AMIGOS DEL BLOG

miércoles, 18 de octubre de 2017

Los curas masones

Por Máximo E. Calderón

Al momento de la muerte del Papa Juan Pablo I, ya hacía tiempo que sonaban en Italia los nombres de muchos Cardenales, Obispos y prelados de alto rango, que habían sido relacionados con la Francmasonería.

La Logia Propaganda Due (P2), masónica en sus orígenes y luego transformada en una Logia Operativa de poder económico, había destapado una verdad conocida por pocos, escondida por muchos, desmentida por casi todos.

Pero aunque la relación institucional de la Iglesia Católica con la Masonería o con alguna Logia pseudo-masónica, era algo relativamente nuevo, a nivel individual fueron muchos los sacerdotes y frailes católicos que fueron iniciados en el llamado “arte real”, y pasaron a la historia como masones confesos y en muchos casos, paladines de la libertad.

Según se afirma en La Francmasonería, preguntas y respuestas de Touvia (Teddy) Goldstein: "El considerado objetivo y científico historiador de la Masonería, aun cuando jesuíta, José Ferrer Benimeli, que ha tenido acceso a los archivos del vaticano, ha constatado más de 2.000 nombres de sacerdotes que durante la segunda mitad del siglo XVIII pertenecieron a la Masonería.

Según este autor, en esa misma época, hubo Logias compuestas exclusivamente por sacerdotes católicos, como por ejemplo: "La Parfaite Unión", en Rennes, L´Amitié a l´Epreuve, en Narbona, y la "Loge Teresienne" en Mons.

No solo simples curas párrocos han pertenecido a la Masonería, sino altos Dignatarios, como fueron el Príncipe de la Iglesia de Lieja, Charles François de Velbruck. El cardenal de Breslau en Austria fue iniciado poco tiempo después de la primera Bula papal".

Veamos algunos de esos hombres, esos caballeros de honor que sin renunciar a su fe católica y a los hábitos religiosos, fueron también francmasones acérrimos y defensores de los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Sin pretender agotar lo que seguramente debe ser una larga lista, veamos aquí los nombres de algunos de esos curas masones.

El cura Hidalgo


Miguel Antonio Hidalgo y Costilla, fue un sacerdote y militar que se destacó en la Guerra de la Independencia de México. Intervino y dirigió los primeros movimientos independentistas, pero fue capturado el 21 de marzo de 1811, llevado prisionero a Chihuahua, en donde se los juzgó vilmente y se lo fusiló el 30 de julio de ese año.

Hombre muy culto y profundo conocedor de las ideas de la Ilustración, las puso en práctica entre sus feligreses, en su mayoría indígenas, en el intento de mejorar sus condiciones económicas y de vida.
Para ello les enseñó a cultivar viñedos, criar abejas y dirigir pequeñas industrias, lo que le valió el apoyo incondicional de sus feligreses.

Al ser atrapado luego de su última derrota, se lo acusó de Alta Traición y de varios asesinatos, a pesar de que en las revueltas, Hidalgo nunca había matado a nadie, y solo una persona había muerto por el agravamiento de heridas producidas durante una refriega

El Obispo Don Manuel Abad y Queipo excomulgó al cura Hidalgo, y luego el doctoral de la Iglesia de Durango, monseñor Francisco Fernández Valentín, se ocupó del proceso de degradación sacerdotal, que se llevó a cabo en el Hospital Real de Chihuahua.

Le rasparon con un cuchillo su cuero cabelludo hasta arrancárselo. Luego le cortaron a cuchillo las yemas de los pulgares e índices, partes consagradas en el momento de su ordenación sacerdotal. Finalmente y luego de torturarlo y humillarlo de esa forma, la Iglesia mexicana lo entregó a los españoles para que lo fusilaran.

Mario Avila González, representante en Michoacán de la Confederación de Grandes Potencias Masónicas de la República mexicana, asegura que lo que se hizo con Hidalgo, es un increíble monumento al odio y a la maldad.

Francisco Calvo

Llamativamente, la Masonería en Costa Rica fue fundada en 1865 por un sacerdote católico. El presbítero Francisco Calvo, de espíritu liberal e independentista, estaba íntimamente relacionado con los grupos de poder en su país, y logró sumar a la Francmasonería a otros sacerdotes como Carlos María Ulloa y Francisco Pacheco.

Se cree que el padre Calvo, habría sido iniciado en la Masonería peruana, en la Logia Concordia Universal del Callao, y su diploma de maestro masón, le fue extendido el 8 de Abril de 1858 por la Logia Fraternidad Universal, del Valle de Cerro de Pasco, dependiente del Gran Oriente Nacional Peruano.

Francisco Calvo fue una persona sumamente caritativa que dio ayuda y consuelo a los menesterosos y su nombre se recuerda con cariño como uno de los benefactores del Lazareto; durante muchos años fue capellán de los leprosos a quienes sirvió con verdadera piedad. En varias ocasiones, formó parte de la Junta de Caridad de San José.

Don Joaquín Bernardo Calvo, en sus "Apuntamientos Geográficos, Estadísticos e Históricos" relata que, en los días aciagos de la campaña del 56, el Dr. Andrés Sáenz, cirujano del ejército y el Capellán Dr. Francisco Calvo, "dieron ejemplo de abnegación admirable permaneciendo en Rivas, al lado de los enfermos del cólera, mientras su permanencia fue necesaria, no obstante que el ejército y también el Estado Mayor, habían regresado precipitadamente a causa de la alarmante propagación de la peste"

En junio de 1872, el Presidente Don Tomás Guardia lo llevó con él a los Estados Unidos, pero Calvo no regresó con el Presidente, sino que se dirigió a Europa, siendo recibido en España con grandes honores masónicos.

Una publicación de esa época dice: "Los miembros de la Logia "Silencio No. 42", del Or. de Barcelona, España, obsequiaron al Il. H. Francisco Calvo, Ganganelli, 33, Gran Maestro del Gr. Or. Centro Americano, con un suntuoso banquete".

Murió en San José, en el Hospital de San Juan de Dios, a los 73 años de edad, en la madrugada del día 18 de julio de 1890.

El Conde de Schaffgotsh


El Arzobispo Católico Romano de Breslau, el Conde Schaffgotsh fue masón.

La Ben.•. Leal y Cent.•. Resp.•. Log.•. Simb.•. "Mariano Arista N°2", afirma en su página web que en 1784 la Gran Logia de Austria tenía 66 Logias.

Ocho de ellas estaban en Viena. Esta Gran Logia había sido constituída gracias a los esfuerzos de nadie menos que del Arzobispo Católico Romano de Breslau, el Conde Schaffgotsh.

Esto a pesar del hecho que la Iglesia Romana a través del Papa Clemente XII había condenado la Orden en 1738.

En 1738, Schaffgotsch fue ordenado sacerdote católico en Viena, con el tiempo fue nombrado canónigo en Olmütz, Halberstadt y, posteriormente, en Breslau.

Durante este tiempo se convirtió en un miembro de la organización conocida como Hermanos Masones y fue fuertemente influenciado por la filosofía e ideas de la Ilustración.

Aunque la Masonería fue condenada por el Papa Clemente XII en 1738 en la Bula En eminenti, Schaffgotsch apoyó la creación de la primera Logia Francmasónica en Viena, capital de Austria.

Bernardo Augusto Thiel


Fue un sacerdote católico alemán, que desarrolló su obispado en Costa Rica. Este Lazarista, nació en Alemania en 1850 y fue ordenado sacerdote en 1874 en París.

Sus superiores lo enviaron a Ecuador, y una vez allí, asumió en Quito las cátedras de Teología y Derecho Canónico en el Seminario mayor.

Debido a problemas de persecución religiosa en el Ecuador, tuvo que abandonar ese país y dirigirse a Costa Rica en 1878.

Fue consagrado obispo en San José por el Vicario Apostólico Monseñor Luigi Bruschetti en 1880, casi nueve años después de la muerte de su predecesor, el Obispo Llorente y Lafuente.

Thiel tuvo que luchar con enormes dificultades de corte político, pero dejó gran número de cartas pastorales y varias obras de incalculable valor para la historia de la Iglesia Católica costarricense. Él asumió personalmente la catequización de los indios de Talamanca, Chirripó y Guatuso, que constituye la página más brillante de su carrera.

En julio de 1884, y ya trabajando dentro de la Masonería, Thiel fue expulsado del territorio nacional por constituir "amenaza para el orden público".

Thiel había llevado consigo a los Jesuitas que fueron expulsados de Ecuador en 1878, y junto a ellos se metió en asuntos políticos tanto que el Presidente Fernández los expulsó a todos de Costa Rica.

El Obispo Thiel se exilió en Panamá en 1884 pero regresó a Costa Rica en 1886. Era instrumental en la organización del Partido Unión Católica del Clerode Costa Rica, que defendía los intereses de la Iglesia Católica social.

Introdujo en Costa Rica la doctrina social de la Iglesia con su carta pastoral Sobre el justo salario de los obreros y artesanos (1893). Murió en San José en 1901, a la edad de 51 años.

Ramón Ignacio Mendez


Si de un verdadero rebelde vamos a hablar, masón hasta los huesos, entonces debemos forzosamente nombrar al Presbítero Ramón Méndez, arzobispo de Caracas, varias veces expulsado de la tierra que amaba, y luchador inquebrantable por sus convicciones.

Este ciudadano de Barinas, dotado de una altísima capacidad intelectual, fue Bachiller, Licenciado y Maestro de Filosofía; Bachiller, Licenciado y Doctor en Derecho Civil; Bachiller, Licenciado y Doctor en Derecho Canónico y Bachiller en Teología.

