AMIGOS DEL BLOG

viernes, 17 de agosto de 2018

COSMOGRAFÍA BUDISTA TIBETANA

COSMOGRAFÍA BUDISTA TIBETANA 

La cosmografía budista tibetana guarda relación con la enseñanza e interpretación brahmánica, pero incluye asimismo ciertos elementos únicos que probablemente procedan del culto crónico mágico del Tíbet anterior a la adopción del budismo. En Jlie Tibe-tan Book Of The Dead (Oxford University Press, 1985). W. Y. Evans Wentz da una descripción de la cosmografía tiberana, y el resumen que le sigue está basado en parte en dicha descripción. 

Tanto la cosmografía budista como la hindú giran, literalmente en torno a una montaña sagrada, que actúa como eje para todos los mundos, para todos los universos. Conocida más extensamente como monte Meru, o Rirab en Tibetano, desempeña el mismo papel que el fresno Yggdrasil, que el roble-mundo finlandés o que el Árbol de la Vida. El monte Meru está rodeado de siete círculos concéntricos de aguas u océanos, separados a su vez por siete círculos concéntricos de montañas doradas. Más allá de los catorce círculos de aguas y montañas, se encuentra el círculo de los continentes o tierras firmes. Así, el universo, o más exactamente deberíamos decir el "multi-verso", ya que ocupa más de las dimensiones espaciales regulares, puede parecerse a quince círculos o esferas entrelazadas, a través de las cuales emerge la montaña sagrada. Esta definición nos da un modelo típico de las Direcciones Sagradas: Arriba, Abajo, Dentro, Este, Sur, Oeste y Norte. 

El concepto de base y ápice se emplea para definir niveles o mundos de conciencia y energía; la cima de la montaña sagrada soporta varios niveles de paraíso, el más superior de los cuales es el cielo supremo, el penúltimo dominio de ser antes del vacío o nirvana. Este vacío coincide con la copa del Árbol de la Vida, la conciencia o mundo unificado primario del Ser espiritual. En los dominios inferiores debajo de la montaña, sin embargo, se encuentran los, distintos infiernos que tradicionalmente se encuentran en el budismo o en el hinduismo, mientras que entre los infiernos y el paraíso más alto hay grados o mundos graduados. 

Dentro del monte Meru hay cuatro dominios o dimensiones, una encima de otra. La que está más arriba está ocupada por seres titánicos sobrenaturales (Asuras), expulsados de los cielos. Los tres dominios inferiores están ocupados a su vez por órdenes de espíritus o seres sobrenaturales inferiores. Esta jerarquía vertical cuádruple es similar a las que se encuentran en la angeología del misticismo y mitología judeocristianas, y ofrece una comparación interesante con la cosmografía herética descrita en la Vita Merlini medieval. 

El anillo o esfera más exterior, el decimoquinto, tiene los continentes primarios flotando sobre el océano más exterior. La esfera desdoblada en quince está cercada por una muralla de hierro, que es la barrera o umbral entre los universos, y encierra y refleja la luz del sol. de la luna y de las estrellas. Son muchos los universos postulados. Dentro de cada universo, la alternancia del fluido sutil (agua, los océanos) y de la sustancia material (las montañas) crea la resonancia de balance y de interacción. 

En el Bardo Tbódol, o Libro de los muertos (Book of The Dead) tibetano, los océanos más exteriores soportan cuatro continentes, cada uno de los cuales está localizado en una de las Cuatro Direcciones. Cada continente tiene un continente satélico diestro y siniestro, arrojando un total de doce continentes o direcciones primarias. Así. tenemos el modelo de un universo desdoblado en doce, basados en los conceptos de altitud, profundidad, y de las Cuatro Direcciones. Los continentes no son literalmente los de este planeta, sino que, de hecho, son mundos a un tiempo físicos y metafísicos. Representan, hasta un cierto punto, entidades planetarias tales como nuestra Tierra (el Continente del Sur), la Luna (el Continente Oriental), el Sol (el Continente Occidental), pero no deben confundirse con los planetas literales. Como en todas las mitologías de la creación, las direcciones y mundos representan potencialidades al igual que actualidades: el aire, el fuego, el agua y la tierra, elementos de la creación, que conducen a muchos mundos a través de su resonancia inherente, o potencialidad como puertas o formas de poder transformativo. 

El propio monte Meru tiene Cuatro Rostros, cada uno de los cuales es de una sustancia y color sagrados; un patrón típico sería: Plata en el Este. Jaspe en el Sur, Rubí en el Oeste y Oro en el Norte, aunque las tradiciones pueden variar. 

Las complejidades y armonías de mundos o universos entrelazados constituyen el rasgo principal del misticismo judaico y de la cosmología platónica y neoplatónica. Podemos ahora proceder a examinar algunos ejemplos típicos de estas escuelas o modos principales del Mito de la Creación.

jueves, 16 de agosto de 2018

MITO DE LA CREACIÓN BABILONIO

MITO DE LA CREACIÓN BABILONIO

Los mitos de la creación que habitualmente se mencionan como babilonios tienen su origen en un periodo muy anterior al de las grandes civilizaciones de Asur o Babilonia, las cuales los desarrollaron y perpetuaron. En un sentido arqueológico o histórico, estos mitos se encuentran entre los más antiguos documentos escritos de los mitos de la creación de cuantos se conocen en el mundo, pero no debemos dar por sentado que sean necesariamente originales o fuentes de mitos registrados en una fecha histórica posterior. Sin embargo, los mitos asirio-babilónicos nos ayudan a darnos cuenta de que los principales temas de la mitología de la creación se remontan muchos miles de años en el tiempo en el caso de determinadas culturas o civilizaciones. Dicho en pocas palabras, los orígenes de estos mitos se remontan por lo menos a las civilizaciones sumeria y acadia, que nacieron en las fértiles orillas inferiores de los ríos Tigris y Eufrates, en fechas tan tempranas como el año 3000 a. C., posiblemente incluso antes.

El mito de la creación de los babilonios, quienes lo desarrollaron a partir de los súmerios y de los acadios para dar lugar a una de las mayores civilizaciones que se hayan conocido, se conserva en siete tablillas inscritas, las cuales, junto con otros textos, dieron excavadas de la biblioteca de Asurbanipal, en Nínive. Las tablillas datan de alrededor del año 1000 a. C., y entra dentro de lo posible que tengan su fundamento en fuentes anteriores, casi con seguridad inscripciones o tradiciones orales más antiguas. 

LA CREACIÓN A PARTIR DE LAS AGUAS 

Son dos los elementos o principios de agua primarios descritos en el mito de la creación babilónico: Tiamat, o agua salada y amarga, y Apsu, o agua dulce. De la mezcla de estas dos fuentes primarias polarizadas surgió Mummu, las olas tumultuosas, del que procede la creación de los otros seres. 

Apsu era, más específicamente un abismo acuoso que rodeaba la tierra primaria, descrita a su vez como un disco con altas montañas en su perímetro. Las montañas servían de soporte a los cielos, mientras ellas se apoyaban a su vez en las aguas de Apsu. Todas las fuentes que llegaban hasta la superficie de la tierra procedían de Apsu, que tenía una connotación de un principio masculino. Pero en este primer estadio el abismo que rellenaba Apsu no contenía tierra alguna. 

Tiamat era un principio femenino, y estaba comprendido dentro de los mares primarios, que eran salados. Se interpretaba a Tiamat como un caótico poder procreador, a menudo hostil a las funciones organizativas de los dioses y diosas posteriores. El concepto de Mummu, las olas tumultuosas, es el resultado de la interacción de dos fuerzas polarizadas, lo cual no difiere de algunas teorías de la física moderna, según las cuales las olas o resonancias de energía interactúan para formar el universo. 

A medida que la mitología avanza desde las fuerzas primarias hacia entidades cada vez más detalladas, encontramos el nacimiento de dos serpientes, Lakhmu y Lakhamu, que a su vez generan a Anshar y Kishar. Estos últimos eran poderes masculino y femenino, que representaban a los primeros mundos celestial y terrenal, o superior e inferior, formas éstas más tempranas del cielo estrellado y de la tierra del planeta creado. De Anshar y Kishar nacieron dos órdenes de seres espirituales, los Igigi, o dioses del firmamento, y los Anunnaki, o dioses del mundo subterráneo, que también habitaban en la tierra. De esa manera, el patrón polarizado, que comenzó en el abismo cósmico con las aguas de Apsu y Tiamat, quedaba directamente reflejado en la división, o mejor aún, en la polarización complementaría, de los dioses que están sobre la tierra y los que están debajo de la tierra. 

Los dioses recién creados eran tan enérgicos que pertubaron el descanso primordial de Apsu, quien, junto con Tiamat, proyectó su destrucción. El gran dios Ea, sin embargo, se percató de dicho plan a través de su percepción de cuanto iba a suceder. Empleando una poderosa magia atrapó a Apsu y a Mummu, ganándose así el odio de Tiamat. El desarrollo posterior de los mitos comprende el creciente conflicto entre los órdenes de deidades, con Tiamat generando criaturas monstruosas y poniéndose en pie de guerra para luchar contra los dioses del orden y del patrón. 

El climax de este complejo conflicto fue la batalla entablada entre Bel-Marduk, quien se convirtió en gobernante de los dioses, y Tiamat. 

Bel-Marduk responde a una de las formas más tempranas de una gran deidad solar... su imagen se filtró a través de la historia y puede encontrarse en las de San Miguel y San Jorge de la mitología cristiana, a miles de años de distancia de Babilonia. El héroe briilaníe que mata al dragón forma parte de la fase solar del mito o cosmología de la creación. Después de que Marduk matara a Tiamat, el cuerpo de ésta fue desmembrado para formar los constituyentes de un nuevo orden mundial, en el cual estaba incluida la creación de la humanidad. 

Las armas de Marduk eran elementales: un carro de tormenta, un huracán, el relámpago y un arco con flechas, así como una red. La épica de la creación describe cómo Marduk capturó a Tiamat en su red y soltó al terrible huracán sobre su rostro: 

Abrió su boca, Tiamat, para tragarle. 

Él maniobró al huracán de manera que ella no pudiera cerrar sus labios. 

El terrible viento llenó su estómago. 

Su corazón quedó embargado. 

Tuvo que mantener la boca abierta. 

Él disparó su flecha y perforó su estómago. 

Hendió sus entrañas, su corazón desgarró. 

La dejó impotente, destruyó su vida. 

Dejó caer su cuerpo y se encaramó triunfante sobre él. 

(De La épica de la creación, tablilla IV, versículos 96-104. Texto adaptado de varias traducciones). 

El descuartizamiento de Tiamat, como el de Ymir en el mito nórdico de la creación, permitió la construcción de un nuevo mundo. Con la mitad de sus cuerpos hicieron los cielos o firmamento, mientras que con la otra mitad se hizo la tierra. Marduk creó seres humanos para que adorasen a los dioses y llevaran alegría a sus corazones; después de crear la humanidad creó los ríos del mundo, las plantas y los animales. Cabe señalar aquí que los mitos de la creación sitúan a menudo la aparición de la humanidad antes de la de las plantas y animales, lo cual es contrario al concepto materialista de la evolución. La enseñanza esotérica, que se encuentra en la tradición espiritual de Oriente y de Occidente, consiste en que la humanidad fue una forma muy temprana de creación, hecha a la imagen de la divinidad, y que la raza humana atravesó a su vez varias fases de involución creciente hasta alcanzar su condición actual en el mundo físico. Esto está reflejado en el mito bíblico del Jardín del Edén, según el cual la humanidad fue creada como un modelo de perfección, pero "cayó", o fue propulsada hada un mundo y un cuerpo cada vez más físicos.

Marduk adoptó rasgos de los dioses primarios, y en él quedaron vinculados los poderes de su padre Ea, y del dios primario Bel. La palabra raíz Bel, que significa brillante o resplandeciente, fue durante miles de años un poderoso nombre de dios, y puede encontrarse en muchos contextos y lenguas que hablan de una deidad solar o de un fuego. Marduk era conocido como: 

La luz del padre que lo engendró. 

Renovador de los dioses. 

Señor de encantamiento puro, que hace que los muertos

vivan otra vez,

Él, que conoce los corazones de los dioses, 

Guardián de la Justicia y de la ley. 

Creador de todas las cosas. 

De entre todos los señores el primero. 

Gobernante de Reyes. 

Pastor de Dioses. 

