, a su vez triunfa sobre la muerte.

No pocos encuentran el cumplimiento de este drama más antiguo de la vida y la muerte de Jesús, quien fue ejecutado fuera de la puerta de la ciudad por tres de los rufianes más despiadados: el sacerdote, el político y la mafia.

Cuál de los tres es el peor enemigo de la humanidad es difícil de decir, pero cuando trabajan juntos, como suelen hacer, no hay ningún delito contra el hombre del que no hayan sido culpables.

Algunos que piensan que la Masonería, tal como la conocemos, surgió de la caída de los Caballeros Templarios, identifican a los tres asesinos, como se los llama en las logias de Europa, con tres caballeros renegados que acusaron falsamente a la Orden y ayudaron El Rey Felipe y el Papa Clemente para abolir el Templarismo, y matar a su Gran Maestro. Muy pocos ven en Cromwell y sus adherentes a los conspiradores, matando a Carlos el Primero.

Es evidente que debemos retroceder más y más profundamente si queremos encontrar a los verdaderos rufianes, que todavía están prófugos, Albert Pike identificó a los tres hermanos que son los mayores enemigos del bienestar individual y el progreso social como Kingcraft, Priestcraft y la ignorante Mob-Mind. Juntos conspiran para destruir la libertad, sin la cual el hombre no puede avanzar.

El primero da un golpe en la garganta, el asiento de la libertad de expresión, y eso es una herida mortal. El segundo golpea en el corazón, el hogar de la libertad de conciencia, y eso es casi fatal, ya que emite el último rayo de luz Divina por el cual el hombre es guiado. El tercero de los conspiradores asquerosos mata a su víctima con un golpe en el cerebro, que es el trono de la libertad de pensamiento.

Ninguna lección podría ser más clara; está escrito en cada página del pasado. Si por apatía, negligencia o estupidez sufrimos la libertad de expresión, la conciencia libre y el pensamiento libre para ser destruidos por el arte del rey, la superchería o la mente de la mafia, o porque los tres trabajen juntos, porque son hermanos y suelen ir de la mano, el templo de Dios está oscuro, no hay diseños sobre el caballete, y el resultado es la holgazanería, la confusión y el caos. Es una parábola de la historia, una imagen de muchas edades en el pasado de las cuales leemos.

Porque, donde no hay luz de Visión Divina, el fuego del Altar se extingue. La gente 'muere', como nos dice la Biblia; literalmente se convierten en una mafia, que es solo otra forma de decir lo mismo. No hay diseños en el caballete; es decir, sin liderazgo. Caos vuelve otra vez, inevitablemente así cuando se apagan todas las luces, y las personas son como ejércitos ignorantes que chocan de noche.

De los tres rufianes, el más terrible, el más despiadado, el más brutal es el ignorante Mob-Mind. Ningún tirano, ningún sacerdote puede reducir a una nación a la esclavitud y el control hasta que se pierda en la oscuridad de la ignorancia. Por ignorancia no nos referimos simplemente a la falta de conocimiento, sino al estado mental en que los hombres se niegan, o tienen miedo, a pensar, a razonar, a indagar. Cuando 'van las grandes libertades de la mente', todo se pierde.

Después de esto, Pike expuso el significado de los tres rufianes, que se roban a sí mismos, mientras roban a sus compañeros artesanos, el secreto más preciado de la vida personal y social. Un secreto, déjalo ser agregado, que no puede ser extorsionado, pero solo se gana cuando somos dignos de recibirlo y tenemos el ingenio y el coraje para mantenerlo. Porque, por extraño que parezca, no podemos tener verdadera libertad hasta que estemos preparados para ello, y solo podemos ser dignos de ello buscándolo y esforzándonos por alcanzarlo.

Pero algunos de nosotros vamos más allá y encontramos a los mismos tres rufianes más cerca de casa escondiéndonos en nuestros propios corazones. Y naturalmente, porque la sociedad es solo el individuo grande; y lo que los hombres están juntos está determinado por lo que cada uno es solo. Si supiéramos quiénes son en realidad los rufianes, solo tenemos que preguntarnos: ¿Qué tres cosas nos separan a cada uno de nosotros, destruyen el carácter, y si hacen lo que quieren o nos matan o nos convierten en rufianes? ¿Por qué hacemos el mal y estropeamos el templo de Dios en nosotros?