A comienzos de 1810 se dirigió a Caracas, en donde lo sorprendieron los sucesos del 19 de Abril, donde el Capitán Emparán dimitiría luego del primer referéndum que se recuerda en Venezuela.

La provincia de Barinas se une a la revolución el 5 de mayo, y uno de los Departamentos de esa provincia (Guasdualito), eligió al Dr. Méndez como su representante al Congreso constituyente del año 1811.

Se dice que durante la sesión del 3 de julio, este vehemente sacerdote quiso tomar a golpes de puño al General Francisco de Miranda. Aparentemente Méndez no estaba de acuerdo con los métodos propuestos por Miranda, aunque finalmente iba a suscribir sin reparos al Acta de la Independencia, aunque no compartiera los métodos del precursor.

El presidente José Antonio Páez lo menciona varias veces en su autobiografía, designándolo como uno de los grandes patriotas barineses. Entre los hechos más importantes junto a Páez, se puede recordar la presencia de Méndez en el acto donde Páez reconoció a Bolívar como Jefe Supremo.

El 21 de mayo de 1826 fue nombrado Arzobispo de Caracas, con una carta expedida personalmente por el Papa León XII.

Con el tiempo Ramón Méndez comenzó a tener roces con el Gobierno, lo cual desembocó en conflictos que determinaron su destierro de Venezuela en dos oportunidades. Aun desde el exilio, el sacerdote arremetió contra la Oligarquía conservadora, retornando dos veces a su tierra hasta que en 1836 fue finalmente expulsado so pena de muerte, por haberse negado a dejar que el Gobierno posicionara a su gente entre los dirigentes católicos.

Luego de radicarse en Curazao y luego en Santa Marta, Méndez muere enfermo camino a Bogotá, el 6 de agosto de 1839.

Julián Segundo Agüero


Este sacerdote argentino, nació en Buenos Aires en 1776. Según se cuenta, luego de su ingreso a la Masonería dejó de celebrar misa y, en cuanto a religión se refiere, se dedicó solamente a la labor pastoral.

En la década de 1820 fue líder de la facción partidaria de la guerra contra el Imperio del Brasil, con la idea de recuperar la Banda Oriental para las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Agüero obtuvo el doctorado en Teología en la Universidad de Chuquisaca, y a su retorno a Buenos Aires sirvió como consejero legal en la Real Audiencia.

A la hora de los sucesos de 1810, asistió al cabildo del día 22 de mayo pero se retiró si suscribir el acta. Aún así, el 25 de mayo de 1817 declaró públicamente su oposición a España y sus ideas libertarias que coincidían con la Ilustración.

Defendió a ultranza las reformas eclesiásticas de Rivadavia, como así también sus ideas Unitarias, llegando luego de su trabajo en el Congreso de 1824, a enfrentarse duramente con Manuel Dorrego y los estancieros Federales.

Entre 1821 y 1839, fue Agüero el líder de la Logia masónica que apoyaba a Rivadavia, la cual mantenía en sus filas a aristócratas y burgueses de alcurnia, que por fijarse en sus planes a largo plazo al estilo europeo, miraban con desdén los problemas inmediatos y específicos de su pueblo.

Nunca gozó Rivadavia del apoyo popular. Los créditos para obra pública pedidos a Inglaterra, se utilizaron en la guerra contra Brasil, y el desastre financiero de las Provincias Unidas, hacía cada vez mas débil al Gobierno.

El vergonzoso acuerdo de paz firmado luego de la guerra por el ministro Manuel García, terminó de caldear los ánimos populares. El 27 de junio de 1827 debió renunciar el Presidente, quien junto a Julián Agüero (su Ministro de Gobierno) y un grupo de acólitos, huyeron en ese momento a Montevideo.

Julian Agüero organizó en 1822 la Sociedad Literaria, en donde publicó los periódicos, El Argos y La abeja argentina. Murió en Montevideo en 1851.

Fray Cayetano Rodríguez 


Poeta, político y religioso argentino nacido en San Pedro, provincia de Buenos Aires, en 1761. Entró en la Orden Franciscana a los 16 años, como novicio y en 1778 profesó en el Convento de Buenos Aires. Luego en Córdoba fue ordenado sacerdote y allí dictó cátedras de teología y filosofía.

Regresó a Buenos Aires al Convento Franciscano, donde enseño teología, filosofía, hermenéutica y física. Participó en los prolegómenos de los movimientos revolucionarios de mayo de 1810. El 24 de setiembre de ese año, a instancias de Mariano Moreno, fue elegido como primer director de la Biblioteca Pública, que recién se estaba fundando, cargo que ocupó hasta 1814.

En febrero de 1811 fue elegido Ministro Provincial.

El 4 de abril de 1812 fue elegido vocal de la primera Asamblea y en 1813 participó en la Asamblea Constituyente.

En 1815 fue elegido diputado por Buenos Aires para el Congreso de Tucumán. Fue el encargado de la redacción de un diario de sesiones denominado "El Redactor del Congreso Nacional".

Enviado como delegado al Congreso de Tucumán, fue nombrado secretario y, además de registrar sus disposiciones, redactó la Declaración de la Independencia, que luego firmó; también escribió excelente poesía. Bien conocidas fueron sus odas en honor de Alvear, del cruce de los Andes, de la victoria de Chacabuco como también sus poemas patrióticos más extensos dedicados a Mariano Moreno y a José de San Martín a los que se le puso música; famoso por su elocuencia, fue elegido para hacer el panegírico en el funeral de Manuel Belgrano. También se lo reconoce por ser el primer autor del Himno Nacional Argentino.

Fray Cayetano Rodríguez defendió fervientemente los derechos de la Iglesia contra el secularismo de Rivadavia y sus reformas eclesiásticas; las discutió vigorosamente en las páginas de El Oficial del Día, creado con ese propósito, con los editores y escritores del Argos quienes defendían la posición del gobierno; cuando se promulgó la ley en 1821, se retiró de la vida pública; se dedicó a sus deberes religiosos hasta su muerte en el monasterio franciscano, en 1823.

Santiago Figueredo

Este sacerdote católico uruguayo, nació en 1781 y fue ordenado sacerdote en 1806, luego de haberse formado en el Colegio San Carlos en Buenos Aires.

En 1810 apoyó la Revolución de Mayo y tuvo participación activa en la Revuelta de Montevideo de Prudencio Murguiondo.

Luego de ser derrotado por los españoles, huyó a Buenos Aires y pasó a desempeñarse como párroco de San Nicolás de los Arroyos.

No contento con haber dejado su país, regresa al poco tiempo a la Banda Oriental, en donde José Artigas lo nombra su capellán, después de la Batalla de Las Piedras.

Sin embargo las relaciones con Artigas no iban a ser del todo buenas, por lo que junto a Manuel de Sarratea, Figueredo intentó sobornar a algunos altos oficiales del ejercito para que reconocieran la autoridad del Triunvirato.

Al enterarse el caudillo de esta acción, inmediatamente lo expulsó de la Banda oriental.

Se trasladó a Buenos Aires, donde gracias a algunos amigos masones, se lo incorporó a la Logia Lautaro. Tras el rechazo de los diputados orientales, el general José Rondeau reunió un grupo de adictos al gobierno porteño y les hizo elegir diputados a la Asamblea del año XIII.

Uno de ellos fue Figueredo, que fue un firme aliado de Alvear y enemigo de Artigas.

En septiembre de 1814 fue nombrado cura vicario del Ejército del Norte. Pero, estando en camino, al pasar por Córdoba, gestionó y obtuvo el título de doctor en derecho civil. Regresó a Buenos Aires al saber que el Ejército del Norte había rechazado a Alvear, y apoyó su breve gobierno.

En julio de 1815, meses después del derrocamiento de Alvear, fue condenado a destierro en la Guardia del Monte. Recién en septiembre del año siguiente recuperó la libertad, por orden de Pueyrredón y con permiso del Congreso de Tucumán.

En 1818 fue nombrado canónigo de la catedral porteña. Apoyó la política religiosa de Bernardino Rivadavia, pero se fue distanciando del partido unitario, y durante su gobierno se destacó como opositor.

En 1827 fue electo diputado provincial por el Partido Federal y fue uno de los electores y principales apoyos de Manuel Dorrego.

Se opuso a la revolución del general Lavalle y bajo el gobierno de Juan José Viamonte, fue miembro de la comisión de justicia militar. Fue uno de los más entusiastas aliados del gobierno de Juan Manuel de Rosas y lo apoyó desde la legislatura.

En agosto de 1830 fue electo rector de la Universidad de Buenos Aires.

Renunció a su rectorado en octubre de 1831, dejando como cuarto rector al padre Paulino Gari, porque se hallaba gravemente enfermo. Falleció en Buenos Aires en febrero de 1832.

** Artículo publicado por el Administrador de este Blog en 

http://hermanostrespuntos.blogspot.pe/2009/

lunes, 16 de octubre de 2017

Cuando la Serpiente tomó la Palabra en una Logia - cuento

Cuando la Serpiente tomó la Palabra en una Logia - cuento
Autor anónimo


En cierta ocasión, un hermano masón que hacia la limpieza de su Logia, movió el Ara Sagrada y descubrió que justo debajo de ella existía un agujero.

Debo descubrir qué es esto – se dijo para sí, sorprendido. Cuando se agachó, vio que era un profundo agujero iluminado por una extraña luz. Debo descubrir que es esto y qué hay debajo – se dijo.

Tan pronto como se aproximo más, escuchó un silbido estruendoso y una serpiente surgió del agujero.

El hermano masón salto hacia atrás alarmado. La serpiente era en verdad enorme y emanaba de ella una luz violeta. Ahora voy a matarte dijo la Serpiente, porque me has despertado.