En este punto, la mitología de la creación se abre a los relatos de los dioses de los siete planetas, del Mundo Subterráneo, de los héroes y de la historia de la humanidad. Aunque hemos tipificado a Marduk como un dios que incorpora atributos solares, también existía una tríada importante, formada por la Luna, el Sol y Venus. Esta tríada comenzó con el dios Luna Sin, que es el padre de la gran diosa Tshtar, o Venus, y de Shamash, el Sol. Parece posible que esta tríada represente una mitología muy antigua, a la que más tarde fue incorporado Marduk. Las ramificaciones históricas y sociopolíticas de la mitología y del culto no están, como ya se ha dicho con anterioridad, directamente implicadas en el mito de la creación, ya que son desdoblamientos y desarrollos posteriores dentro de una escala temporal mítica. Incluso cuando se han hecho serios intentos por cambiar el mito de la creación por una religión potente, como el ejemplo egipcio de Akhenaton, quien desarrolló un culto solar de carácter personal contrario a la corriente de los grandes mitos y religiones, o el de la corrupción judeocristiana de los mitos de la creación más tempranos, siempre permanece algo de los fundamentos de la mitología original.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Retales de Masoneria - Nº 86 - Mes de Agosto de 2018

Retales de Masoneria - Nº 86 - Mes de Agosto de 2018


Entre otros muchos, podrá disfrutar de los siguientes artículos 

Los Signos Zodiacales en el Templo Masónico
José Martí Y La Masonería
La estrella flamigera (Viaje iniciatico del compañero hacia la maestria) 
Alquimia y masonería - Piedra filosofal y logos
The Twelve Labors of Hercules (3 of 5)

Enlaces para lectura o descarga web

Issuu:
1Fichier: 
MEGA: 
Google: 

Archivo de la revista (Todos los números)

1fichier: 
MEGA:

Descenso de ishtar al mundo inferior


Descenso de ishtar al mundo inferior

El tema central de este mito es la detención de la diosa de la fertilidad – la Inanna sumeria, la Ishtar acádica -, en el reino de los muertos y su retorno a la tierra de los vivos. El material cuneiforme existe en formas sumeria y acádica. Aunque tenga varios puntos  de contacto con la fuente más antigua, la versión semítica no es una simple traducción.

(Anverso)


A la Tierra sin Regreso, el reino de [Ereshkigal],
Ishtar, hija de Sin , [dirigió] su espíritu.
Sí,  la hija de Sin dirigió [su] espíritu
A la casa sombría, morada de Irkal[la][1],
A la casa de la que no sale quien entra,
Al camino que carece de retorno
A la casa en que los que entran están sin l[uz],
Donde el polvo es su vianda y arcilla su comida,
(Donde) no ven luz, residiendo en tinieblas,
(Donde) están vestidos como aves, con alas
por vestido.                                                                                       (10)
(Y donde) sobre la puerta y cerrojo se esparce el polvo.
Cuando Ishtar llegó a la puerta de la Tierra sin
Regreso,
Dijo (estas) palabras al portero:
“ ¡ Oh portero abre tu puerta!
¡Abre tu puerta para que pueda entrar!
Derribaré la puerta, destrozaré el cerrojo,
Quebrantaré las jambas, moveré los batientes,
Levantaré los muertos, comiendo a los vivos,
Hasta que los muertos superen a los vivos”.                                (20)
El portero abrió la boca para hablar,
Diciendo a la loada Ishtar:
“¡Detente, mi señora, no la derribes![2]
Anunciaré tu nombre a la Reina E[reshk]igal”.
El portero entró, diciendo [a] Eres[kigal]:
“He aquí, tu hermana Ishtar espera en [la puerta],
la que celebra los grandes festivales,
que agita lo profundo ante Ea, el r[ey]”.
Cuando Ereshkigal oyó esto,
Su cara palideció como un tamarindo talado,
En tanto que sus labios se oscurecían como una
caña kuninu aplastada.[3]                                                                    (30)
“Qué guió su corazón hasta mí? ¿Qué impelió su
espíritu hasta aquí?
¿Tendré que beber agua con los Anunnaki?
¿Habré de comer arcilla por pan, beber agua cena-
gosa por cerveza?
¿Habré de llorar a los hombres que dejan sus mujeres
detrás?
¿Habré de llorar a las muchachas que fueron arran-
cadas del regazo de sus amantes?
¿ (O) habré de llorar al tierno pequeñuelo que fue
enviado antes de su tiempo?[4]
Anda, portero, ábrele la puerta,
Trátala de acuerdo con las antiguas reglas”.
Fue el portero (a) abrirle la puerta:
“Entra, señora mía, que Kutah[5] se pueda alborozar
por ti,                                                                                                   (40)
Que el palacio de la Tierra sin Regreso se alegre
De tu presencia”.
Cuando la primera puerta le hizo cruzar,
Arrebató y quitó la gran corona de su cabeza.
“ Por qué, oh, portero, quitaste la gran corona de
mi cabeza?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.
Cuando la segunda puerta le hizo cruzar,
Arrebató y quitó los pendientes de sus orejas.
“ Por qué, oh, portero, quitaste los pendientes de
mis orejas?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.
Cuando la tercera puerta le hizo cruzar,
Arrebató y quitó las cadenas de su cuello.
“ Por qué, oh, portero, quitaste las cadenas de
mi cuello?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.                                                                                 (50)
Cuando la cuarta puerta le hizo cruzar,
Arrebató y quitó los adornos de su pecho.
“ Por qué, oh, portero, quitaste los adornos de
mi pecho?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.
Cuando la quinta puerta le hizo cruzar,
Arrebató y quitó el ceñidor de piedras de alum-
bramiento de sus caderas.
“ Por qué, oh, portero, quitaste el ceñidor de piedras
de alumbramiento de mis caderas?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.
Cuando la sexta puerta le hizo cruzar,
Arrebató y quitó las abrazaderas de sus manos y
pies.
“ Por qué, oh, portero, quitaste las abrazaderas de
mis manos y pies?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.
Cuando la séptima puerta le hizo cruzar,                                                   (60)
Arrebató y quitó el calzón de su cuerpo.
“ Por qué, oh, portero, quitaste el calzón de
mi cuerpo?”
“Pasa, señora mía, así son las reglas de la Dueña del
Mundo Inferior”.                                                         
Así que Ishtar hubo descendido a la Tierra sin Re-
greso,
Éreshkigal la vio y saltó violentamente a su presencia.
Ishtar, sin retroceder, voló hacia ella.
Ereshkigal abrió la boca para hablar,
Diciendo (estas) palabras a Namtar, su visir:
“¡Ve, Namtar; encierra[la] [en] mi [palacio]!
Suelta contra ella, [contra] Ishtar, las sesenta
[miserias]:
Miseria de los ojos [contra] sus [ojos],                                                         (70)
Miseria de los costados [contra] sus [costados],
Miseria del corazón con[tra su corazón],
Miseria de los pies con[tra] sus [pies],
Miseria de la cabeza con[tra su cabeza]-
¡Contra cada parte de ella, contra [todo su cuerpo]!“
Después de que la Señora Ishtar [hubo descendido al
Mundo Inferior],
El toro no cubre a la vaca, [el asno no monta a la
burra],
En la calle [el hombre no fecunda] a la doncella.
El hombre yace [ en su cámara la doncella yace
Sobre su costado],
[... y]ace [...].                                                                                                      (80)

(Reverso)

La apariencia de Papsukkal, visir de los  grandes
dioses,
Era decaída, su cara estaba [nublada].
Vestía de luto, largo cabello llevaba.
Avanzó Papsukkal, ante Sin, su padre, llorando,
Deslizándose [sus] lágrimas delante de Ea, el rey:
“Ishtar bajó al Mundo Inferior; no ha subido.
Desde que Ishtar bajó a la Tierra sin Regreso,
El toro no cubre a la vaca, el asno no monta a la
burra,
En la calle el hombre no fecunda a la doncella,
El hombre yace en su cámara,
La doncella yace sobre su costado”.                                                 (10)
Ea en su sabio corazón concibió una imagen,
Y creó a Asushunamir, un eunuco:
“Presto, Asushunamir, dirige tu rostro a la puerta
de la Tierra sin Regreso;
Las siete puertas de la Tierra sin Regreso se abri-
rán para ti.
Ereshkigal te verá y se alborozará de tu presencia.
Cuando su corazón se aquieta su talante es alegre;
Que pronuncie el juramento de los grandes dioses.
(Después) levanta tu cabeza, atendiendo a la bolsa
de agua de vida:
“Te ruego, Señora; permite que me den la bolsa de
agua de vida,
Para que su agua pueda yo beber[6]”.
En cuanto Ereshkigal oyó aquello
Se golpeó el muslo[7], se mordió el dedo :
“Me pediste algo que no debe demandarse.
¡Ven, Asushunamir, te maldeciré con una maldición
poderosa![8]
La comida de los albañales de la ciudad será tu
comida,
Los desaguaderos de la ciudad serán tu bebida.
La sombra de la pared será tu paradero,
El umbral será tu habitación,
¡Los fatuos y los sedientos abofetearán tu mejilla!”
Ereshkigal abrió la boca para hablar,
Diciendo (estas) palabras a namtar, su visir:                                           (30)
“Vamos, Namtar, llama a Egalgina[9]
Adorna los umbrales con piedra de coral,
Entra a los Anunnaki y sienta(los) en tronos de oro,
¡Salpica a Ishtar con el agua de vida y llévatela de
mi presencia!”
Se fue Namtar, llamó Egalgina,
Adornó los umbrales con piedra de coral,
Hizo sentar a los Anunnaki, sentó(los) en tronos
de oro.
Roció a Ishtar con el agua de la vida y se la llevó de su
presencia.
Cuando la primera puerta le hubo hecho cruzar,
Le devolvió el calzón de su cuerpo.
Cuando la segunda puerta le hubo hecho cruzar,                                     (40)
Le devolvió las abrazaderas de sus manos y pies.
Cuando la tercera puerta le hubo hecho cruzar,
Le devolvió el ceñidor de piedras de alumbra-
miento de sus caderas,
Cuando la cuarta puerta le hubo hecho cruzar,
Le devolvió los adornos de su pecho.
Cuando la quinta puerta le hubo hecho cruzar,
Le devolvió las cadenas de su cuello.
Cuando la sexta puerta le hubo hecho cruzar,
Le devolvió los pendientes de sus orejas.
Cuando la séptima puerta le hubo hecho cruzar,
Le devolvió la gran corona de su cabeza.
“Si no te paga el precio del rescate, hazla volver[10].
En cuanto a Tammuz, el amante de su juventud,
Lávale con agua pura, úngele con aceite suave;
Vístele con una prenda roja, deja que taña una flauta
 de lapislázuli.
Que las cortesanas giren [ a su] melodía”.
[Cuando] Belili estaba ensar[tando] sus alhajas,
[y su] seno estaba lleno de “piedras de ojo”,
Al oír el sonido de su hermano, Belili metió las
joyas en [...]
De modo que las “piedras de ojo” llenaron el [...]...
“Mi único hermano, ¡no me aportes mal ¡
El día en que Tammuz suba a mí
 Cuando con la flauta de lapislázuli (y) el anillo
de cornerina suba a mí,
Cuando con él los plañideros y las plañideras suban
a mí,
Levántense los muertos y huelan el incienso.

NOTAS:

[1] Ereshkigal, reina del mundo inferior.
[2] La puerta.
[3] Juego de palabras: shabat “aplastada”; shapat-sh[a] “los labios de ella”.
[4] Ereshkigal tendria motivos para llorar si todos los ocupantes mencionados del mundo inferior fuesen liberados por Ishtar.
[5] Nombre del mundo inferior, el topónimo acádico de Kutû.
[6] El proyecto tiene al parecer éxito porque Ereshkigal, trastornada por la belleza de asushunamir, “Su Aspecto es Brillante”, no se recobra hasta que es demasiado tarde.
[7] Gesto de enojo o burla.
[8] O léase:                        “Decretaré para ti un hado que no se olvidará,
                                          Un hado para ti,
                                         Que no se olvidará en la eternidad”
[9] Palacio de justicia.
[10] Esta continuación de las instrucciones de Ereshkigal parece estar desplazada en este pasaje, en lo que atañe a la versión N. Habla del rescate antes de que Ishtar sea sacada. La mención de Tammuz en este contexto es asimismo sorprendente. No hay indicación en la versión sumeria- en contra de los que se había supuesto- de que Tammuz haya descendido al mundo inferior. Por consiguiente, la parte final del mito seguirá oscura mientras no se encuentre material que la complete.

martes, 14 de agosto de 2018

ENUMA ELISH


 ENUMA ELISH

Cuando en lo alto

ENUMA ELISH

PRIMERA TABLILLA.