Tres grandes pensadores griegos buscaron hasta encontrar las tres causas del pecado en el corazón del hombre. En otras palabras, cazaron en las montañas de la mente hasta que encontraron a los rufianes.

Sócrates dijo que el jefe rufián es la ignorancia; es decir, ningún hombre en su sano juicio hace el mal a menos que esté tan cegado por la ignorancia que no vea lo correcto. Ningún hombre, dijo, viendo el bien y el mal uno al lado del otro, elegirá el mal a menos que esté demasiado ciego para ver sus resultados.

Un interés propio ilustrado lo detendría. Por lo tanto, su remedio para los males de la vida es el conocimiento: más luz, una visión más clara.

Aun así, dijo Platón, todo es verdad hasta donde llega. Pero el hecho es que los hombres sí ven lo correcto y lo incorrecto claramente, y sin embargo, en un estado de ánimo oscuro, hacen lo malo a pesar del conocimiento. Cuando la mente está tranquila y clara, la derecha es clara, pero una tormenta de pasión despierta sedimentos en el fondo de la mente, y está tan nublada que la visión clara falla. La vida del hombre es como conducir un equipo de caballos, uno domesticado y el otro salvaje.

Mientras el caballo salvaje se sostenga firmemente, todo va bien. Pero, por desgracia, con frecuencia, el caballo salvaje se suelta y hay una fuga y un naufragio.

Pero eso no es todo, dijo Aristóteles. No llegamos al fondo de la verdad del asunto a menos que admitamos el hecho y la posibilidad (en nosotros mismos y en nuestros semejantes) de una perversidad moral, un espíritu de pura travesura, que hace mal, deliberadamente y de frente a la derecha, con calma y con astucia diabólica, por el bien del mal y por amor a él. Aquí, en verdad, es el verdadero Rufián el más temido: un personaje desesperado que es, que solo puede ser vencido por la ayuda divina.

Por lo tanto, tres grandes pensadores capturan a los rufianes, ocultándonos en algún lugar de nuestras propias mentes. Significa mucho que los traigamos ante nosotros para el juicio, y feliz es el hombre que es lo suficientemente sabio como para sacarlos de la ciudad de su mente y ejecutarlos. Nada más o menos servirá. Mostrarles misericordia es invitar a la miseria y al desastre. Son despiadados y deben ser tratados despiadadamente y de inmediato.

Si parlamentamos con ellos, si nos ablandamos hacia ellos, nosotros mismos podremos convertirnos en rufianes. Las Compañerías buenas pero tontas estuvieron cerca de ser intrigadas en un horrible crimen. "Si el ojo derecho ofende, sácalo", dijo el más grande de los Maestros. Solo una cirugía celestial salvará a todo el cuerpo de la infección y la podredumbre moral. No nos atrevemos a hacer las paces con el mal, de lo contrario nos dictará antes de que nos demos cuenta.

Uno no tiene que romper la cabeza de un hermano para ser un rufián. Uno puede romper su hogar. Uno puede matar su buen nombre. La cantidad de rufianismo cortés y refinado que nos rodea todos los días es espantoso. La vigilancia es sabiduría. Solo una mente bien embaldosada, con una fiel guardia interior siempre en su puesto, puede esperar mantener el espíritu rufián fuera de su corazón y mente. Ningún sabio se atreve a ser descuidado o arriesgarse con los pensamientos, sentimientos y motivos que admite en la logia de la mente, de la cual es dueño.

Así que vivamos, miremos y trabajemos, hasta la muerte, el último Rufián, del que nadie puede escapar, nos pone en un aprieto, seguros de que ni siquiera la hora tonta oscura, que trae un sueño sin sueños sobre nuestro diván, no podrá mantenernos. de la faz de Dios, cuyo fuerte agarre nos liberará y nos sacará de las sombras hacia la Luz; de oscuros fantasmas en la Vida Eterna que no puede morir.

https://masonslibrary.org/item/128-the-ruffians