Pero te he liberado – dijo el hermano masón, ¿Cómo puedes pagarme así? Matarme no sería lo mejor.
En primer lugar – dijo el reptil, moviste el Ara Sagrada para limpiar el polvo acumulado debajo, no por ayudarme. ¿Cómo puedes decir depronto “te he ayudado”?

Cuando nos detenemos a reflexionar, siempre debemos tratar de adoptar un comportamiento muy razonable. Seguro tu veneno no me matará, en cambio yo puedo tomarte entre mis manos y asfixiarte –dijo con voz firme el hermano masón.

Tú recurres a la razón cuando piensas que invocarla conviene a tus intereses – dijo la serpiente.

Si – dijo el hermano masón – fui estúpido al esperar un comportamiento razonable por parte de una serpiente.

De una serpiente espera comportamiento de serpiente – dijo el reptil. Para una serpiente, comportamiento de serpiente es lo razonable.

Ahora voy a matarte masón, o bien tu me mataras, no lo sé – añadió la serpiente.

Pero haremos algo – dijo la serpiente. Nos daremos una oportunidad, por años he escuchado lo que se dicen en las Tenidas pero he permanecido en silencio todo este tiempo. Creo que es tiempo de que hable en una de ellas – puntualizó la serpiente.

El hermano masón aceptó y la serpiente se escondió justo dentro de la columna “B” de bronce que es hueca. Los demás hermanos masones comenzaron a llegar al Templo sin sospechar lo que ocurría, sólo notaban el nerviosismo del hermano.

Justo al iniciar la Tenida aparece la serpiente enroscándose sobre el Ara Sagrada, la sorpresa de los hermanos fue enorme, y las espadas apuntaron hacia ella.

La serpiente se incorporó, y pidió ser retejada, a lo que respondió debidamente, y así se le dio plaza entre los hermanos masones.

La serpiente a su momento, pidió la palabra la cual le fue concedida, y fue conducida a la tribuna de la elocuencia, donde expuso que la enemistad entre los Iniciados en los Augustos misterios y la Serpiente nunca de hecho había existido; luego de forma magistral explicó como la humanidad era arrastrada por las imaginaciones y las fantasías, manteniendo al hombre en un estado parecido a la alucinación, del cual le sería difícil pero no imposible escapar.

Terminada la tenida, la serpiente volvió a su lugar justo abajo del Ara Sagrada, no sin antes prometer a los hermanos masones del universo, enseñarles el modo de escapar de los estados inferiores de consciencia.

Y profetizando el fin de las religiones, las universidades y los gobiernos profanos, sustituyéndoles por verdaderas instituciones que ayudarían verdaderamente al ser humano- y agregó que esto ocurriría cuando la humanidad se diera cuenta de que existe otra verdad muy por encima de todo lo que conocemos.

Desde ese entonces, si ponen atención en las Tenidas, se escuchará a la serpiente susurrar a nuestros oídos esas frases de sabiduría.

**Bellísimo relato encontrado en 
http://hermanostrespuntos.blogspot.pe/2009/07/cuando-la-serpiente-tomo-la-palabra-en.html

domingo, 15 de octubre de 2017

Retales de Masoneria Nº 76 - Octubre 2017

Retales de Masoneria Nº 76 - Octubre 2017

En la época antigua existían las Artes Liberales y las Artes Serviles. Podríamos decir que las primeras capacitaban al ser humano para ser un hombre libre y de pensamiento abierto y las segundas para realizar un trabajo con el cual ganarse las lentejas del día a día. 

Siete eran las Artes Liberales repartidas en dos grupos denominados Trivium y Quadrivium. Así, la dialéctica la retórica o la aritmética formaban parte de dichas artes.

La orden Masónica ha dado y sigue dando mucha importancia a las Artes Liberales; tanta que son objeto de estudio en uno de los grados. En este número de Retales hemos incluido un trabajo acerca de la Simbólica de las artes liberales que esperamos que sea de vuestro agrado.

Pero no solo de Artes Liberales hemos escrito. Este número que comienzas a leer, al igual que en todos los anteriores, viene repleto de artículos sobre los más variados temas que deseamos os agraden y entretengan.

Contenido de este número
El Emblema de la Orden.
Simbólica de las artes liberales.
La Magia de la Francmasonería (1927).
El único y verdadero landmark masónico: El Cambio.
La genealogia de la moral.
Un poco sobre los Templarios.
El hombre y sus circunstancias presentes.
O Exodo motejado (7 de 11) (Versión Original)
Masonic Colors (Versión Original)
A manifestação de Deus (Versión Original)
Milagres de Yeshua Ben Yosef, EM VIDA (Versión original)

Enlaces para lectura o descarga web



SIMBOLISMO EGIPCIO


sábado, 14 de octubre de 2017

Los Misterios de la Masonería

Los Misterios de la Masonería
Por Máximo E. Calderón
Después de leer a Dan Brown, después de ver filmes como "National Treasure" (traducido a veces como La Leyenda del Tesoro perdido), luego de enterarnos de que los masones guardan "terribles secretos", que quizás son una "secta satánica", que quieren establecer un Nuevo Orden Mundial o que manejan desde las sombras el Poder del planeta...

Luego de todo eso y si aún el sincero buscador no salió corriendo espantado, quizás alguien sospeche que los misteriosos secretos de la Masonería son esotéricos, que la magia y la alquimia se mezclan con la superchería y el charlatanismo, y que los grandes misterios de los tales masones, rozan la brujería y tienen que ver con el uso de poderes ocultos para intentar manejar la mente de las personas.
Pero al final... los verdaderos misterios de la Masonería donde están?

Cuando el Aprendiz pregunta, los Maestros le dicen "eso no es de tu grado".

Cuando el Maestro del simbolismo pregunta, los Hermanos de grados superiores le dicen "eso no es de tu grado".

Cuando el Gr. 33°, ó 96°, ó 99° pregunta, solo el silencio le responde. Y quizás ahí entienda que los grados masónicos, las medallas de oropel, los collarines de fantasía y los diplomas de reconocimiento, solo inflaron su ego mas nunca su espíritu.

Y entonces tenemos a miríadas de Maestros y Grandes Maestros, con reconocida y loable "trayectoria masónica", que por mas fama y encumbramiento que hubieran logrado dentro de alguna Obediencia, nunca debieron haber dejado el mandil blanco, ya que nunca superaron a los tres asesinos que son la Ignorancia y la Estupidez, la Intolerancia y el Fanatismo, la Ambición vil y la Soberbia.

Si el Maestro Masón y émulo de Hiram no supera con creces las pruebas de su exaltación, por mas que transcurran los años y aumenten sus grados masónicos, no dejará de ser un compañero traidor a su propio Hiram Interior, matándolo con cada acto que no lo encuentre preparado como un Ser Instruído, Tolerante y Desinteresado.

Las tres cualidades juntas, y sin que falte ninguna.

En julio de 1912, la revista "The American Freemason" publicaba un artículo llamado ¿Dónde puedo encontrar los Misterios de la Masonería?.

Me permito transcribir algunos párrafos de esa nota realista, clara, veraz, y que lamentablemente no pierde actualidad.

***********************

"¿Dónde puedo encontrar los Misterios de la Masonería?"

Así se expresaba un preocupado Hermano, cuya pregunta nos da a conocer una inquietud que no es manifestada abiertamente por muchos Hermanos. Y continúa: "En las formas externas de la Fraternidad hay muchas cosas que apenas interesan al curioso. Pero no tengo interés particular en el criticismo de los Antiguos Deberes, ni estoy preocupado por conocer la línea particular a través de la cual estas formas ceremoniales han llegado hasta nosotros. Pero, sí como se nos dice en distintas formas, “la Masonería tiene un "alma", y es algo que vale la pena, ¿cómo podemos captarlo?.

La pregunta está desde la sinceridad y con la rotunda claridad que su importancia y urgencia requieren. Pero, repetimos, lo que se ha dicho muchas veces antes y básicamente con las mismas palabras, esto es, que si la Masonería no ofrece más que catecismos, lecturas y ceremonias, entonces no vale la pena para el hombre pensante.

Les aseguro que quien esto opina son aquellos que con frecuencia lanzan oscuras indirectas ante un contenido secreto y esotérico de la Masonería quienes no tienen una concepción adecuada y clara de nuestra Institución. Pueden clasificarse bien como hombres de confianza o timadores, o intoxicados con el humo de sus propias palabras, o hipnotizados por pantomimas que no pueden entender. Oyendo estas peroratas nos acordamos del personaje que habiendo sido egregiamente engañado por la actuación del espectáculo de un falsificador es el primero en inducir a otros para que entren a fin de no ser el único en pasar por la vergüenza de haber sido engañado.

El hombre escasamente capaz de juzgar una organización por la información suministrada o por la apariencia de los hechos, no encuentra nada en su Iniciación en los diferentes Grados, diferente a un interés pasajero. La continua asistencia a la Logia – de acuerdo como éstas suelen trabajar – no le transmitirá el verdadero significado del Gremio masónico.

Recibe información superficial, en la mayoría de las veces por Hermanos para quienes las palabras que ellos mismos pronuncian tienen poco o ningún significado, que "la Francmasonería consiste en un curso de moral e instrucción filosófica, ilustrado por jeroglíficos y enseñado, de acuerdo con los antiguos usos, mediante caracteres, emblemas y figuras alegóricas". Ese es un gran prospecto, y si lo que se promete fuera logrado en nuestras Logias, la instrucción masónica sería una gran adición a la educación de cualquier hombre. Pero es más que vergonzoso hablar de "instrucción moral y filosófica" de cara a lo que conocemos como el currículo de las Logias.

Es entendible que alguien que no tiene más que una vaga idea del significado de esta frase quede impresionado por el montón de palabras que escucha confusamente.