Cuando en lo alto el cielo no había sido nombrado, no había sido llamada con un nombre abajo la tierra firme, nada más había que el Apsu primordial, su progenitor, (y) Mummu-Tiamat, la que parió a todos ellos, mezcladas sus aguas como un solo cuerpo.

No había sido trenzada ninguna choza de cañas, no había aparecido marisma alguna, cuando ningún dios había recibido la existencia, no llamados por un nombre, indeterminados sus destinos, sucedió que los dioses fueron formados en su seno.

Lahmu y Lahamu fueron hechos, por un nombre fueron llamados.

Durante eternidades crecieron en edad y estatura.

Anshar y Kishar fueron formados, superando a los otros.

Prolongaron sus días, acumularon años.

Anu fue su hijo, rival de sus propios padres, sí, Anu, primogénito de Anshar, fue su igual.

Anu engendró a su imagen a Nudimmud.

Nudimmud se hizo de sus padres dueño, sabio sin par, perspicaz, fuerte y poderoso, mucho más fuerte que su abuelo Anshar.

No tenía rival entre los dioses sus hermanos.

Juntos iban y venían los hermanos divinos, alteraban a Tiamat al agitarse de un lado para otro, sí, alteraban el talante de Tiamat con sus risas en la morada del cielo.

No podía acallar Apsu sus clamores y Tiamat estaba sin habla ante su conducta.

Sus actos eran odiosos hasta [...] Aborrecible era su conducta; se hacían insufribles.

Entonces Apsu, progenitor de los grandes dioses, gritó, dirigiéndose a Mummu, su visir [conselheiro]:

«Oh Mummu, mi visir, que alegras mi espíritu, ven junto a mí y vayamos a Tiamat».

Fueron y se sentaron ante Tiamat, deliberando acerca de los dioses, sus primogénitos.

Apsu, abriendo su boca, dijo a la resplandeciente Tiamat:

«Su conducta me resulta muy odiosa.

De día no encuentro alivio ni reposo de noche.

Los destruiré, aniquilaré sus obras, para restaurar la calma. ¡Tengamos descanso!».

Tan pronto como Tiamat lo oyó, se sintió irritada y gritó a su esposo.

Gritó llena de enojo, sola en su furor, poniendo amenaza en su tono:

«¿Qué? ¿Vamos a destruir lo que hemos edificado? Su conducta, ciertamente, es enojosa, pero esperaremos con paciencia».

Entonces respondió Mummu y aconsejó a Apsu.

Malicioso y desgraciado fue el consejo de Mummu:

«Destruye, padre mío, la conducta rebelde. Así tendrás quietud de día y reposo de noche».

Cuando Apsu lo oyó, su rostro se puso radiante, por el mal que maquinaba contra los dioses sus hijos.

Mummu lo abrazó por el cuello, sentándose en sus rodillas para besarle.

Pero cuanto habían tramado entre ellos fue repetido entre los dioses, sus primogénitos.

Cuando los dioses oyeron todo aquello, se agitaron, cayeron luego en silencio y quedaron sin habla.

Soberano en saber, perfecto, ingenioso, Ea, sapientísimo, adivinó su conjura.

Un designio dominador formuló y envió, capaz hizo su conjuro contrario, soberano y santo.

Lo recitó e hizo que subsistiera en lo profundo,  derramando el sueño sobre él, despierto del todo permanece.

Cuando a Apsu tuvo postrado, cargado de sueño, Mummu, el consejero, ya no pudo excitarlo.

Aflojó su banda, se despojó de la tiara, dejó su aura y se la puso él.

Después de encadenar a Apsu, lo mató.

Ató a Mummu y lo encadenó.

Después de haber así establecido su morada sobre Apsu, se apoderó de Mummu, anillándolo por la nariz.

Después de vencer y pisotear a sus enemigos, Ea, asegurado su triunfo sobre los adversarios, descansó en su cámara sagrada sumido en paz profunda.

«Apsu» la llamó al asignar los santuarios.

Allí mismo su choza de culto estableció.

Ea y Damkina, su esposa, allí moraron en esplendor.

En la cámara de los destinos, morada de los hados, un dios fue engendrado, poderoso y sabio más que los dioses.

En el corazón de Apsu fue Marduk creado.

El que le engendró fue Ea, su padre, la que lo concibió fue Damkina, su madre.

Al pecho de la diosa fue amamantado.

La nodriza que lo crio lo hizo terrible, Seductora era su figura, la luz brillaba en sus ojos.

Señorial era su paso, soberano desde antiguo.

Cuando lo vio Ea, el padre que lo engendró, exultó y se iluminó su rostro, su corazón lleno de gozo.

Perfecto lo hizo y doble divinidad le otorgó.

Exaltado fue entre todos ellos, en todo excelente.

Perfectos eran sus miembros sin medida, imposible de comprender, difícil de percibir.

Cuatro eran sus ojos, cuatro eran sus oídos.

Cuando movía sus labios, fuego escapaba de ellos.

Grandes eran sus órganos para oír, y los ojos, en número igual, escrutaban todo.

Era el más alto de los dioses, soberana era su estatura, enormes sus miembros, era alto sobremanera.

«¡Hijito mío, hijito mío! Mi hijo, el Sol, ¡Sol de los cielos!».

Revestido del halo de diez dioses, era fuerte cual ninguno, con todos sus terribles destellos.

SEGUNDA TABLILLA.

Turbada estaba Tiamat, desvelada noche y día.

Los dioses, maliciosos, aumentaban la tormenta.

Después de haber maquinado el mal en su intimidad, a Tiamat dijeron los hermanos:

«Cuando dieron muerte a Apsu, tu consorte, no le ayudaste, y te estuviste quieta.

Aunque él creó el hacha terrible, tus entrañas se han disuelto y no tenemos reposo.

¡Permanezca en tu ánimo Apsu, tu consorte,y Mummu, que ha sido derrotado! Sola has quedado».

TERCERA TABLILLA

[...]
De entre los dioses, sus primogénitos, que formaban su asamblea, elevó ella a Kingu, entre ellos lo hizo jefe.

Dirigir las huestes, presidir la asamblea, alzar las armas para el encuentro, encabezar el combate, ordenar como jefe la batalla, todo esto puso en sus manos mientras ella lo entronizaba en el consejo:

«Para ti he pronunciado el conjuro, exaltándote en la asamblea de los dioses.

Todo poder te he dado para aconsejar a los dioses.

¡Tú eres el mayor de todos, mi consorte eres tú!

¡Tus sentencias serán firmes entre todos los Anunnaki!».

Le entregó las tablillas del destino, atadas a su pecho:

«Tu mandato será inmutable, tu palabra permanecerá».

Tan pronto como Kingu fue exaltado a la jerarquía de Anu,sobre los dioses, hijos de ella, decretaron el destino:

«Vuestra palabra hará remitir el fuego, humillará al 'arma del poder', tan potente es su golpe».

[...]
Humillado llegó ante su padre, Anshar, Y le habló de este modo, como si fuera Tiamat:

«No me basta mi mano para someterte».

Sin habla estaba Anshar, fija la mirada en el suelo, ceñudo y moviendo la cabeza ante Ea.

Todos los Anunnaki allí se congregaron.

Apretando los labios, se sentaron en silencio.

«Ningún dios, pensaban, podrá darles batalla, enfrentarse con Tiamat y salir con vida».

El Señor Anshar, padre de los dioses, se alzó majestuoso, y después de meditar en su corazón, dijo a los Anunnaki:

«Aquel cuyo vigor es poderoso nos vengará, el fuerte en la batalla, Marduk, el héroe».

[...]
«Anshar, no te inquietes; relaja tus labios.

Iré y lograré el deseo de tu corazón...

¿Es un varón el que se apresta a combatirte? ¡No es más que Tiamat, una mujer, quien te opone sus armas!

¡Oh padre mío y creador, alégrate y llénate de gozo; pronto hollarás la cerviz de Tiamat!».

CUARTA TABLILLA.

«Hijo mío, que posees toda sabiduría, calma a Tiamat con tu sagrado conjuro.

Avanza pronto sobre la carroza de la tormenta.

¡De su presencia no te echarán! ¡Hazlos retroceder!».

El señor se alegró por las palabras de su padre.

Exultante su corazón, dijo a su padre:

«Creador de los dioses, destino de los grandes dioses, si yo ciertamente, como vengador tuyo, he de vencer a Tiamat y salvar vuestras vidas, ¡convoca la asamblea, fija para mí un destino supremo!

Cuando juntos en Ubshukinna, alegres os hayáis sentado, que mi palabra en vez de la tuya fije los destinos.

Inmutable será cuanto yo haga existir.

Ni revocado ni cambiado habrá de ser el mandato de mis labios».

[...]
Cuando esto oyeron Lahmu y Lahamu, gritaron con fuerza, todos los Igigi «se lamentaron descorazonados:

«¡Qué extraño que hayan tomado tal decisión! No podemos comprender las obras de Tiamat».

Se dispusieron a emprender el viaje, todos los grandes dioses que fijan los destinos.

Llegaron a presencia de Anshar, llenando Ubshukinna.

Se besaron unos a otros en la asamblea.

Hablaban entre sí mientras se acomodaban para el banquete.

Tomaron el pan festivo, compartieron el vino, henchidos de suave licor.

Bebían y el fuerte brebaje embebía sus cuerpos.

Iban languideciendo al paso que sus ánimos se exaltaban.

Fijaron los decretos sobre Marduk, su vengador.

Le erigieron un trono principesco.

Frente a sus padres él se sentó, presidiendo.

«El más venerado eres entre los grandes dioses, tu decreto no tiene rival, tu mandato es Anu.

Tú, Marduk, eres el más venerado de todos los dioses.

QUINTA TABLILLA

Sobre todo el universo te confiamos el reinado.

Cuando tomes asiento en la asamblea, prevalecerá tu palabra.

No fallarán tus armas, aniquilarán a tus enemigos.

¡Oh Señor, perdona la vida al que en ti confía, pero quítasela al dios que eligió el mal!».

En medio pusieron un paño, a Marduk, su primogénito, hablaron:

«Señor, en verdad tu decreto prevalece entre los dioses.

Si decides crear o destruir, así se hará.

Abre tu boca, desaparecerá este paño, habla otra vez, y el paño estará entero».

A la palabra de su boca desapareció el paño.

Habló de nuevo y se rehízo el paño.

Cuando los dioses, sus padres, vieron el fruto de su palabra, gozosos le rindieron homenaje: «¡Marduk es rey!».

Le entregaron cetro, trono y palu; armas invencibles le dieron, para ahuyentar al adversario.

Fijado así el destino de Bel, los dioses, sus padres, le pusieron en el camino del éxito y la victoria.

Él se hizo un arco, que marcó como arma suya, añadió además la flecha, fijó la cuerda. Alzó la maza, la empuñó con su diestra.

Arco y carcaj fijó a su costado.

Ante sí envió el relámpago, de llama abrasadora llenó su cuerpo.

Hizo luego una red para envolver en ella a Tiamat.

Los cuatro vientos sujetó para que nada de ella escapara, el viento sur, el viento norte, el viento este, el viento oeste.

Al costado apretó la red, regalo de su padre Anu.

Soltó a Imhullu, «el viento malo», el torbellino, el huracán, el viento cuádruple, el viento séptuble, el ciclón, el viento incontenible; luego soltó los vientos que había sujetado, los siete, para remover las entrañas de Tiamat se alzaron a su zaga.

El señor agitó entonces la tempestad, su arma poderosa.

Montó en la carroza de la tormenta, terrible e irresistible.

Una cuadriga enjaezó y le unció, Matador, Implacable, Hollador, Veloz.

Afilados, ponzoñosos eran sus dientes.

Diestros en asolar, hábiles en destruir.

SEXTA TABLILLA.

Circundada de halo terrible aparecía su cabeza, avanzó el señor y siguió su camino, contra Tiamat furiosa dirigió su rostro.

En sus labios llevaba un... de pasta roja; su mano empuñaba una planta para vencer al veneno.

Entonces en torno a él se arremolinaron los dioses. El señor se dirigió a escrutar el costado de Tiamat, (y) de Kingu, su consorte, para conocer la trama cuya maldición, ante su mirada, queda deshecha, su voluntad se dispersa y su acción se confunde.

Y cuando los dioses, sus auxiliares, que marchaban a su lado, vieron al héroe valeroso, su vista se turbó.