Pero ningún buen conocimiento puede derivarse de tal impresión. Además, se le habla de vez en cuando de los Misterios que habrá de conocer, y al final se preguntará dónde están esos secretos que no ha podido encontrar, y es en este punto - cuando uno no ha aprendido más que a cruzar los dedos – y se presume que a ha completado su educación masónica y se le deja a su propio capricho. Si aprende el ritual, siguiendo la línea de menor resistencia, para uno que tenga ambiciones, se le considera como una valiosa adquisición para su Logia. Si no tiene tanta ambición, se abrirá ante él el lado social de la Fraternidad y el "buen miembro" tendrá a este aspecto como la más importante función de la organización.

La repetición del ritual pronto perderá interés, pero el salón de banquetes y el salón de fumar mantendrán su atractivo. Si eventualmente tiene una idea – y el caso es desafortunadamente infrecuente – de una Masonería esotérica y busca investigar más allá del velo de las palabras, se le tratará con una mezcla de compasión y burla por parte de sus superficiales compañeros.

La Logia no puede brindarle ninguna ayuda para buscar lo que se ha perdido porque aquellos que deberían instruirlo son tan ignorantes como aquellos a quienes deben enseñar.

Si persiste en desear y buscar el conocimiento, a lo mejor es tenido como alguien aburrido. Para aquellos que están satisfechos con que las cosas estén como están, el investigador que adquiere algo de conocimiento es tenido como un perturbador, siendo puesto como ejemplo de que la investigación ocasiona problemas innecesarios.

Al escribir estas líneas tengo ante mí un número de volúmenes de Actas de Gran Logia recibidas recientemente. En cada una de ellas hay un registro de las palabras del Gran Orador, y sus frases se diseminan a través de las páginas. Las he investigado todas, como he investigado todos los discursos que he podido durante años, con la vana esperanza de encontrar un Hermano que pueda hacer honor a la oportunidad que se le presenta.

Se necesita que surja alguien que, con elocuencia y convicción, tenga la capacidad de discernir sobre los potenciales de la Masonería y también de darse cuenta de lo cortos que nos estamos quedando en satisfacer esos ideales. Se necesita que las palabras de tal orador se calienten con el fuego de la sinceridad, para que puedan quemar la coraza de la indiferencia y penetren permanentemente en la conciencia del Gremio masónico.

En vez de eso, ¿qué tenemos?

Largos e incoherentes discursos sobre civilizaciones desaparecidas; ensayos repetidos sobre dioses que no tienen adoradores y sobre templos que han sido abandonados y han estado en total ruina durante los últimos mil o más años.

Todas estas cosas son flojamente amarradas con un hilo delgado y quebradizo denominado para la ocasión como "Masonería de los tiempos".

O tal vez hay un vuelo sobre la historia moderna, con detallada investigación sobre los nombres de los hombres que han sido miembros de la Fraternidad, mostrando la absurda deducción de darle crédito a la Masonería por lo que ellos han hecho.

"Si no fuera tan frecuente esto no sería raro. Y que sea tan frecuente, sigue siendo raro"

Enfrentemos esta desagradable y casi humillante verdad. Admitamos, con todo el candor y honestidad posibles, que en su mayor parte, la mayoría de las enseñanzas morales y filosóficas de nuestra Masonería son una gran impostura.

No tienen actualmente motivaciones adecuadas y no se alcanzan sus propósitos ni se desarrollan sus capacidades.

Entonces, nos quedan las siguientes alternativas: no pretender nada diferente a que la nuestra es una gran organización social y que como tal está logrando sus objetivos, o inclinar nuestras cabezas con vergüenza con el conocimiento de que el espíritu de la Masonería ha sido sofocado, ablandado y se le ha impedido manifestarse, mientras que el cuerpo es vestido con relumbrantes ropajes ricamente decorados con llamativos ornamentos.

¿Cuáles son, en realidad, los hechos?

En doscientos años de Masonería en países angloparlantes, del período histórico, ¿ha tenido la Masonería alguna influencia visible sobre el mundo del pensamiento y la acción? Esta no es una pregunta para ser respondida por oradores rimbombantes sino por estudiantes serios de los eventos a considerar.

Y yo les digo que si nuestra gran Fraternidad no hubiera sido desviada de su dirección original, sería hoy la primera en ser reconocida como parte de las fuerzas que han hecho posible el progreso de la Humanidad, porque hubo una época en que la Masonería dio plena cabida y protección a quienes fomentaban la libertad de pensamiento. Se pretendía que la Masonería debería dar el ejemplo de una sabia tolerancia ante las demás personas, distinguiendo entre el conservadurismo que solo obstaculiza y retarda, y el radicalismo que destruye.

Se le dio a la Masonería la tarea de romper las barreras de castas, clases, raza y nacionalidad que se habían levantado a través del tiempo, y de anunciar al Hombre como el supremo producto de los Tiempos. En cambio, al menos en las jactanciosas variantes inglesa y norteamericana del Simbolismo, hemos perdido el control sobre los sectarios y los arrogantes, los políticos y los ignorantes.

Y si alguien, proclamando la rectitud, se levanta contra esos, se alcanzan a oír las voces de los que gritan: ¡Crucifíquenlo!

Es muy cómodo ir con la corriente pues ésta fluye suavemente. No discrepar de nadie, no antagonizar con nadie, evaporarse como una burbuja sin significado u objetivo para la existencia, así se desarrolla la Masonería de nuestra generación, pero debería recordarse que en la gran corriente de la existencia humana hay olas de hierro que flotan al lado de ollas de barro, las cuales entrarán en contacto tarde o temprano, con resultados desastrosos para las vasijas de material quebradizo.

Así que les digo que no está lejos el momento de tensión y prueba para nuestros oradores, escritores extravagantes y políticos de la Gran Logia, quienes se encogerán ante el contacto con ciertas ollas de hierro que los pueden hacer quebrar y hundir.

Muchos son los masones de "buen tiempo", pero que ante cualquier momento de peligrosa tormenta o ante cualquier calumnia, serán pasados por un tamiz, como ha sucedido anteriormente, llevando a una pérdida numérica pero fortalecedora de la Orden.

La idea y el ideal es el de una Institución diseminada por el mundo, una gran Hermandad siempre en aumento, una fuerza activa esforzándose por aumentar las libertades, la justicia y la verdadera equidad, un factor real e importante en la dinámica de la civilización.

¿Una Institución así no sería tema para el arte y la literatura? Pero, ¿qué genio podría sacar algo de valor de una organización entregada a reglas mediocres y sórdidos fines? ¿Qué podría encontrar el verdadero poeta en unas ceremonias mecánicas y una moral emasculada? ¿Qué cosa de perdurable belleza podría sacarse de la contemplación de lo común?

Para perjuicio de la Masonería – de la Masonería ideal – ¿ha encontrado ahí inspiración para sus temas, brindándole a la Fraternidad "el carruaje sobre el que pasean los mejores pensamientos"?

Sé que han existido, y aún hay, rimadores de pacotilla que, como María de Escocia, habiendo violado con sus escritos "todas las leyes de Dios y de los hombres sobre la métrica", son aclamados como poetas masónicos; pero no ha aparecido uno cuyo intelecto sea tan grande, y su introspección tan aguda que baste para formular y definir una filosofía real que fundamente en verdades inmutables las aspiraciones y objetivos de la Masonería.

Ningún producto del pincel del artista o el cincel del escultor ha mostrado el espíritu de la Masonería a través de sus grandes formas para redimir la Orden de su sordidez. Esto habría podido ocurrir solo si la Fraternidad hubiera transitado por el más alto camino de los logros y si el verdadero esoterismo masónico se les hubiera manifestado a los verdaderos iniciados.

En cuanto al investigador, buscando aún lo que está oculto o perdido, no tiene otro recurso que buscar, y buscar en vano, a través de Grados sucesivos. En cada uno de ellos se le dice que se levantará el velo, que le será revelada la Palabra perdida, que encontrará la Piedra Filosofal para distinguir entre la verdad y el error, y que la visión del Santo Grial recompensará su búsqueda. Y en esa búsqueda llega al final del camino que no conduce a ninguna parte, haciendo inútiles sus más honestos esfuerzos.

Pero, Hermano que buscas la luz de la verdad, ¿no hay más que un vago indicio de significados en las mutiladas y oscuras formas de la Masonería Simbólica? ¿No quedan rastros de la Sabiduría perenne que ha sido conocida en los varios grados de iluminación por los Iniciados de todas las épocas? ¿No se escucha en nuestras Logias eco alguno de los sutiles secretos que, protegidos con bárbaros términos de transmutación, fueron comunicados por los antiguos alquimistas?

Lo ordinario, lo terrenal, debe romperse para liberar su esencia. ¿No tenemos un indicio de esto en la Leyenda del Tercer Grado? El esoterismo de la Masonería, mi Hermano, no puede enseñarse a través de lecciones formales, aunque los Hermanos más conocedores deberían orientaros hacia el Oriente del Conocimiento.

Según las charlas de instrucción, el Compañero tiene tres joyas: el oído atento, la lengua instructora y el pecho leal. Pero la segunda, rara vez se encuentra.

Y para el Maestro, se deben añadir otras dos: el alma intuitiva y el cerebro con conocimiento almacenado. Sin estos, ningún esoterismo puede manifestarse por sí mismo, pero con ellos se podrán explorar todos los lugares secretos y se encontrarán todos los tesoros para beneficio de quien los busca.

Los Arcanos no se revelan al de espíritu profano, aún si usa la guirnalda del Iniciado.

http://hermanostrespuntos.blogspot.pe/2010/02/los-misterios-de-la-masoneria.html

viernes, 13 de octubre de 2017

Luvetones, adopciones y reconocimientos



Unicornio

Los investigadores de antiguos documentos, han encontrado que la Adopción de Luvetones tuvo en sus inicios el objetivo de protocolizar la protección a los hijos (varónes o mujeres) de un H:. desaparecido, para que estos en su condición de "ahijados" de la logia gozaran de la protección material y moral de todos los Hermanos del Taller. Con el correr del tiempo esta ceremonia modifica y se realiza, en vida del hermano, para asi garantizar que si fallece, sus familia sera protejida. Se separan entonces varias ceremonias, la de luvetones para los hijos, la de reconocimiento para la esposa, y las adopciones en general para algun familiar desprotegido que no pueda valerse por si mismo. La adopción en general es el proceso mediante el cual una logia se encargaba de la manutención de un menor o de un anciano, a petición fundada y motivada de un Hermano.

En la plancha del QH BLASCO IBAÑES (DANTÓN) ; nos damos cuenta como se amplia el sentido de la ceremonia, pues ademas de la mera proteccion, se trata ahora de dar lineamientos en la formación de los recipiendarios, en sus palabras: " … se trata de liberarles de los males con que le amenaza la superstición; iniciarle en la vida de la inteligencia; quitarle el velo materia que cubre sus ojos y purificando su cuerpo, llevar a su espíritu con el amor al estudio, la inspiración de la virtud y de la fraternidad universal, para que esta, su primera iniciación, le abra el camino de la felicidad".

Origen del termino Luveton.

En algunos escritos masónicos antiguos se denomina también "Lobato", "Lobatón", "Lobatillo", "Luston", "Lowton", "Loweton" o "Lewis".

Hay quienes afirman que este nombre proviene del antiguo Egipto, donde los iniciados en los misterios de Isis o isíadas, cuando se encontraban en público llevaban una Máscara dorada de Cartón con la efigie del Dios Tot, por cuyo motivo se les daba el nombre de lobos o chacales.

Otros, sostienen que esta palabra deriva del término "Louve", de origen normando, con el que en la Edad Media se nombraba una herramienta empleada en el arte de la construcción que sirve para levantar piedras (Ritualmente la Leva (Louve) o palanca; en este caso se entendería que "Louve" indica la participación de la logia en la formación del menor adoptado que podría también definirse como "Levantar al vástago"

Ceremonia

La edad que se propone para los luvetones va de los 7 a los 17, Lo importante es que cuenten con la edad suficiente para entender lo que se les dice y el tipo de ceremonia al que serán sometidos, pues se pretende tener por luvetones a seres concientes y no meramente conducidos a ello solo por las ideas o conveniencia de sus padres.

A decir de algunos, la ceremonia debe realizarse en verano (San Juan Bautista, al equiparar algunos esta ceremonia a una especia de "Bautizo Masónico"); otros afirman que en invierno (San Juan Evangelista era el menor de los apóstoles); pero en todo caso, debe llevarse a cabo antes de la Tenida Solemne de Solsticio.

Para la ceremonia de adopción de LUVETONES, se adorna la logia con lazos blancos y azules, guarnecidos de oro, el dosel, el trono, las mesas de los vigilantes, las de los oficiales y las columnas, cuyas letras quedan encerradas dentro de una corona de flores de la que penden anchas cintas blancas. Delante del ORT:. una mesita triangular cubierta con un tapete blanco, con flores, una vasija con agua, una fuente de plata y un paño blanco. Sobre la fuente de plata habrá pan, una vasija con miel, una copa de vino y una cucharilla de plata. En el centro de esa mesa se coloca un candelabro de tres brazos, con las luces apagadas. En el altar del V:.M:. se pondrán, a ambos lados jarrones con flores. Se considera bueno y edificante para los profanos y ventajoso para la orden, que los parientes del niño asistan a la ceremonia, en compañía de otros profanos cercanos al Luvetón.

El niño será apadrinado en este acto, por uno o dos maestros masones, esta generalmente admitido que figure como madrina alguna señora o la esposa, hija o hermana de algún masón.

Al final de la Ceremonia, el Venerable le coloca al Luvetón la Medalla de la Logia, que porta al cuello con un listón de color azul; le entrega el Diploma o la plancha que oficializa su adopción, la plancha alusiva del Orador, así como un regalo de parte de todos los Hermanos del Cuadro.


https://masones.blogia.com/pagina/22/

miércoles, 11 de octubre de 2017

EL MONJE Y EL CARNICERO



Una vieja narración egipcia nos habla de un monje muy piadoso que vivía en el desierto. Este asceta ayunaba a menudo, había abrazado la más abnegada pobreza, y pasaba horas en serena contemplación y diálogo con el Señor. Mucha gente de los alrededores lo tenía por santo, y de él se decía que era el hombre que más cerca estaba de Dios.

Cierto día llegó a oídos del monje lo que la gente decía de él y, picado por la curiosidad, le preguntó a Dios:

–Dime, Señor, ¿es cierto lo que la gente dice de mí, que soy el hombre más santo y el que está más cerca de Ti?

–¿De veras quieres saberlo? ¿Por qué estás tan interesado? –le preguntó Dios.

–No es la vanidad la que me mueve a preguntarte esto –respondió el monje–, sino el deseo de aprender. Si hay alguien más santo que yo, debo convertirme en discípulo suyo para así poder acercarme más a Ti.

–En ese caso, hijo mío, encamínate hacia el sur del desierto y, llegado al primer pueblo que aparezca en el camino, pregunta por el carnicero. Él es el más santo.

El monje se sorprendió mucho con la respuesta de Dios, pues en aquella época los carniceros no gozaban precisamente de la mejor reputación, pero finalmente se puso en camino. Tras un par de días de viaje, alcanzó el pueblo y pudo conocer al carnicero. En él no encontró nada de extraordinario. Sus modales, de hecho, le parecieron algo bruscos. Además, observó con preocupación cómo miraba a las mujeres que acudían a su negocio: de una manera que a él no le pareció precisamente muy santa.

Cuando terminó de atender a la gente y se disponía a cerrar el negocio, el carnicero, sorprendido por la presencia del monje, le preguntó qué deseaba. El monje le contó lo que le había llevado a verlo, pero el carnicero no acertaba a comprender:

–Mire, Padre, yo no dudo de su palabra, pero me deja perplejo que Dios le haya dicho eso. Yo soy un gran pecador y no merezco tales alabanzas. Me equivoco tantas veces a lo largo del día... Pero, en fin, mi casa es su casa. Venga a cenar conmigo.

Cuando llegaron a la casa del carnicero, el monje fue invitado a esperar. Su anfitrión debía atender primero a un anciano que yacía sobre un viejo lecho. El asceta pudo comprobar entonces con qué cariño, paciencia y dedicación se entregaba el carnicero a aquel viejo enfermo. Y dedujo que Dios lo quería tanto por la manera tan entregada que tenía de cuidar a su padre.

–Se nota que quiere mucho usted a su viejo padre –le dijo el monje con admiración.

–¿Mi padre? ¡Oh, no! –respondió el carnicero–. Este hombre no es mi padre. Si está aquí es fruto de una larga historia, que a usted le puedo contar, porque al ser monje sabrá guardar el secreto. Este hombre era, en realidad, el mayor enemigo de mi padre. Le hizo la vida imposible y mi familia y yo tenemos la certeza de que fue el autor de su muerte, si bien nunca pudimos demostrarlo. Hacía muchos años que no aparecía por aquí, pero regresó al pueblo hace unos meses y, aunque mi primer impulso fue vengarme, al verlo tan viejo y enfermo sentí pena por él, lo acogí en mi casa y comencé a cuidarlo. Mi padre me había enseñado a perdonar siempre... y creo que tratar con amor a quien fue su verdugo es la mejor forma que tengo de hacerlo presente hoy, para que siga viviendo en mi corazón.

https://masones.blogia.com/pagina/3/

lunes, 9 de octubre de 2017

HIRAM ABiF Leyenda o Realidad?

Eduardo Castro.

Resultado de imagen para HIRAM ABIF

"El vino a enseñar la grandiosa doctrina de la 'Luz Interna a los sacerdotes de los Templos y a la poderosa jerarquía sacerdotal de Egipto, encabezada por su Faraón. En El atrio del Templo Mayor les enseño acerca de ' La Luz que ilumina a cada hombre que viene al mundo'; una frase Suya que fue transmitida a través de las edades y tuvo eco en el cuarto Evangelio con sus primitivas y pintorescas palabras egipcias. El les enseño que la Luz era universal y que esa Luz, que era Dios, moraba en el corazón de todos los hombres: " Yo soy esa Luz", y les ordenó repetir: " Esa Luz soy yo". "Esa Luz, EL dijo, es el hombre verdadero, aunque los hombres no lo reconozcan, y aunque lo pasen por alto. ¡Osiris es la Luz! ¡El brotó de la Luz! ¡El vive en la Luz! ¡El es la Luz! ¡ La Luz está oculta en todo lugar, en cada roca, y en cada guijarro! Cuando alguien se vuelve uno con el todo del que el fue parte, y entonces puede ver la luz en cada uno, por mas espeso velo que la cubra, o esté subyugada, o traten de encerrarla. Todo lo demás no es; mas la Luz, Es. La Luz es la vida de los hombres."

Toda persona que se inicia, lleva dentro de si miles de interrogantes, los cuales con el correr del tiempo y en base a su inquieta naturaleza, empieza a buscar sus significados, busca la verdad, de esta manera decidí ahondar un poco sobre los inicios de la francmasonería los cuales se pierden en la niebla de la antigüedad.- Para algunos el recorrido es sencillo: la francmasonería es tan antigua como lo registra su historia publica (el siglo XVII) y pretender situarla en una anterior a esos registros es un capricho que no tiene sentido; sin embargo, esta hipótesis es fácilmente rechazable ya que hay amplia evidencia de que la orden se materializó poco a poco a lo largo de mas de trescientos años antes del establecimiento de la gran logia de Inglaterra. 
Los Invesligadores knight y Lomas hermanos masones ingleses, indican que hay 3 teorías serias a considerar:

Que la francmasonería es tan antigua como el ritual masónico indica; de hecho, se creo como resultado de los sucesos en el Templo del Rey Salomón, los cuales se nos han transmitido, aunque como mecanismos desconocidos.