Lanzó un grito Tiamat, sin volver el cuello, con un brutal desafío en sus labios:

«¡Demasiado importante eres para el señor de los dioses como para alzarse contra ti! ¿Se han congregado en su lugar o en el tuyo?».

Pero el señor, suscitando la tormenta, su arma poderosa, a la furiosa Tiamat lanzó estas palabras:

«Con fuerza te alzaste, mucho te has exaltado; en tu corazón te propusiste provocar la lucha, de forma que los hijos rechacen a sus padres, y tú misma que los engendraste, odias [...].

Engrandeciste a Kingu para que fuera (tu) consorte, su mando, que en derecho no le pertenece, opusiste al de Anu.

Contra Anshar, rey de los dioses, maquinas el mal; contra los dioses, mis padres, afirmaste tu maldad.

Por mucha que sea tu fuerza, por afiladas que sean tus armas, ¡Ponte en pie, para que tú y yo trabemos singular combate!».

Cuando esto oyó Tiamat, se volvió como posesa, como si perdiera la razón.

Con fuerza gritó Tiamat furiosa.

Hasta las raíces temblaron sus piernas.

Recitó un conjuro, lanzó su encantamiento, mientras los dioses guerreros aguzaban sus armas.

Entonces entablaron la lucha Tiamat y Marduk, el más sabio entre los dioses, trabaron combate singular, se atenazaron en la pelea.

Desplegó su red el señor para atraparla, el viento malo, que seguía detrás, le soltó en el rostro.

Cuando Tiamat abría su boca para devorarlo, por ella le lanzó el viento malo para que no cerrara los labios.

Cuando los vientos salvajes llenaron su vientre, su cuerpo quedó hinchado, la boca abierta.

Lanzó él su flecha, que atravesó su vientre, le desgarró las entrañas, le destrozó el corazón.

Dominándola así, acabó con su vida.

Arrojó su carcaj para alzarse sobre ella.

Después de dar muerte a Tiamat, el señor, su banda quedó destrozada, su tropa desbaratada.

[...]
Pero a Kingu, que había sido hecho su jefe, lo ató y entregó a Uggae.

Las tablillas del destino, que en derecho no eran suyas, le arrebató, las selló con un sello y las apretó contra su pecho.
Cuando hubo derrotado y sometido a sus adversarios,

SEPTIMA TABLILLA.

Y se volvió a Tiamat, a la que había atado.

Holló el señor las piernas de Tiamat, con su maza despiadada destrozó su cráneo.

Cortó las arterias de su sangre que el viento norte llevó a lugares ignorados.

Al ver todo esto, sus padres se llenaron de gozo y exultaron, y a él acudieron con presentes, para rendirle homenaje.

Se detuvo entonces el señor para ver el cuerpo muerto, porque iba a desmembrar al monstruo y hacer obras estupendas.

La partió como una concha en dos partes; una mitad alzó y la puso como un techo, el cielo, fijó una barrera y puso guardianes a los que mandó que no dejaran escapar las aguas.

Cruzó los cielos y revisó (sus) regiones.

Escuadró el cuartel de Apsu, la morada de Nudimmud, según medía el señor las dimensiones de Apsu.

La Gran Morada, su semejanza, fijó como Esharra, la Gran Morada, Esharra, que hizo como el firmamento.

Anu, Enlil y Ea recibieron sus lugares.

[...]
Cuando oye Marduk las palabras de los dioses, su corazón le impulsa a realizar obras estupendas.

Abre su boca y se dirige a Ea, para comunicar sus planes habla a Ea, para comunicar el plan que ha concebido en su corazón:

«Amasaré la sangre y haré que haya huesos.

Crearé una criatura salvaje, 'hombre' se llamará.
Cierto, crearé un hombre salvaje.

Tendrá que estar al servicio de los dioses, para que ellos vivan sin cuidado.

Con maña cambiaré la vida de los dioses.

Venerados por igual, en dos grupos estarán divididos».

Ea respondió, y le dirigió una palabra, para exponerle un plan en beneficio de los dioses:

«Que sea entregado uno sólo de sus hermanos; sólo éste perecerá para que sea formada la humanidad.

Que se junten aquí los grandes dioses en asamblea, que el culpable sea entregado para que ellos permanezcan».

Convocó Marduk en asamblea a los grandes dioses; graciosamente los presidía y daba instrucciones.

A sus sentencias prestaron atención los dioses.

El rey dirigió una palabra a los Anunnaki:

«Si vuestra declaración fue sincera, decid ahora la verdad y por mí juradla.

¿Quién provocó la revuelta, provocó a Tiamat a rebeldía y azuzó el combate?

Sea entregado el que maquinó la rebelión.

¡Con su culpa le haré cargar para que viváis en paz!».

Los Igigi, los grandes dioses, le replicaron, a Lugaldimmerankia, consejero de los dioses, su señor:

«Fue Kingu quien maquinó la rebelión, quien hizo rebelde a Tiamat, quien azuzó el combate».

Lo ataron y llevaron a presencia de Ea.

Le cargaron con su culpa y cortaron (los vasos de) su sangre.

De su sangre formaron la humanidad, a la que él impuso la servidumbre, dejando libres a los dioses.

[...]
Después de ordenar todas las normas, a los Anunnaki del cielo y de la tierra asignó sus porciones, los Anunnaki abrieron su boca y dijeron a Marduk, su señor:

Ahora, señor, ya que nos has liberado, ¿qué homenaje te rendiremos?

Edificaremos un santuario en tu honor, que se llamará 'La cámara de nuestro reposo nocturno'; ¡que en él reposemos!
¡Edifiquemos un santuario, un lugar para su morada! El día en que lleguemos, reposaremos en él».

Cuando Marduk lo oyó, sus facciones brillaron como el día:

«Como el de la alta Babilonia, cuya edificación solicitasteis, su obra de ladrillo sea realizada. 'El Santuario' se llamará».

A la obra se pusieron los Anunnaki, durante un año fabricaron ladrillos.

Al llegar el segundo año, levantaron el tope de Esagila igual a Apsu.

Después de levantar una torre escalonada tan alta como Apsu, pusieron allí una morada para Marduk, Enlil (y) Ea.

En su presencia la adornaron con esplendor.

Hacia abajo miran sus cuernos, a la base de Esharra.

Cuando concluyeron la obra de Esagila, los mismos Anunnaki levantaron sus santuarios.

... todos se reunieron, ... edificaron para su morada.

A los dioses sus padres, sentó en su banquete:

«Esta es Babilonia, lugar de vuestra casa.

Festejad en su recinto, llenad sus anchas plazas».

Ocuparon sus tronos los grandes dioses.

A beber y a banquetear se pusieron.

Después de festejar allí, en Esagila, el espléndido, celebrados sus ritos, habiendo establecido las leyes (y) sus portentos, todos los dioses repartieron las estancias del cielo y de la tierra.

Los cinco grandes dioses ocuparon sus tronos. Los siete dioses del destino pusieron a los trescientos en el cielo.

Enlil alzó el arco, su arma, y lo puso ante ellos. Los dioses, sus padres, vieron la red que había hecho.

Cuando contemplaron el arco, y su forma tan hábil, sus padres alabaron la obra que había realizado.

Empuñándolo, Anu habló en la asamblea de los dioses, mientras besaba el arco:
[...]


ENUMA ELISH. 

1. Cuando en el cielo altura no fue nombrado, 

2. Y la tierra abajo no aún llevan nombre, 

3. Y el primigenio Apsû, quien los engendró, 

4. Y el caos, Tiamat, la madre de los dos, - 

5. Sus aguas se mezclaban, 

6. Y no hubo ningún otro campo, no pantano iba a ser visto; 

7. Cuando ninguno de los dioses había sido llamado a la existencia, 

8. Y ninguno dio un nombre, y no hay destinos [fueron ordenados]; 

9. Entonces se crearon los dioses en medio de [el cielo], 

p. 4 p. 5 

10. La h mu y La h amu fueron llamados a la existencia [...]. 

11. Edad aumentó, [...], 

12 Entonces un sh ar y Ki sh fueron creados ar, y sobre ellos [...]. 

13. largo eran los días, entonces no salió [...] 

14. Anu, su hijo, [...] 

15. sh Anu ar y [...] 

16 Y el dios Anu [...] 

17. Nudimmud, a quien sus padres [sus] engendradores [...] 

18. Abundando en toda sabiduría, [...] 

19. Él estaba excediendo fuerte [...] 

20 Él no tuvo rival [...] 

21 (Por lo tanto) se establecieron y [... eran los grandes dioses (?)]. 

p. 6 p. 7 

22. Pero T [IAMAT y Apsu] eran (todavía) en la confusión [...], 

23. se turbaron y [...] 

24 En el trastorno (?) ... [...] 

26 Y Tiamat rugieron [...] 

25. Apsû no disminuyó en fuerza [...] 

27. Ella hirió, y sus obras [...] 

28. Su camino estaba mal ... [...] ... 

29 Entonces Apsû, el engendrador de los grandes dioses, 

30. imploraste Mummu, su ministro, y le dijo: 

31 "O Mummu, tú ministro que rejoicest mi espíritu, 

32. "Vamos, a Tiamat vamos a [ir]!" 

33 Entonces ellos fueron y antes de Tiamat se establecen, 

34. consultados sobre un plan con respecto a los dioses [sus hijos]. 

35. Apsû abrió la boca [y habló], 

p. 8 p. 9 

36 Y a Tiamat, el brillante, se dirigió a [la palabra]: 

37 "[...] su camino [...], 

38 "Al día de hoy no puedo descansar, por la noche [no puedo acostarme (en paz)]. 

39 "Pero voy a destruir su manera, lo haré [...], 

40 "Que se haga la lamentación, y vamos a acostarnos (de nuevo en paz)." 

41. Cuando Tiamat [oír] estas palabras, 

42. Ella hacía estragos y gritó en voz alta [...]. 

43. [Ella ...] gravemente [...], 

44. Ella profirió una maldición, y hasta [Apsû ella habló]: 

45 "Pues ¿qué debemos [hacer]? 

46. ​​"Sea su camino se hizo difícil, y nos dejó [acostamos (de nuevo) en la paz]." 

47. Mummu respondió, y dio un consejo a Apsû, 

48 [...] y hostil (a los dioses) fue el consejo Mu [MMU dieron]: 

p. 10 p. 11 

49. "Vamos, su camino es fuerte, pero has de destruir [la]; 

50 "Entonces por día has de tener descanso, por la noche tendrás ayuntamiento abajo (en paz)." 

51. Apsû [atendió a] él y su rostro se iluminó, 

52 [Desde] l (es decir Mummu) planeó mal contra los dioses de sus hijos. 

53 [...] tenía miedo [...], 

54. Sus rodillas [convirtieron débil (?)], Que cedieron bajo él, 

55. [Debido al mal] que su primogénito había planeado. 

56 [...] su [...] alteraron (?). 

58. Lamentación [...] se sentaron en [el dolor] ' 

57. [...] que [...], 

59 [...] 

p. 12 p. 13 

60 Entonces Ea, que conoce todo lo que [es], se acercó y vio su murmullo. 

61 [...] 

62 [...] ... su encantamiento puro 

63 [...] ... [...] 

64 [...] 

65 [...] la miseria 

66 [...] 

67 [...] 

[Líneas 68-82 están queriendo.] 

83 [...] 

84 [...] ... 

85. [...] el dios Anu, 

86 [... una aven] ger. 

87 [...] 

88 [...] y él confundir Tiamat. 

89. [...] l ... 

90 [...] para siempre. 

91. [...] el mal, 

p. 14 p. 15 

92 [...] ... él habló: 

93. "[...] tu [...] él ha conquistado y 

94 "[...] a [llora] y está sentado en la tribulación (?). 

95 "[...] de miedo, 

96. "[...] no vamos a acostarse (en paz). 

97 "[...] Apsû es asolado (?), 

98 "[...] y Mummu, que fueron llevados cautivos, en [...] 

99 "[...] no hayas, ... 

100 "[...] vamos a acostarnos (en paz). 

101 "[...] ... van a herir (?) [...]. 

102 "[...] vamos a acostarnos (en paz). 

103 "[...] tomarás venganza por ellos, 

104 "[...] a la tempestad serás tú [...]!" 

105 [Y Tiamat oyeron] la palabra del dios brillante, (y dijo): 

p. 16 p. 17 

106 "[...] tú te encomiendo! Dejarnos salario [guerra]!" 

107 [...] los dioses en medio de [...] 

108 [...] de los dioses no se crean '. 