1. Que se desarrollo a partir de los gremios de albañiles medievales, por lo cual las habilidades masónicas artesanales con la piedra se tradujeron en lo que los masones llaman habilidades masónicas contemplativas de desarrollo moral.

2. Que el ritual masónico se origina directamente de la orden de los Pobres Compañeros-Soldados de Cristo y del Templo de Salomón mejor conocidos ahora como los Caballeros Templarios.

La primera teoría, que la francmasonería fue creación del rey Salomón, parece imposible de investigar porque el Antiguo Testamento es la única fuente, así que los investigadores no han ido mas allá de aquel tiempo.

La segunda, que los albañiles medievales desarrollaron la Ciencia para su propio desarrollo moral, es una teoría que ha encontrado aceptación en casi todos los ámbitos, masones y no masones. Pero, a pesar de la aparente lógica de esta idea y del gran numero de libros que la han promovido durante varias generaciones, una vez que se considerara en profundidad, se percató de que era difícil de comprobar.

La mayoría de los albañiles en la Edad Media eran iletrados y habrían tenido poca o ninguna educación fuera de su aprendizaje, que solo los proveía de habilidades para el oficio. Imaginar que pudieran haber entendido, ya no digamos que hubieran dado origen, a un ritual tan complejo como el usado ahora por los francmasones, carece de credibilidad. Su vocabulario y mas probablemente su capacidad para el pensamiento abstracto han de haber sido en efecto muy limitados.

Los Caballeros Templarios, o, para darles su titulo completo, los Pobres Compañeros-soldados de Cristo y del Templo del Rey Salomón, se formaron casi seiscientos años antes del establecimiento de la Gran Logia de Inglaterra. Si hay una conexión entre estos monjes-guerreros de las cruzadas y la francmasonería, tendría que explicar la brecha de 410 años entre la repentina muerte de la orden en octubre de 1037 y la aparición formal de la Ciencia

El Templo del Rey Salomón
Se encontró que, en el sentido amplio, había cuatro templos relacionados con el Monte Moriah en la ciudad de Jerusalén. El primero fue el construido por el rey Salomon hace tres mil años.

El siguiente nunca existió en piedra; fue el visto por el profeta Ezequiel en una visión durante el cautiverio de los judíos en Babilonia alrededor de 570A.C. Aun imaginario, no podía ignorarse a este templo, ya que tuvo un efecto significativo en las creencias y escritos posteriores de los judíos que después se transmitieron a la creencia cristiana.

El tercero fue construido por el rey Zorobabel a inicios del siglo VI a.C., después de que los judíos regresaron de su cautiverio babilonio. Y el ultimo templo fue erigido por Herodes en los tiempos de Jesucristo y destruido por los romanos en 70 d.C., justo cuatro años después de su terminación.

La designación de sabio se le confirió a todos los constructores y a los reyes que patrocinaban las construcciones por miles de años antes de Salomón.

En consecuencia, el templo en Jerusalén fue construido por obreros contratados a Hiram, el rey fenicio de Tiro. A pesar del nombre, estaba claro para nosotros, y para cualquier observador previo, que el rey Hiram no tenia nada que ver con Hiram Abif. Hiram, rey de Tiro, proveyó los materiales en tanto que otro hombre, Hiram Abif, fue el verdadero arquitecto del templo. Incluso menciona que estos tres personajes (Salomon y los dos Hiram) presidían una importante logia y juntos eran los únicos que poseían los verdaderos secretos de un Maestro Masón, seria fácil suponer que el templo de Salomón era un lugar en que los judíos adoraban a su Dios Esto, sin embargo, seria un error, ya que este templo no fue construido para ser visitado por los hombres; era, literalmente, la Casa de Dios, una casa para el mismo Jehová.

No hay restos físicos del Templo de Salomón ni registros independientes de el, así que nadie puede estar seguro de si en realidad existió o no; podría ser una invención de los últimos escribas judíos que escribieron sus tradiciones orales mucho antes de que la supuesta construcción haya tenido lugar. Nos dicen que este, el mas famoso de todos los templos, fue construido en piedra y en su interior revestido por completo de cedro traído de tiro. Se dice que sus paredes tenían nueve codos (alrededor de cuatro metros) de espesor en su base y soportaba un techo plano de vigas de cedro rematado en pino. La característica sobresaliente del templo era la cantidad de oro que cubría suelo, paredes y techo, colocado entre los tallados de querubines y flores abiertas.

El interior era de veintisiete metros de largo por nueve de ancho, y todo el edificio estaba alineados de oeste a este con una sola entrada en el extremo occidental. Una separación con un par de puertas plegadizas dentro, dividía el interior en una hendidura de dos a un tercio, creando un cubo de nueve metro de altura, ancho y largo . Era el Oráculo del antiguo Testamento, también llamado el Santo de Santos y conocidos en el ritual masónico como el Sanctum Sanctorum, que estaba completamente vacío excepto por una caja rectangular de madera de acacia de un metro y cuarto de largo por sesenta centímetros de ancho y sesenta de alto, colocada exactamente en el centro del piso. Era el Arca de la alianza que contenía solo tres cosas: dos tabletas de piedra que llevaban los Diez Mandamientos y al mismo dios Jehová.

Los Caballeros Templarios
Durante casi doscientos años los templarios fueron mas poderosos que la mayoría de los reyes, y tenían habilidades legendarias para la batalla y tesoros fabulosos; cuando se genero la conquista de Jerusalén, cristianos de toda Europa empezaron a hacer la peregrinación a la Ciudad Santa, haciéndose necesario crear una infraestructura para abastecerlos y una parte de estos arreglos fue la hostería Amalfi en Jerusalén, establecida por los caballeros hospitalarios para brindar comida y alojamiento al constante flujo de viajeros, la orden entonces se desarrollo con rapidez al punto de crear una armada militar obteniendo la bendición papal en el año 1118 cuando se le dio una constitución formal.

Esta fue una organización que probablemente influenció a un noble francés de Champagne, de nombre Hugues de Payen, por que en el mismo año él y otros ocho caballeros iniciaron una orden no oficial de los Pobres Soldados de Cristo y el Templo de Salomon. Se dice que la orden de los Templarios, como se le llama ahora, fue creada con el propósito de brindar protección al creciente flujo de peregrinos mientras hacían sus azarosas travesías entre el puerto costero de Jaffa y Jerusalén. El rey Baldwin II, patriarca de Jerusalén, pronto brindo su apoyo a la nueva orden y les proporciono alojamiento en la parte occidental de su palacio que colindaba con la ex Mezquita de Al-Aqsa y estaba en el sitio del Templo del Rey Salomon. 

Que estaban buscando?
No hay evidencia de que estos primeros templarios hubieran dado protección alguna a los peregrinos, pero por otro lado pronto se supo que hay pruebas concluyentes de que realizaron grandes excavaciones debajo de las ruinas del Templo de Herodes. Según el historiador francés Gaetan Delaforge comenta lo siguiente:

"La verdadera tarea de los nueve caballeros era llevar a cabo investigaciones en el área con el fin de obtener ciertas reliquias y manuscritos que contenían la esencia de las tradiciones secretas del judaísmo y del antiguo Egipto, algunos de los cuales probablemente se remontaron a los días de Moisés.''

De acuerdo a lo anterior, se hace necesario remontarnos a las antiguas épocas de Egipto.- Todas las grandes naciones han tenido sus Misterios, a través de los cuales, los grandes Maestros de la humanidad han instruido a sus pueblos en asuntos importantes inspirados por la Gran Logia Blanca que, sin distinción apoya por igual a todas las religiones. Entre ellas, los Misterios Egipcios fueron preminentes entre los pueblos occidentales del Viejo Mundo, no tan solo por su edad verdaderamente inmemorial, sino porque Egipto fue uno de los grandes centros auxiliares de la Logia Blanca.
El primer idioma del cual surgieron casi todas las lenguas del Viejo Mundo fue catalogado como protoindoeuropeo. Este resultó ser la fuente común del urdu, el francés, el punjabi, el persa, el polaco, el checo, el gaélico, el griego, el lituano, el portugués, el italiano, el afrikaans, el nórdico antiguo, el alemán y el ingles, entre muchos otros.

El libro del Génesis data de hace casi dos mil setecientos años, mucho tiempo después del la época del rey Salomón. Pese a su antigüedad, ahora se sabe que la escritura se origino hace mas de cuatro mil años en un país llamado Sumeria.

Sumeria es aceptada como la cuna de la civilización. Su escritura, teología y técnicas de construcción forjaron los cimientos de todas las culturas posteriores del Medio Oriente y Europa, ellos creían ser originarios de un lugar llamado Dilmun, el cual se piensa que es el Bahrain actual, ubicado en la costa oeste del Golfo Pérsico. Ya en el año 4000 a.C. llevaban una existencia próspera en lo que ahora es el sur de Irak entre los ríos Tigris y Eufrates.

Sus logros como constructores son impresionantes ; otras de sus importantes invenciones fue la columna, cuya forma esta inspirada directamente en el tronco de la palma de dátiles. Sus ciudades mas antiguas fueron edificadas con ladrillos de lodo, que se derrumbaron con el paso de algunas generaciones, por lo que tuvieron que construir nuevos edificios encima de los anteriores.