109 [Se congregaron a sí mismos juntos y] en el lado de Tiamat [ellos] avanzado; 

110 [Ellos estaban furiosos, idearon la travesura sin descanso] noche y [día]. 

111 [Se prepararon para la batalla], echando humo y furioso; 

112 [Se unieron sus fuerzas] y pelearon. 

113. [Ummu- H Ubu] r, Hacedor de todo, 

114 [Hecho Además] armas invencibles, que dio lugar a monstruosas serpientes, 

115. [Afilado de] diente, y sin piedad de colmillo; 

116 [Con veneno en vez de] sangre llenó [sus] cuerpos. 

117. Fierce [monstruo-víboras] ella vestida con terror, 

118 [Con esplendor] les viste de gala, [ella les hizo] de elevada estatura. 

119 [El que vio] ellos, el terror se apoderó de él, 

120. Sus cuerpos criados y ninguno pudo soportar [su ataque]. 

p. 18 p. 19 

121. [Dejó] hasta víboras y dragones, y el (monstruo) [La h amu], 

122 [Y huracanes] y perros furiosos y hombres escorpión, 

123. Y poderosas tempestades [], y hombres-pez, y [carneros]; 

124 [Se dio] armas crueles, sin temor a [la lucha]. 

125. Sus órdenes eran [poderoso], [ninguna] pudo resistirse a ellos; 

126 Después de esta moda, de gran estatura, [hizo] once (monstruos). 

127 Entre los dioses que eran sus hijos, ya que él había dado a [su apoyo], 

128. Ella exaltó Kingu; en medio de ellos [levantó] él [al poder]. 

129. a marchar antes de las fuerzas, para dirigir [host], 

130.-Para dar la señal de batalla, para avanzar al ataque, 

p. 20 p. 21 

131. Dirigir la batalla, para controlar la pelea, 

132. A él le confió; en [vestidos costosos] ella le hizo sentarse, (diciendo): 

133. "Me han pronunciado tu hechizo, en la asamblea de los dioses te he planteado al poder. 

134 "El dominio sobre todos los dioses [he confiado a él]. 

135. "Exaltado seas, tú mi esposo elegido, 

136. "Que puedan magnificar tu nombre sobre todos [ellos ... los Anunnaki]." 

137. Ella le dio las Tablas del Destino, en [su] pecho se los puso, (diciendo): 

138 "comando Thy no será sin provecho, y [se establecerá la palabra de tu boca]." 

139. Ahora Kingu, (así) exaltado, habiendo recibido [el poder de Anu], 

140. [Decretado] el destino entre los dioses sus hijos, (diciendo): 

141 "Que la apertura de la boca [enfriamiento] el dios del fuego; 

142 "El que se exalta en la batalla, lo dejó [pantalla (su) podría]!" 

El segundo lugar de la tableta 

1. Tiamat hizo pesado su obra, 

2. [Evil] ella obró contra los dioses sus hijos. 

3. [Para vengar] Apsû, Tiamat planeó mal, 

4. Pero cómo había recogido su [fuerzas, el dios ...] a Ea divulgada. 

5. Ea [oyó] esta cosa, y 

6. Era [grave] ly afligido y se sentó en el dolor. 

7. [] Los días pasaron, y su cólera se apaciguó, 

8 Y a [el lugar de] Un sh ar su padre tomó [camino]. 

9. [Él fue] y de pie ante un sh ar, el padre que lo engendró, 

10. [Todo lo que] Tiamat había conspirado repitió él, 

11. [Diciendo: "Ti] amat nuestra madre que ha concebido un odio hacia nosotros, 

12 "Con toda su fuerza de ella Rageth, lleno de ira. 

13. "Todos los dioses se han dirigido a ella, 

14 "[Con] aquellos a quien vosotros creado, van a su lado. 

p. 24 p. 25 

15. "Ellos se unieron y en el lado de Tiamat que avanzan; 

16. "Ellos están furiosos, que maquinan perversidad sin descanso día y noche. 

17. "Ellos se preparan para la batalla, echando humo y furioso; 

18 "Se han unido sus fuerzas y están haciendo la guerra. 

19. "Ummu- H ubur, Hacedor de todo, 

20. "ha hecho en las armas de adición invencible, ella tiene monstruos-serpientes engendrado, 

21 "Agudo de diente, y sin piedad de colmillo. 

22 "Con veneno en vez de sangre que ha llenado sus cuerpos. 

23. "monstruo-víboras Fierce se vistió con el terror, 

24 "Con el esplendor que ella los ha engalanado, que los pondrá de elevada estatura. 

25 "El que ellos consideró á es vencido por el terror" 

26 "Su trasero y ninguno cuerpos pueden resistir su ataque. 

27. "Ella ha levantado víboras y dragones, y el 

p. 26 p. 27 

28 "Y los huracanes y los perros furiosos y hombres escorpión, 

29 "Y tempestades poderosos, y hombres-pez y carneros; 

30 "Ellos llevan armas crueles, sin temor a la lucha. 

31 "Sus órdenes son poderosos, nadie puede resistirse a ellos; 

32 "Después de esta moda, de gran estatura, tiene ella hizo once (monstruos). 

33 "Entre los dioses que son sus hijos, ya que él ha dado su apoyo, 

34. Ella exaltó Kingu; en medio de ellos se le levantó al poder. 

35 "Para marchar antes de que las fuerzas, para liderar el anfitrión, 

36 "Para dar la señal de batalla, para avanzar al ataque, 

37 "[Dirigir] la batalla, para controlar la pelea, 

38 "A él [hath confió]; en costosos vestidos que ella ha hecho que se siente, (diciendo): 

39 "'[He pronunciado] thy [hechizo], en la asamblea de los dioses te he planteado al poder, 

40 "'[El dominio sobre todos] los dioses he confiado [a ti]. 

41 "'[Ensálzate], tú [mi esposo elegido], 

p. 28 p. 29 

42 "'[Que magnificar tu nombre sobre todos ellos ...] ...' 

43 "[Ella le ha dado las Tablas del Destino, en el pecho que] los puso, (diciendo): 

44 "'[Tu mandato no será sin provecho] y la [palabra] de tu boca será establecido.' 

45 "[Ahora Kingu, (así) exaltado], después de haber recibido el poder de Anu, 

46. ​​"decretó el destino [de los dioses, sus hijos], (diciendo): 

47 "'Que [la apertura de la boca] apagar el fuego-dios; 

48 "'[El que se exalta en la batalla], le permitió mostrar (su) poder!'" 

49. [Cuando un sh ar oyó cómo Tiamat] era poderosamente en la revuelta, 

50 [...], se mordió los labios, 

51 [...], su mente no estaba en paz, 

52. Su [...], hizo un lamento amargo: 

53 [...] la batalla, 

54 "[...] tú .... 

55 "[Mummu y] Apsû has ​​herido, 

p. 30 p. 31 

56 "[Pero Tiamat exaltó Kin] gu, y donde es aquel que puede oponerse a ella?" 

57. [...] la deliberación 

58 [... el ... de] los dioses, N [u] di [mmud] 

[A diferencia de alrededor de diez líneas se produce aquí.] 

(69) [...] 

(70) [...] 

(71) [...] 

(72) [Un sh ar a] su hijo se dirigió a [la palabra]: 

(73) "[...] ... mi héroe poderoso, 

(74) "[quién] fuerza [es grande] y cuyo ataque no puede ser resistido, 

(75) "[Ir] y estar en pie delante Tiamat, 

(76) "[Que] su espíritu [puede ser apaciguado], que su corazón sea misericordioso. 

(77) "[Pero si] no va a escuchar a tu palabra, 

(78) "Nuestra [palabra] tú hablarás a ella, que puede ser pacificado." 

(79) [Él escuchó la] palabra de su padre Un sh ar 

(80) Y [dirigió] su camino hacia ella, hacia ella tomó el camino. 

(81) Anu [hubo acercado], contempló el murmullo de Tiamat, 

p. 32 p. 33 

(82) [Pero no podía soportar su], y él se volvió. 

(83) [...] Un sh ar 

(84) [...] él le dijo: 

(85) "[...] sobre mí 

[A diferencia de alrededor de veinte líneas se produce aquí.] 

(104) [...] 

(105) [...] un vengador [...] 

(106) [...] va [liant] 

(107) [...] en el lugar de su decisión 

(108) [...] él le dijo: 

(109) "[...] a tu padre 

(110) "Tú eres mi hijo, que hace salir su corazón misericordioso. 

(111) "[...] a la batalla serás tú acercarte, 

(112) "[...] el que se miren en ti tendrás paz." 

(113) Y el señor se regocijó con la palabra de su padre, 

(114) Y él se acercó y se puso delante de un sh ar. 

(115) Un sh ar mirándole y su corazón se llenó de alegría, 

p. 34 p. 35 

(116) Él le dio un beso en los labios y su miedo se fue de él. 

(117) "[O mi padre], no dejar que la palabra de tus labios puede superar, 

(118) "Déjame ir, para que pueda lograr todo lo que está en tu corazón. 

(119). "[O Un sh ar], no dejar que la palabra de tus labios puede superar, 

(120) ". [Déjame] vaya, para que pueda lograr todo lo que está en tu corazón." 

(121) "¿Qué hombre es él, ¿quién te ha sacado a la batalla? 

(122) "[...] Tiamat, que es una mujer, es armado y attacketh ti." 

(123) "[...] ... regocijarse y alegrarse; 

(124) "El cuello de Tiamat también harás rápidamente pisotear. 

(125) "[...] ... regocijarse y alegrarse; 

(126) "[El cuello] de Tiamat harás rápidamente pisotear. 

p. 36 p. 37 

(127) "¡Oh, mi [hijo], que conoce toda sabiduría, 

(128) "Pacificar [Tiama] t con tu puro encantamiento. 

(129) "Rápidamente se encamina por tu camino, 

(130) "Para [tu sangre (?)] No se derrame fuera, has de volver otra vez." 

(131) El Señor se alegró de la palabra de su padre, 

(132) Su corazón se alegró, y á su padre había dicho: 

(133) "Oh Señor de los dioses, el destino de los grandes dioses, 

(134) "Si yo, el vengador, 

(135) "Conquistar Tiamat y darte vida, 

(136) "Nombrar una asamblea, hacer mi destino preeminente y proclamarlo. 

(137) "En Up sh mismos asientos ukkinaku de júbilo, 

(138) "Con mi palabra en lugar de ustedes me suerte decreto. 

(139) "Que todo lo que hago permanecerán inalterados, 

(140) "Que la palabra de mis labios nunca puede cambiar, ni que sean en vano." 

El tercer lugar de la tableta 

1. sh ar abrió la boca, y 

2. [Unto Gaga], su [ministro], habló la palabra: 

3. "[O Gaga, tú minis] ter que rejoicest mi espíritu, 

4. '' [Unto La h mu y La h ] amu se te envíe. 

5 "[...] tú puedes alcanzar, 

6. '' [...] tú serás causa a comparecer delante de ti. 

7. [...] dejar que los dioses, todos ellos, 

8. "[Hacer listo para una fiesta], en un banquete dejar que repose, 

9. "[dejó comer pan], vamos a mezclar el vino, 

10 '' [Que para Marduk], su vengador, que puede decretar el destino. 

11 "[Go], Gaga, de pie ante ellos, 

12 '' [Y todo lo que] yo te diga, repetir a ellos, (y decir): 

p. 40 p. 41 

13 "[Un sh ar], su hijo, me ha enviado, 

14 "[El objetivo] de su corazón él ha hecho conocido a mí. 

15 "[Él ha dicho que Tia] estera nuestra madre que ha concebido un odio hacia nosotros, 

16 "[Con todo] su fuerza de ella Rageth, lleno de ira. 

17. "Todos los dioses se han dirigido a ella, 

18 "Con aquellos a quien vosotros creado, van a su lado. 

19 '' Se unieron, y al lado de Tiamat que avanzan; 

20. "Ellos están furiosos, que maquinan perversidad sin descanso día y noche. 

21 '' Se preparan para la batalla, echando humo y furioso; 

22 "Se han unido sus fuerzas y están haciendo la guerra. 

23. "Ummu- H ubur, Hacedor de todo, 

24. "ha hecho en las armas de adición invencible, ella tiene monstruos-serpientes engendrado, 

25 "Agudo de diente y sin piedad de colmillo. 

26 "Con veneno en vez de sangre que ha llenado cuerpos heredero. 

p. 42 p. 43 

27. "monstruo-víboras Feroz se vistió con el terror, 

28 "Con el esplendor que los ha engalanado, que los pondrá de elevada estatura. 

29 "El que ellos consideró á, terror vence él, 

30 "Su parte trasera y ninguno cuerpos pueden resistir su ataque. 

31. "Ella ha levantado víboras y dragones, y el (monstruo) La h uma, 

32. "y huracanes, y los perros que rabian, y hombres escorpión, 

33 "Y tempestades poderosos, y hombres-pez y carneros; 

34. Ellos llevan armas sin piedad, sin temor a la lucha. 

35 "Sus órdenes son poderosos, nadie puede resistirse a ellos; 

36 "Después de esta moda, de gran estatura, tiene ella hizo once (monstruos). 

37 "Entre los dioses que son sus hijos, ya que él ha dado su [de apoyo], 

38. "Ella exaltó Kingu, en medio de ellos se levantó [él] al poder. 

39 '' para marchar ante las fuerzas, [para dirigir el host], 

40 "[Para] dar la señal de batalla, para avanzar [al ataque], 

41 "[Dirigir] la batalla, para controlar la [lucha], 

p. 44 p. 45 

42 "A él [hath confió; en costosos vestidos] que ha hecho que se siente, (diciendo): 

43 "'[Tengo] pronunció tu hechizo, en la asamblea de los dioses [yo te he planteado al poder], 

44 "'dominio [El] sobre todos los dioses [he confiado a ti]. 

45 "'[Ser] has exaltado, [te] a mi cónyuge elegido, 

46 "'Que se engrandecerá tu nombre sobre todos [ellos ... los Anunnaki].' 

47. "Ella le ha dado las Tablas del Destino, en su pecho ella puso ellos, (diciendo): 

48 "'Tu mandato no será sin provecho, y se estableció la palabra de [tu] boca.' 

49. "Ahora Kingu, (así) exaltado, habiendo recibido [el poder de Anu], 

50. "decretó el destino de los dioses, sus hijos, (diciendo): 

51 "'Deja que la apertura de la boca apagar el fuego-dios; 

52 "'El que se exalta en la batalla, le permitió mostrar (su) poder!' 

p. 46 p. 47 

53 '' Envié Anu, pero no pudo soportar ella; 

54. "Nudimmud tenía miedo y se dio la vuelta. 

55 "Pero Marduk puso a cabo, el director de los dioses, su hijo; 

56 '' Para establecer contra Tiamat su corazón ha incitó (él). 

57. "Él abrió su boca y me habló, (diciendo): 

58 "'Si yo, el vengador, 

59 "'Conquistar Tiamat y darte vida, 

60 "'Nombrar a una asamblea, que mi destino preeminente y proclamarlo. 

61 "'En Up sh mismos asientos ukkinaku de júbilo; 

62 "'Con mi palabra en lugar de ustedes me suerte decreto. 

63 "'Que todo lo que yo no permanecer inalterada, 

64 "'Que la palabra de mis labios nunca puede cambiar, ni que sean en vano.' 

65. "Apresúrate, pues, y rápidamente decreto para él la suerte que partas, 

p. 48 p. 49 

66 "Que él puede ir y luchar contra su enemigo fuerte!" 

67. Gaga salió, tomó su camino y 

68. humildemente ante La h mu y La h amu, los dioses, sus padres, 

69 Él hizo una reverencia y besó el suelo a sus pies. 

70. se humilló a sí mismo; entonces él se levantó y les habló, (diciendo): 

71. "Un sh ar, su hijo, me ha enviado, 

72 '' El propósito de su corazón él ha hecho conocido a mí. 

73 "Él ha dicho que Tiamat nuestra madre que ha concebido un odio hacia nosotros, 

74 "Con toda su fuerza de ella Rageth, lleno de ira. 

75. "Todos los dioses se han dirigido a ella, 

76 "Con aquellos a quien vosotros creado, van a su lado. 

77. "Ellos se unieron y en el lado de Tiamat que avanzan; 

p. 50 p. 51 

78 '' Ellos están furiosos, que maquinan perversidad sin descanso día y noche. 

79. "Ellos se preparan para la batalla, echando humo y furioso; 

80 '' Ellos han unido sus fuerzas y están haciendo la guerra. 

81. '' Ummu- H ubur, Hacedor de todo, 

82. "ha hecho en las armas de adición invencible, ella tiene monstruos-serpientes engendrado, 

83 "Sharp de diente y sin piedad de fang. 

84 "Con veneno en vez de sangre que ha llenado sus cuerpos. 

85. '' monstruo-víboras Fierce se vistió con el terror, 

86 "Con el esplendor que ella los ha engalanado, que los pondrá de elevada estatura. 

87 '' Quien les consideró á, terror vence él, 

88. "Su trasero y ninguno cuerpos pueden resistir su ataque. 

89. '' Ella ha levantado víboras y dragones, y el (monstruo) Lahamu, 

90. "y huracanes, y los perros que rabian, y hombres escorpión, 

p. 52 p. 53 

91. '' Y tempestades fuertes, y hombres-pez, y [carneros]; 

92. "Ellos llevan armas sin piedad, sin temor a la lucha. 

93. "Sus órdenes son poderosos, nadie puede resistirse a ellos; 

94 '' Después de esta moda, de gran estatura, tiene ella hizo once (monstruos). 

95 '' Entre los dioses que son sus hijos, ya que él ha dado su apoyo, 

96. "Ella exaltó Kingu, en medio de ellos se le levantó al poder. 

97. "a marchar antes de que las fuerzas, para liderar el anfitrión, 

98 '' Para dar la señal de batalla, para avanzar al ataque, 

99 "Para dirigir la batalla, para controlar la pelea, 

100 '' A él hath confió; en costosos vestidos que ella ha hecho que se siente, (diciendo): 

101 "'he pronunciado tu hechizo, en la asamblea de los dioses te he planteado al poder, 

102 "'El dominio sobre todos los dioses tienen confié a ti. 

103 "" Exaltado seas, tú mi esposo elegido, 

104 "'Que se engrandecerá tu nombre sobre todos ellos ... los Anunna [ki].' 

105. "Ella también le dio las Tablas del Destino, en [su] pecho [ella las dejó], (diciendo): 

p. 54 p. 55 

106 "'Tu mandato no será sin provecho, [y se estableció la palabra de tu boca]. 

107 "Ahora Kingu, (así) exaltado, [habiendo recibido el poder de Anu], 

108 "[Decretado el destino] para los dioses, sus hijos, (diciendo): 

109 "'Deja que la apertura de la boca [enfriamiento] el dios del fuego; 

110 "'El que se exalta en la batalla, [le permitió mostrar] (su) poder!' 

111. "Envié Anu, pero no pudo [soportar su]; 

112. "Nudimmud tuvo miedo y [se volvió]. 

113 "Pero Marduk puso a cabo, el director de los [dioses, su hijo]; 

114 "Para establece contra Tiamat [su corazón ha incitó (él)]. 

115. "Abrió la boca [y me habló], (diciendo): 

116 "'Si yo, [su vengador], 

117 "'Conquistador Tiamat y [darte vida], 

118 "'Nombrar una asamblea, [hacer mi destino preeminente y proclamarlo]. 

119 "'En Up sh ukkinaku [ustedes mismos asientos de júbilo]; 

120 "'Con mi palabra en lugar de [se quiere decreto destino]. 

121 "'Puede que sea [I] qué permanecer inalterada, 

122 "" Que la palabra de [mis labios] nunca puede cambiar, ni que sean en vano. ' 

p. 56 p. 57 

123 '' Apresúrate, pues, y rápidamente [decreto para él] la suerte que partas, 

124 "Que él puede ir y luchar contra su enemigo fuerte!" 

125. La h mu y La h amu oyó y gritó en voz alta, 

126 Todos los Igigi se lamentó amargamente, (diciendo): 

127 '' Lo que se ha alterado de manera que debería ... [...] 

128 '' No entendemos el d [EED] de Tiamat! " 

129. Entonces le recogen y se van, 

130. Los grandes dioses, todos ellos, que los decretos [destino]. 

131. Entraron antes de un sh ar, llenaron [...]; 

132. besándose el uno al otro, en la asamblea [...]. 

133. Hicieron listo para la fiesta, en el banquete [se sentaron]; 

134. Comieron pan, se mezclan [sésamo-vino]. 

135 La bebida dulce, el aguamiel, confundió su [...], 

136. Estaban borrachos con la bebida, se llenaron sus cuerpos. 

137. Eran todo quieto, su espíritu fue exaltado; 

138. Luego de Marduk, su vengador, hicieron que decreto el destino. 

La Cuarta Tablet 

1. Prepararon para él una cámara señorial, 

2. Antes de que sus padres como príncipe tomó su lugar. 

3. "Tú eres el patron entre los grandes dioses, 

4. "Tu destino es sin igual, tu palabra es Anu! 

5. "O Marduk, tú eres el principal entre los grandes dioses, 

6. "Tu destino es sin igual, tu palabra es Anu! 

7. "De ahora en adelante no sin resultado será tu mandato será, 

8. "En tu mano deberán ser de exaltar y humillar. 

9. "Establecido será la palabra de tu boca, irresistible tu mandato ha de ser; 

10. "Ninguno entre los dioses transgrediere tu límite. 

11. "Abundancia, el deseo de los santuarios de los dioses, 

12. "se establecerán en tu santuario, a pesar de que carecen (ofrendas). 

13 "O Marduk, tú eres nuestro vengador! 

14. "Te damos la soberanía sobre el mundo entero. 

15. "Siéntate en la noche, ser exaltado en tu mandato. 

16 "Tu arma nunca perderá su poder, se quebrantará tu enemigo. 

p. 60 p. 61 

17. "señor O, perdonó la vida de aquel que pone su confianza en ti, 

18 "Pero en cuanto al dios que comenzó la rebelión, derramar su vida." 

19. asentando después de que en medio de ellos una prenda, 

20 Y a Marduk su primogénito hablaron: 

21. "Que tu destino, oh señor, ser supremo entre los dioses, 

22 "Para destruir y crear; hablan mil la palabra, y (tu mandato) se cumplirá. 

23. "Comando ahora y dejar que la prenda se desvanecen; 

24 "Y hablar la palabra de nuevo y dejar que la prenda reaparecer!" 

25 Entonces él habló con la boca, y la prenda se desvanecieron; 

26 Otra vez mandó, y la prenda reapareció. 

27 Cuando los dioses, sus padres, contemplaron (el cumplimiento de) su palabra, 

28 Ellos se alegraron, y lo hicieron homenaje (a él, diciendo), "Marduk es rey!" 

29 Ellos le otorgó el cetro, y el trono, y el anillo, 

30 Ellos le dan un arma invencible, que abrumo al enemigo. 

31 "Ve, y le cortó la vida de Tiamat, 

32 "Y dejar que el viento lleve su sangre en lugares secretos." 

p. 62 p. 63 

33 Después de los dioses sus padres habían decretado para el señor de su destino, 

34 Ellos le causó emprendió un camino de la prosperidad y el éxito. 

35. Él se preparó el arco, eligió su arma, 

36. Se colgó una lanza sobre él y lo sujetó. . . 

37. Levantó el club, en la mano derecha asió (it), 

38. El arco y el carcaj colgaba a su lado. 

39. Puso el rayo delante de él, 

40 Con la llama ardiente que llenó su cuerpo. 

41. Él hizo una red para encerrar las entrañas de Tiamat, 

42. Los cuatro vientos que estacionados de modo que nada de ella pudiera escapar; 

Viento 

43. El Sur y el viento del Norte y el viento del este y el viento del oeste 

44 Mandó acercar a la red, el don de su padre Anu. 

45. Él creó el mal viento y la tempestad y el huracán, 

46 Y el viento de cuatro veces, y el viento de siete veces, y el torbellino, y el viento que no tenía igual; 

p. 64 p. 65 

47. Envió los vientos que él había creado, el siete de ellas; 

48. T o perturben las entrañas de Tiamat, siguieron después de él. 

49 Entonces el Señor levantó el rayo, su arma poderosa, 

50. Montó el carro, la tormenta sin igual para el terror, 

51. aprovechada y uncido a ella cuatro caballos, 

52. destructiva, feroz, abrumadora, y rápida del ritmo; 

53 [...] fueron sus dientes, que estaban manchados de espuma; 

54. Eran expertos en [...], que habían sido entrenados para pisotear. 

55 [...], el poderoso en batalla, 

56. izquierda y [derecha ... 

57. Su vestido fue [...], estaba vestido de terror, 

p. 66 p. 67 

58. abrumador brillo fue coronada la cabeza. 