La riqueza de los sumerios atrajo a viajeros de países distantes quienes buscaban intercambiar sus sencillos bienes por los maravillosos productos de estas avanzada civilización.

Las ciudades de Sumeria

En el territorio de Sumeria existían alrededor de veinte ciudades, de las cuales las mas importantes eran Ur,Kich,Eridu,Lagash y Nippur. Cada una era políticamente autónoma, con un rey y el clero a su servicio. Para los sumerios la tierra pertenecía a Dios, sin cuyo poder procreador la vida terminaría; el rey era un dios terrenal menor, cuya responsabilidad era asegurar la productividad de la comunidad.

Ur, la ciudad de Abraham
Ur, famosa hoy día por su gran "zigurat,'' era considerada en el tercer milenio a.C. como una de las ciudades estado mas grandiosa del mundo.
Ur estuvo en su máximo apogeo bajo el mandato de Ur-Namma, alrededor de 2100 a.C. cuando gran parte de la ciudad fue reconstruida y desarrollada, y mantenía una población de casi cincuenta mil habitantes. El gran zigurat fue prolongado e incrustado con mosaicos y le plantaron arboles y arbustos. En su cúspide se encontraba el templo de la deidad de la ciudad, Nanna, dios de la luna.

En algún momento del periodo de decadencia, entre 2000 y 1800 a.C.; un hombre llamado Abram decidió abandonar la ciudad de Ur y enfilarse al norte en busca de una vida mejor.

En algún punto de la historia judía Abram se convirtió en Abraham, el padre del pueblo judío. Era claro que las ideas que se llevo consigo de Ur serian una parte importante de lo que necesitamos conocer.

Nadie sabe a ciencia cierta por cuanto tiempo existió Sumeria, pero, con base en los registros consultados por Knight y Lomas, les parece razonable pensar que lo que sabemos de este país precede al diluvio; muchos de los poblados y ciudades fueron tal ves mas grandiosos antes de que el diluvio los desapareciera de la faz de la tierra.

Se han encontrado evidencias de una importante inundación acaecida hace mas de seis mil años en los alrededores de Ur, en donde una capa de lodo de dos metros de profundidad cubre una área superior a los cien mil kilómetros cuadrados. Esta se extiende por todo lo ancho del valle del Tigris y el Eufrates, desde el norte de Bagdad hasta la costa del Golfo Pérsico en lo que ahora incluye partes de Irak, Irán y Kuwait. El diluvio tuvo que ser de proporciones gigantescas para dejar semejante deposito, y seguramente barrió con algunas culturas a lo largo de lo que mas tarde seria la tierra de Sumeria.

El problema principal al que se enfrentaron los que quedaron fue encontrar supervivientes que fueran guardianes de los secretos reales; aquellos que habían sido sumos sacerdotes de los templos desaparecidos y que, por lo tanto, podían tener el poder de la ciencia, en especial la ciencia de la construcción. Algunos sobrevivirían; tal ves su conocimiento de la ciencia y los misterios ocultos de la naturaleza les advirtió sobre la llegada del diluvio, dándoles tiempo para huir a tierras altas o, en efecto, construir un arca. Si bien los secretos y el simbolismo de la construcción eran anteriores al diluvio, se cree que la necesidad urgente y repentina de reconstruir el mundo entero creo una nueva perspectiva basada en la construcción de los cimientos de un nuevo orden.

La figura de Abraham, el primer judío
Una ves que Abraham decidió abandonar Ur, era natural que se dirigiera hacia el norte siguiendo la ruta de los dos ríos, en busca de un nuevo hogar en el cual pudiera estar en paz con Dios.

Es probable que su viaje a la tierra de Cannan, haciéndose pasar por un viajero errante, sea cierto y que el camino sostuviera graves discusiones con su dios personal, quien, como es natural, viajo con el desde Sumeria.

La descripción de Abraham como un nómada semejante a ellos tiene mucho sentido ya que el y la gente con la que viajaba no tenían tierra propia. El nombre hebreo se deriva, según investigaciones, del termino babiru ( a veces aparece también como apiru) que al parecer era una palabra usada por los egipcios para describir a las tribus semitas que vagaban errantes como los beduinos

Como se observa, la historia de los judíos reclama su descendencia de Sem, el hijo de Noé, quien a su vez, era un personaje de la leyenda sumeria, y finalmente de Abraham, quien dejo Sumeria para encontrar la tierra prometida. Dado que no hay rastros de los habitantes de Sumeria, se cree que muchos de ellos emigraron al norte y al oeste para integrarse como una parte importante a los pueblos errantes que se convirtieron en la nación judía.

Sin embargo, las evidencia muestran que los judíos no son una raza, ni siquiera una nación histórica, como llegaron a pensar; son una amalgama de grupos semitas que encontraron similitudes en la falta de un estado propio y adoptaron una historia teológica basada en un subgrupo sumerio. Tal vez uno de cada diez israelitas en los tiempos de David y Salomon era de origen sumerios y una parte muy pequeña de ellos descendía de Abraham, quien lógicamente no fue el único sumerio que viajo a Canaán y Egipto; pero Canaán no era un desierto deshabitado en donde nobles nómadas pudieran forjar su nueva patria, y Jehová no era un dulce benefactor: era un dios de las tormentas, un dios de la guerra.

Si bien hasta ahora nadie ha podido precisar con certeza la fecha de los viajes de Abraham, se acepta que existió entre el año 1900 a.C. y 1600 a.C. Si hubiera vivido durante el final de este periodo se habría encontrado en medio de la ocupación de Egipto por los llamados hicsos o Reyes Pastores, quienes invadieron y oprimieron a los egipcios durante mas de doscientos años, alrededor de 1786 a 1567 a.C. Se llega entonces a la conclusión de que, si existía una conexión entre Abraham y los semitas que ocuparon Egipto desde el área de Jerusalén, la historia empezaría a tener mucho sentido. Abraham partió con sus seguidores hacia Harán, una importante ciudad de la siria actual ubicada en las riberas del río Balikh, en la ruta comercial de sumeria al Eufrates. Desde ahí llevo a su grupo hacia la tierra de Canaán, la cual. Por supuesto, es Israel.

Tuvieron que pasar entre mil y mil trescientos años para que la historia de Abraham se escribiera por primera vez, manteniéndose durante ese inmenso periodo como una leyenda tribal transmitida en forma oral. Cuando se escribió parecía natural que el dios de Abraham fuera Jehová, a pesar de que este no fue introducido hasta los tiempos de Moisés.- La terminología utilizada por Moisés cuando condujo a los israelitas fuera de Egipto, al decirles que su mensaje venia del dios de sus padres, es una forma sumeria usada solo para referirse a un dios personal que pertenece a la casta de Abraham.

Abraham no se convirtió en el origen de toda una tribu que tomo su nombre, sino que su dios personal, el dios de Abraham, se volvió la característica que distinguiría a su gente en el futuro. Encontramos en verdad sorprendente que la psique de un hombre sumerio creara las bases de las tres religiones monoteístas mas importantes del mundo.-

Los Misterios Egipcios.
La historia autentica del Egipto, tal y como esta determinada por los estudiosos de esta época, parte de la Primera Dinastía, fundada por Mena o Manú, cinco mil años a. De C. Aproximadamente, aunque las fechas son diferentes en cada uno de sus autores.

Se considera que las Pirámides de Gizeh, que tuvieron un papel tan importante en el aspecto oculto de la adoración egipcia fueron edificadas por los Reyes de la Cuarta Dinastía: Khufu (Cheops), Khafra (Cheperen ) y Menkaura ( Mycerinus), durante el cuarto milenio a. de C., pero la historia oculta de Egipto y sus pirámides, se extiende mucho mas allá de estos acontecimientos, en edades sobre las cuales aun la tradición está casi en silencio, aunque algunos ecos de los reinos de los Reyes Divinos de las dinastías atlantes que gobernaron a Egipto durante miles de años, aparecen en los mitos egipcios y griegos de los dioses y semidioses que, según se afirma, reinaron mucho antes de la llegada de Manú.

El libro "El Hombre , de donde viene y a donde va", nos muestra muchos aspectos interesantes del pasado y nos da los siguientes datos:

La conquista Atlante del Egipto se llevó a cabo hace mas de 150.000 años, y el primer gran imperio egipcio duró hasta la catástrofe del año 75.025 a. De C.., al hundirse en el Océano las grandes islas de Ruta y Daitya, centro del gran imperio, quedando tan solo a flote la isla de Poseidón. Fue durante el reinado de aquel imperio cuando se construyeron las tres pirámides, de acuerdo con los conocimientos astronómicos y matemáticos de los sacerdotes atlantes.

También es en esa época donde encontramos el origen de esos Misterios que nos llegaron por conducto de su mas fiel Interprete: la Francmasonería; ceremonias que ya en esa época eran antiquísimas y cuyos orígenes nos llevan a un mas remoto pasado.-

Fue a este pueblo, unos 40.000 años a. De C., al que el Maestro del Mundo llegó de la Gran Logia Blanca usando el nombre de Tehuti o Thoth, llamado después Herpes por los griegos; El fundó el culto exotérico de los dioses egipcios y restauró los Misterios con el esplendor de los antiguos días. 

El Legado de los egipcios
Los constructores de las ciudades de Sumeria debieron influir mucho sobre los antiguos egipcios si es que no los dirigieron. Quizá, después del Gran Diluvio, algunos guardianes de los secretos y misterios de la construcción se dirigieron hacia el norte y el oeste hasta descubrir otro pueblo cuya vida se basara en el contacto con un río y sobreviviera gracias a las rítmicas y controladas inundaciones de las aguas para atraer las bondades y la humedad a la árida tierra del desierto.-

En algún periodo anterior al año 3100 a.C. se estableció un reino cuando se unificaron los territorios del Alto y Bajo Egipto (véase gráfica # 1).