59 Luego partió, él tomó su camino, 

60 Y hacia el [trapo] Tiamat que puso su rostro. 

61 En sus labios se celebró [...], 

62 ... [...] Se agarró en su mano. 

63 Entonces le miré, los dioses lo vieron, 

64. Los dioses de sus padres le vieron, los dioses lo vieron. 

65 Y el Señor se hubo acercado, puestos los ojos en las entrañas de Tiamat, 

66. Él percibe el murmullo de Kingu, su esposo. 

67. Como (Marduk) miró, (Kingu) se conmovió en su modo de andar, 

68. Su voluntad fue destruida y sus movimientos cesaron. 

69 Y los dioses, sus ayudantes, que marchaban a su lado, 

70. contemplé de su líder [...], y su vista se turbó. 

71. Pero Tiamat [...], que no resultó de su cuello, 

72. Con labios que no ha fallado que pronunció palabras rebeldes: 

p. 68 p. 69 

73 "[...] tu venida como señor de los dioses, 

74 "Desde sus lugares te han reunido, en tu lugar son ellos!" 

75 Entonces el señor [criado] el rayo, su arma poderosa, 

76. [Y contra] Tiamat, que estaba haciendo estragos, por lo tanto envió (la palabra): 

77. "[Tú] arte hacerse grande, has alzado a ti mismo en lo alto, 

78 "Y tu [corazón ha incitó] te es llamada a la batalla. 

79. "[...] sus padres [...], 

80 "[...] el [...] aborreces [...]. 

81. "[Tú has exaltado Rey] u para ser [tu] cónyuge, 

82 "[Tú has...] Él, que, aun cuando Anu, que debe emitir decretos. 

83 "[...] tú has seguido después de lo malo, 

84 "Y [contra] los dioses mis padres tienen tu artificioso malvado plan. 

85. "Que se sienta tu anfitrión puede equipar, deja tus armas se ciñó! 

86. "coloco! Tú y yo, vamos a unir la batalla!" 

p. 70 p. 71 

87. Cuando Tiamat oyó estas palabras, 

88. Ella era como un poseso, perdió su razón. 

89. Tiamat pronunció salvaje, perforación gritos, 

90. Ella tembló y sacudió a sus mismos cimientos. 

91. Ella recitó un encantamiento, pronunció su hechizo, 

92 Y los dioses de la batalla clamaron por sus armas. 

93. Luego avanzaron Tiamat y Marduk, el consejero de los dioses; 

94 Para la pelea que se encendieron, la batalla se acercaron. 

95 El Señor extendió su red y la cogió, 

96. Y el viento maligno que estaba detrás (él) se soltó en la cara. 

97. Tiamat abrió su boca en toda su extensión, 

98. Condujo en el viento el mal, mientras que aún no había cerrado sus labios. 

99. Los vientos terribles llenaron su vientre, 

100. Y su coraje fue tomada de ella, y su boca se abrió de ancho. 

101. Él agarró la lanza y se echó su vientre, 

102. Cortó sus entrañas, que le abrió (su) corazón. 

103 Él la venció y le cortó su vida; 

p. 72 p. 73 

104. arrojando su cuerpo y se puso sobre ella. 

105. Cuando él había matado a Tiamat, el líder, 

106. sus fuerzas se rompió, su anfitrión estaba dispersa. 

107 Y los dioses sus ayudantes, que marchaban a su lado, 

108. temblaban, y tuvieron miedo, y se volvió. 

109. Ellos dieron a la fuga para salvar sus vidas; 

110. Pero fueron rodeados, por lo que no podían escapar. 

111. Los llevó cautivo, rompió sus armas; 

112 En la red que han sido capturados y en el lazo se sentaron. 

113. El [...] ... del mundo que llenaron de gritos de dolor. 

114. Recibieron penas de él, que se celebraron en la esclavitud. 

115 Y en los once criaturas que ella había llenado con el poder de infundir terror, 

116 A la tropa de diablos, que marcharon en su [...], 

117. Trajo aflicción, su fuerza [que ...]; 

118. Ellos y su oposición pisoteó bajo sus pies. 

p. 74 p. 75 

119 Por otra parte, Kingu, que había sido exaltado por encima de ellos, 

120. conquistó, y con el dios Dug-ga le contaron. 

121. Sacó de él las Tablas del Destino que no fuera su razón, 

122. Él las selló con un sello y en su propio seno que las dejó. 

123 Ahora, después de que el héroe Marduk había conquistado y derribar a sus enemigos, 

124. Y había hecho el enemigo arrogante incluso como ..., 

125. Y había establecido plenamente Un sh triunfo de ar sobre el enemigo, 

126. Y habían cumplido el propósito de Nudimmud, 

127 Durante los dioses cautivos Fortaleció su reclusión, 

128 Y a Tiamat, quien había conquistado, regresó. 

129 Y el Señor estaba sobre partes posteriores de Tiamat, 

130 Y con su club despiadada que rompieron el cráneo. 

131. cortar a través de los canales de su sangre, 

132 Hizo también el viento del Norte llevan a la basura en lugares secretos. 

133. Sus padres vieron, y se alegraron y se alegraron; 

p. 76 p. 77 

134. Presentes y regalos trajeron a él. 

135 A continuación, el Señor descansó, contemplando su cuerpo muerto, 

136. Mientras él divide la carne del ..., e ideó un plan astuto. 

137. Él le separaron como un pez plano en dos mitades; 

138 La mitad de ella, él establecido como una cubierta para el cielo. 

139. Se fija un perno, se estacionó un vigilante, 

140. Y les había dicho que no dejar que sus aguas vienen adelante. 

141. Él traspasó los cielos, él examinó las regiones (de la misma), 

142 Y en contra de la profunda que establezca la morada de Nudimmud. 

143 Y el señor midió la estructura de las profundidades, 

144. Y fundó E sh ara, una mansión semejante. 

145 La mansión E- sh ara el que creó el cielo, 

146. Movió Anu, Bel y Ea en sus distritos para habitar. 

La Quinta Tablet 

. 1. Él (es decir, Marduk) hizo las estaciones para los grandes dioses; 

2. Las estrellas, sus imágenes, como las estrellas del zodiaco, fijó. 

3. Él ordenó el año y en secciones lo dividió; 

4. A los doce meses, fija tres estrellas. 

5. después de haber [...] los días del año [...] las imágenes, 

6. Fundó la estación de Nibir 1 para determinar sus límites; 

7. Que ninguno puede errar o ir por mal camino, 

8. Dejó la estación de Bel y Ea junto con él. 

9. Abrió grandes puertas en ambos lados, 

10. Hizo fuerte el tornillo a la izquierda ya la derecha. 

11 En medio de ella se fija el cenit; 

12 La Luna-dios que causó a brillar, la noche en que le encomendó. 

13 Él lo nombró, un ser de la noche, para determinar los días; 

(?) 14. Cada mes sin cesar con la corona que lo cubría, (diciendo): 

p. 80 p. 81 

15 "A principios de mes, cuando tú brillas sobre la tierra, 

16 "Tú mandas los cuernos para determinar seis días 

17 "Y en el séptimo día de [división] la corona. 

18 "En el día catorce tú serás soporte opuesto, la mitad [...]. 

19 "Cuando el Sol-dios sobre el fundamento de los cielos [...] de ti, 

20 "El [...] serás causa de ..., y has de hacer su [...]. 

21 "[...] ... a la senda del serás dios-Sol te causan a acercarnos, 

22 "[Y el ... día] serás pararse frente, y el Sol-Dios ... [...] 

23 "[...] para recorrer su camino. 

24 "[...] tú serás a causa acérquese, y serás juzgar la derecha. 

25 "[...] para destruir 

26 "[...] me. 

"..." 

p. 82 p. 83 

[Los siguientes veintidós líneas se toman de K. 3449 una , 
y probablemente forman parte de la Quinta de la tableta.] 

(66). [...] 

(67) [...] 

(68) A partir de [...] 

(69) En E-sagil [...] 

(70) Para establecer [...] 

(71) La estación de [...] 

(72) Los grandes dioses [...] 

(73) Los dioses [...] 

(74) Él tomó y [...] 

(75) Los dioses [sus padres] contemplaron la red que él había hecho, 

(76) Ellos vieron la proa y la forma en [su trabajo] se logró. 

(77) Ellos alabaron la obra que había hecho [...] 

(78) Entonces Anu planteó [la ...] en la asamblea de los dioses. 

(79) H e besó el arco, (diciendo): "Es [...]!" 

(80) Y así nombrado el nombre de la proa, (diciendo), 

(81) “Madera Larga” será de un nombre, y el nombre del segundo [será ...] 

(82) "Y el tercer nombre será Estrellas del Arco, en el cielo [podrá ir ...]" 

p. 84 p. 85 

(83) Luego se fija una estación para que [...] 

(84) Ahora, después de la suerte de los [...] 

(85) [Y puso] un trono [...] 

(86) [...] en los cielos [...] 

(87) [...] ... [...] 

[Los siguientes rastros de los últimos trece líneas de la Quinta de la tableta se toman de la inversa de K. 11641 y desde el reverso de K. 8526.] 

(128) "[...] él [...]" 

(129) "[...] ellos [...]" 

(130) "[...] él [...]" 

(131) "[...] ellos [...]" 

(132) "[...] el [...] puede [...]" 

(133) [...] habló dioses, 

(134) [...] los cielos [...]: 1

(135) "[... su] hijo [...]" 

(136) "[...] nuestro [...] os dio [...]" 

(137) "[...] él ha hecho morar [...]" 

(138) "[...] esplendor [...]" 

(139) "[...] no [...]!" 

(140) "[...] que [...]!" 

La Sexta Tablet 

1. Cuando Marduk oyó la palabra de los dioses, 

2. Su corazón le impulsó e ideó [un astuto plan]. 

3. Abrió la boca y hasta Ea [habló], 

4. [Lo que] él había concebido en su corazón él impartió [a él]: 

5. "Mi sangre yo la tome y hueso I [de moda], 

6. "Voy a hacer que el hombre, que el hombre puede ... [...]. 

7. "Crearé hombre que morará en [la tierra]," 

p. 88 p. 89 

8. "Que el servicio de los dioses puede ser establecida, y que [sus] santuarios 1 [puede construirse]. 

9. "Pero voy a alterar las formas de los dioses, y voy a cambiar [sus caminos]; 

10. "vendrán á ser oprimidos Juntos 2 , y hasta el mal deberá [que ...]. " 

11 Y Ea le respondió Jesús y dijo la palabra: 

12 "[...] el [...] de los dioses que he [cambiado] 

13 [...] ... y una ... [...] 

14 [... será de] destruidos y los hombres que [...] 

15 [...] y los dioses [...] 

16 [...] ... y [...] 

17. [...] ... y los dioses [...] 

18 [...] .... [...] 

19 [...] los dioses [...] 

20 [...] los Anunnaki [...] 

21 [...] ... [...] 

p. 90 p. 91 

[El resto del texto es querer 1 con la excepción de las últimas líneas de la tableta, que decía lo siguiente.] 

138 [...] ... [...] 

139 [...] ... [...] 

140. Cuando [...] ... [...] 

141. Ellos se alegraron [...] ... [...] 

142. En Hasta sh ukkinnaku Partieron [su vivienda]. 

143. Del heroico hijo, su vengador, [clamaron]: 

144. "Nosotros, a quien socorrió, ... [...]!" 

145. Se sentaron y en la asamblea que llamaron [lo ...], 

146. Todos ellos [clamaron en voz alta (?), Exaltaron [lo ...]. 2

El Séptimo Tablet 

1. O Asari, "Dador de la siembra", "[Fundador de la siembra]", 

2. "Creador de granos y plantas", "que causó [la hierba verde brotar]!" 

3.-O Asaru alim ", que es venerado en la casa de un abogado", "[que abunda en un abogado]," 

4. Los dioses homenaje, el miedo [se apoderó de ellos]! 

5.-O Asaru alim-nuna, "el poderoso", "la Luz de [el padre que lo engendró]," 

6. Quién endereza los decretos de Anu, Bel, [y Ea]! " 

7. Él era su patrón, él ordenó [su. . . . ]; 

8. Él, cuya prestación es abundancia, Pues sale [...]! 

9. Tutu [es] 1 "El que los creó de nuevo;" 

p. 94 p. 95 

10 En caso de que su quiere ser puro, entonces son ellos [cumplir]; 

11 En caso de que haga un conjuro, entonces son los dioses [aplacados]; 

12. En caso de que le ataque de ira, él ápice está en pie [su embestida]! 

13. Deja que por lo tanto sea alzado, y en la asamblea de los dioses [dejarlo ...]; 

14 Ninguno de los dioses puede [rivalizar con él]! 

15. Tutu es Zi-ukkina, "la vida de la acogida [de los dioses]," 

16 ¿Quién creó a los dioses de los cielos brillantes. 

17 Los puso en su camino, y fue ordenado [en su camino (?)] 

18. Nunca será su [...] hechos que olvidar a los hombres. 

p. 96 p. 97 

19. Tutu como Zi-azag tercer lugar que llamaron "el Portador 1 de la Purificación,” 

20 "El Dios de la Briza Favorable", "el Señor de la audición y la Misericordia" 

21 "El Creador de plenitud y abundancia", "Fundador de abundancia" 

22 "¿Quién multiplica todo lo que es pequeño?" 

23. "En dolor de la angustia que sintió que su viento favorable" 

24. Que digan, que paguen reverencia, déjelos inclinan humildemente ante él! 

25. Tutu como Aga-azag puede magnificar la humanidad en cuarto lugar! 

26 "El Señor de los Encantamientos Puros", "el vivificador de los Muertos" 

27 "¿Quién tuvo misericordia de los dioses cautivos" 

28 "¿Quién quitó el yugo de sobre los dioses de sus enemigos" 

p. 98 p. 99 

29. "Por su perdón qué creó la humanidad" 

30 "El Misericordioso, con los que es otorgar la vida!" 

31 Que sus obras soportar, puede que nunca será olvidado 

32. En la boca de la humanidad 1 quien sus manos han hecho! 

33. Tutu como Mu-azag, en quinto lugar, su "Encantamiento Puro" puede proclamar su boca, 

34. "Quien a través de su Encantamiento Puro Destruyó todos los malos!" 

35. Sh ag-zu, "que conoce el corazón de los dioses", "que ve a través de la parte más interna!" 

36 "El malhechor no ha causado que fuese con él!" 

37. "Fundador de la asamblea de los dioses", "[que ...] su corazón!" 

38. "Invicto de los desobedientes", "[...]!" 

39 "¿Quién rebelión y [...]!" 

p. 100 p. 101 

41. Tutu como Zi-si ", el [...], 

42 "¿Quién puso fin a la ira", "[que ...]!" 

43. Tutu como Su h -kur, en tercer lugar, "la [destructor del enemigo]," 

44 "¿Quién puso sus planes a la confusión", "[...]", 

45 "¿Quién destruyó a todos los impíos", "[...]", 

46 [...] dejó [...]! 

47 [...] ... [...] 

[Las siguientes líneas se toman a partir del fragmento K. 12,830, pero su posición en el texto es incierto.] 

[Él nombró a los cuatro trimestres (del mundo)], la humanidad [creó], 

[Y a] entenderlo [...] 

[...] ... [...] 

[...] Tiamat [...] 

[...] ... [...] 

[...] Distante [...] 

[...] Puede [...]. 

p. 102 p. 103 

[Las siguientes líneas se toman a partir del fragmento K. 13,761.] 

[...] 

(10) 1 [...] 

"El poderoso [...]!" 

Agi ... [l ...], 

"El Creador de [la tierra ...]!" 

Zulummu ... [...], 

"El Dador de consejo y de alguna [...]!" 

Mummu, "el Creador [de ...]!" 

Mulil, los cielos [...], "¿Quién de ... [...]!" 

Gi sh kul, deja [...], 

(10) "¿Quién trajo los dioses a la nada [...]!" 

Lugal-ab - [...], 

"¿Quién en [............]!" 

Papanicolaou - [...], 

"¿Quién en [...]!" 

[...] 

p. 104 p. 105 

[Las siguientes líneas se toman a partir del fragmento K. 8519 y su duplicado K. 13.337; esta parte del texto no se separó por mucho de que conservado por K. 13761.] 

[...]. 

[...] ... 

[... Jefe (?) De] todos los señores, " 

[... Suprema] es su fuerza! 

[Lugal-DURMA h , "el Rey] 1 de la banda de los dioses "," el Señor de los gobernantes " 

"¿Quién es exaltado en morada real" 

"[Que] entre los dioses es gloriosamente supremo!" 

[Adu-nuna], "el Consejero de Ea", que creó a los dioses de sus padres, 

Unto el camino de cuya majestad 

p. 106 p. 107 

[No] dios puede nunca alcanzar! 

[... En] Dul-azag hizo saber, 

[...] Pura es su morada! 

[... El ...] de los que no tienen entendimiento es Lugal-dul-azaga! 

[...] Supremo es su fuerza! 

[...] Su [...] en medio de Tiamat, 

[...] ... De la batalla! 

[La numeración de las siguientes líneas se basa en los números marginales sobre N º 91.139. + 93073.] 

105 [...] ... [...] él, 

106 [...] ... la estrella, que [brilla en los cielos]. 

107. mayo se celebrará el Principio y el Futuro 1 , puede que 2 rinden homenaje a él, 

108. diciendo: "El que se abrió paso por en medio de Tiamat [sin descanso], 

p. 108 p. 109 

109 "Que su nombre sea Nibiru, 'la convulsión de en medio'! 

110 "Para las estrellas del cielo que confirmó los caminos, 

111. "Él guio a todos los dioses como ovejas! 

112 "Él conquistó Tiamat, se turbó, y terminó su vida" 

113 En el futuro de la humanidad, cuando los días se hacen viejos, 

114 de mayo de este ser escuchado sin cesar, que puede prevalecer para siempre! 

115 Desde que creó el reino (del cielo) y formó la tierra firme, 

p. 110 p. 111 

116 "El Señor del Mundo," el padre Bêl ha llamado su nombre. 

117 (Este) del título, que todos los espíritus del cielo proclamaron, 

118 ¿Se Ea oyen, y su espíritu se regocijó, (y dijo): 

119. "Aquel cuyo nombre de sus padres han hecho gloriosa, 

120. "será así como yo, su nombre estará Ea! 

121 "La unión de todos mis decretos los ha de control, 

122. "Todas mis órdenes se le dar a conocer!" 

123 Por el nombre de "Cincuenta" hicieron los grandes dioses 

124. Proclamar sus cincuenta nombres, hicieron su camino pre-eminente ". 1

Epílogo 

125. Déjalos 2 se celebrará en memoria, y dejar que el primer hombre proclamarlas; 

p. 112 p. 113 

126. Vamos a los sabios y el entendimiento de ellos consideran juntos! 

127 Deje que el padre les repita y les enseña a su hijo; 

128 Que sean en los oídos del pastor y el pastor! 

129. Que un hombre se regocijan en Marduk, el señor de los dioses, 

130 El hecho de que puede causar su tierra sea fructífera, y que él mismo puede tener prosperidad! 

131. Su palabra permanece firme, su dominio no se altera; 

132 La expresión de su boca tiene ningún dios nunca anuló. 

133 Miró en su ira, él no volvió su cuello; 

134. Cuando está enojado, ningún dios puede soportar su indignación. 

135. Amplia es su corazón, amplia es su compasión; 

p. 114 p. 115 

136 El pecador y malvado en su presencia [...]. 

137. Recibieron instrucción, hablaron ante él, 

138 [...] a [...]. 

139 [...] de Marduk que los dioses [...]. 

140 [mayo] que [... su] nombre [...]! 

141 [...] tomaron y [...]; 

142 [...]! 1



Notas al pie Tableta Cinco. 



79: 1 Júpiter 

85: 1 En el discurso que le sigue puede conjeturarse que los dioses se quejaron de que, a pesar de Marduk había dotado el cielo con esplendor y había causado las plantas para vivir sobre la tierra, sin embargo, no había santuarios construidos en honor a los dioses, y no hubo adoradores dedicados a su servicio; véase más adelante, p. 88, nota 1 



Notas al pie Tableta Seis. 



89: 1 ... literalmente la línea lee "Que se establezca el servicio de los dioses, y en cuanto a ellos vamos a [su] construirán santuarios Es interesante observar la razón por la que está aquí implícito para la creación de la humanidad, es decir. , que los dioses tienen mis adoradores. Hay claramente una referencia a esto en l. 29 de la Séptima Tableta, donde, después de referirse a la misericordia de Marduk a los dioses, el texto continúa... "Por su perdón qué creó la humanidad. " 

89: 2 Parece preferible asignar a la Piel de [kabâtu] su significado usual "para oprimir," en lugar de hacer que el pasaje como "ellos serán honrados Juntos." El sentido parece ser que Marduk, por la creación del hombre, establecerá la adoración de los dioses, pero al mismo tiempo va a castigar a los dioses por sus quejas. Es posible que en su discurso que sigue Ea disuade a Marduk de realización de la segunda parte de su propuesta. 

91: 1 Es probable que la parte faltante del texto corresponde estrechamente con el relato de la creación del hombre y de los animales dada por Beroso; para un análisis más detallado de este tema, consulte la Introducción. La tableta K. 3364 ( Cun. Textos del título XIII, pl. 24 f.) se ha pensado que pertenecen a la serie de la creación, y que contiene las instrucciones dadas por Marduk al hombre después de su creación. Esto había sido así, habría formado parte de la Sexta Tablet. En las placas LXIV ff. de Vol. II se publicó el texto de una tableta neo babilónica, No. 33851, lo que da un texto duplicado a 3.364 K.; y en el Apéndice II que he dado razones para creer que el texto inscrito sobre K. 3364 y N º 33851 no tiene relación con la serie de la creación, sino que es parte de una composición larga que contiene preceptos morales. Otro fragmento que se ha sugerido pertenece a una de las tabletas más tarde de la serie de la creación es K. 3445 + R. 396 (Cun. Textos del título XIII, pl. 24 f.; cf. también su duplicado K. 14949, pl. 24); pero hay fuertes razones en contra de la identificación del texto como un fragmento de la serie Enuma eli sh , aunque bien puede ser parte de una versión paralela de la historia de la Creación (ver más lejos, Apéndice II). 

91: 2 El domicilio de los dioses a Marduk constituye el objeto de la Séptima Tablet de la serie. 



Notas al pie Tableta Siete. 



93: 1 El título Tutu está ahí explicó como -ba a-nu , "creador", mientras que sus dos componentes (TU + TU) se producen en la versión sumeria de la línea como los equivalentes de la-nu-u y e- di sh u . 

97: 1 El texto del comentario leer mu-kin, es decir, "el fundador de la Purificación"; para otras variantes de lectura en la línea, consulte el Apéndice I. 

99: 1 Literalmente, ". los de cabeza negra" 

103: 1 En el margen del fragmento de 13.761 K. cada décima línea se indica mediante la cifra "10" 

105: 1 La palabra DURMA h u fue empleado como un título sacerdotal de Babilonia. Puede que aquí sea prestado por alguna de esas frases generales como "gobernante", a menos que sea para ser tomado como un nombre propio. 

107: 1 ... La expresión rê sh u-ARKAT , literalmente, "el principio-el futuro" puede ser tomada en el sentido de un control completo de Marduk el mundo, tanto en su creación y durante su posterior existencia. Es posible que s'u-nu es el sufijo pronominal y debe atribuirse a la palabra anterior, es decir rê sh -arkâtu- sh u-nu ", su principio y su futuro", es decir, "el principio y el futuro de la humanidad. " 

107: 2 Es decir, la humanidad. 

111: 1 Desde el comentario R. 366, etc, y el texto explicativo S. 747, se puede concluir que el Séptimo Tablet, en su forma original, terminó en 1 124 Es probable que ll. 125-142 se añadieron a modo de epílogo en el momento de la composición fue incorporada en la Serie de la Creación (véase el Apéndice I). 

111: 2 Es decir, los nombres de Marduk. 

115: 1 Esta es, probablemente, la última línea de la tableta. Puede aquí señalar que, para el texto de la Séptima Tablet dado en las páginas precedentes, sólo aquellos fragmentos se han utilizado que se demuestran los comentarios de contener faltan partes del texto. Varios otros fragmentos, que a partir de su contenido y estilo de escritura, posiblemente, puede pertenecer a copias del texto, no los han incluido. El texto de uno de estos fragmentos (S. 2013) es de interés peculiar y figura en el Apéndice II; en l. 10 f. se refiere a Ti-Amat e-li-ti y Ti-amat sh ap-li-ti , "The Ocean (Tiamat), que está por encima de" y "The Ocean (Tiamat) que está debajo," un estrecho paralelo a "la aguas que estaban sobre el firmamento "y" las aguas que estaban debajo de la expansión "del general i”.