La mayoría de la gente pensaba que en tiempos inmemoriales los dioses vivían, al igual que los humanos, con temores, debilidades y, por ultimo, la muerte. Los dioses no eran inmortales y mucho menos omnipotentes. Su mortalidad se contrapone con claridad a cualquier definición de dios y nos lleva a preguntarnos por qué se describió como dioses a estos antiguos habitantes. Nuestra única explicación es que la gente que controlaba la región del Nilo hace mas de cinco mil quinientos años eran extranjeros con conocimientos o tecnologías tan avanzados en comparación con los pobladores locales que parecían capaces de hacer magia. En la antigüedad la magia y la religión eran inseparables y cualquier persona poderosa podía ser considerada un dios con facilidad.-

Los egipcios creían que la materia siempre existió; para ellos era ilógico que un dios pudiera crear algo de la nada. Su visión sobre el origen del mundo era que después del caos surgió el orden, y que desde entonces luchan las fuerzas de la organización y el desorden. Esta creación del orden la estableció un dios que siempre existió, no solo antes que el hombre, el cielo y la Tierra, sino antes que los mismo dioses. El estado caótico era llamado Nun y, al igual que la descripción de las condiciones previas a la creación reseñadas por los sumerios y la Biblia, todo era un abismo oscuro y acuoso.

Este poder latente que se hallaba dentro de la sustancia del caos no conocía su propia existencia en tan solo una probabilidad, una posibilidad entretejida dentro del azar del desorden.

Los gobernantes de Egipto, primero los reyes y luego los faraones, eran tanto dioses como hombres que regian por derecho divino. Cada rey era el hijo de dios quien al momento de su muerte se volvía uno con su padre, para ser dios en un Paraíso Cósmico. La historia del dios Osiris narra como comenzó este ciclo de los dioses y sus hijos:

La diosa de los cielos Nut tuvo cinco hijos; el mayor de ellos era Osiris, quien era a la vez hombre y dios. Como era costumbre en Egipto, su hermana Isis pasó a ser su consorte. Auxiliado por su mano derecha, el dios Thoth, gobernó el país con sabiduría y su pueblo prosperó. Sin Embargo, su hermano Set, celoso de su éxito, lo asesino cortando su cuerpo en pedazos que después arrojo en diferentes partes del Nilo.Isis estaba desconsolada, en especial porque Osiris no había dejado un heredero, lo que implicaba que la maldad de Set seria recompensada con el derecho a gobernar. Pero Isis era una diosa con recursos y no se rindió; ordenó localizar y traer los pedazos del cuerpo de Osiris para unirlos mediante la magia y revivir a su hermano por un breve instante. Así ella se sometió al falo divino y al semilla de Osiris la fecundó. Una vez que Isis estuvo preñada. Osiris se fusionó con los astros, desde donde gobierna el reino de los muertos.

Isis dio a luz a un hijo al que llamó Horus, quien se convirtió en príncipe de Egipto y mas tarde desafió al asesino de su padre en un duelo. Durante la feroz lucha en la que perdió un ojo, Horus logro cortarle los testículos a Set. El joven Horus estaba destinado a salir victorioso y se convirtió en el primer rey.

A partir de entonces, al rey en turno se le consideraba hijo de Horus, y llegado el momento de su muerte se convertía en osiris y el hijo de este en el nuevo Horus.

La estabilidad de los Dos Territorios
El Alto y Bajo Egipto fueron unificados en un solo reino hace 5,200 años. No se sabe que problemas enfrentó el pueblo ante de esa fecha.

Ante de la unificación ambos territorios tenían su propia columna que conectaba al rey y sus sacerdotes con los dioses.

Es razonable suponer que cuando el Bajo y Alto Egipto se unieron en un solo reino, ambas columnas se conservaran. Cada columna representaba un cordón umbilical espiritual entre el Paraíso y la Tierra.

En la antigua ciudad de Annu (mas tarde llamada On en la Biblia y Heliópolis por los griegos) existía una gran columna sagrada del mismo nombre creada, quizá, antes que la ciudad.

Era la gran Columna del bajo Egipto y su contraparte en el Alto Egipto, en el momento de la unificación, se ubicaba en Nekheb.

Mas tarde, la ciudad de Tebas, conocida entonces como Waset, ostentaba el titulo Iwnu Shema, que significa columna del Sur.

Cabe señalar que el jeroglífico egipcio que simboliza a los Dos Territorios, llamado taui, puede describirse como dos columnas que miran el este punteadas en uno de sus costados para indicar la dirección del sol naciente.

Si se mira este portal espiritual desde el este, la columna de la derecha estaba localizada en el Bajo Egipto, en correspondencia con la columna masónica del lado derecho llamada Jachin, que significa establecer. El ritual masónico moderno no explica que significa, pero se desprende directamente del Bajo Egipto, el territorio mas antiguo de los dos. De acuerdo con el mito egipcio, el mundo se inicia en ese lugar a partir del caos primordial llamado Num. Por lo tanto, Jachin representa el establecimiento del mundo.

Para lo egipcios la columnas izquierda marcaba la conexión del Paraíso con el Alto Egipto y en el ritual masónico se identifica como Boaz, al parecer significaba "fuerza'' o "en ella hay fuerza". Esta asociación surgió cuando el territorio del Alto Egipcio mostró gran fortaleza durante el periodo de mayor necesidad en Egipto, mientras un enemigo poderoso conquistó por un tiempo el Bajo Egipto.

El tema de la fuerza por medio de la unidad de dos columnas inició un concepto adoptado de diversas formas por culturas posteriores incluidas la judía y, por ultimo, la francmasona.-

Al estudiar la historia de Egipto nos topamos rápidamente con un idea fundamental para su civilización, un concepto conocido como Ma'at cuya definición es la siguiente:

Lo que caracterizó a Egipto fue la necesidad de orden. Las creencias religiosas egipcias no tenían un gran contenido ético, pero en términos prácticos la justicia era un bien tan fundamental que participaba del orden natural de las cosas. El nombramiento del visir por el faraón lo evidencia; la palabra utilizada, Ma'at, representaba algo más que lealtad. Originalmente era un termino físico; significaba un nivel, ordenado y simétrico como el plano de los cimientos de un templo. Más tarde significó rectitud, verdad y justicia.-

La francmasonería no es una religión, al igual que el concepto del Ma'at no integraba una estructura teológica o una leyenda. Ambos conceptos muestran que la continuidad de la civilización y el progreso social se basan en la habilidad del individuo de hacer a otros lo que haría para sí mismo. Es raro encontrar un código moral en una sociedad ajena al sistema religioso y es justo decir que Ma'at y la masonería, piedra a piedra, nivel por nivel, son una pareja capaz de enseñar gran cantidad de cosas al mundo moderno.
A medida que apreciamos la fuerza y belleza de Ma'at sentimos que la francmasonería, en su forma actual, es un pobre descendiente suyo, si es que en verdad lo es.

De acuerdo a lo anterior es difícil negar los vínculos entre los valores masónicos y los de Ma'at. Desde luego que algunos podrían aseverar que la masonería fue una invención extravagante del siglo XVII que se basaba en el concepto de Ma'at. Se piensa que dicho argumento carece de validez, ya que los jeroglíficos egipcios no pudieron interpretarse hasta que la piedra Rosetta, donde algunos jeroglíficos aparecieron traducidos al griego, se descifró, cien años después de la fundación de la Gran Logia de Inglaterra.

Se encontró en el antiguo Egipto una civilización que predicaba los principios aprendidos del ritual francmasón, y que también utilizaba el concepto de las dos columnas dentro de su estructura civil. También se narran los sucesos de un asesinato y de una resurrección vinculados con el nombre de Osiris.
Los egipcios experimentaron las limitaciones de la búsqueda interior durante su formación y se esforzaron, pese a la genialidad de la idea representada por Ma'at, en construir un nuevo orden apropiado para el hombre y los dioses. A partir de ese momento, el temperamento futuro del pueblo egipcio se forjó gracias a ese espíritu de tolerancia y amabilidad. En aquellos tiempos Ma'at fue la base del sistema legal y muy pronto llego a representar desde la rectitud del equilibrio del universo y de todos los cuerpos celestiales, hasta la honestidad y el trato justo en la vida cotidiana.

Con el tiempo Ma'at fue considerada una diosa. Era la hija del dios sol Ra y viajaban juntos.

El hermano de Ma'at era el dios de la luna, Thoth, que es representado de pie a su lado en la proa del bote de Ra.

Thoth fue él quien instruyó a los egipcios en el arte de la construcción y la religión y se dice que sentó las bases de lo que debería considerarse verdadero. Cuando algún rey combatía el mal, se decía que era un dios bueno, un heredero de Thoth.

La coronación del rey

Como se ha demostrado, la francmasonería contiene muchos elementos de evidente origen egipcio, desde el uso de pirámides hasta el ojo de Amón-Ra, pero no hay pruebas de que existía una conexión definitiva. Las tradiciones orales fracmasonicas sitúan la fecha de fundación del ritual hace unos cuatro mil año pero no existe una certeza total. Debido al posible origen de las columnas del antiguo Egipto y la naturaleza idéntica de Ma'at, se cree que si existe una conexión después de todo. El punto de partida para comenzar la búsqueda de mas evidencias sobre la similitud de los rituales debía estar en los procedimientos del rey y su corte.

Se encontró muy significativo que la accesión al poder y la coronación eran dos acontecimientos separados. La primera se efectuaba por lo regular con la primera luz del día después de la muerte del rey, pero la coronación se celebraba pasado un cierto tiempo.

Se sabe que el ritual de la coronación se realizaba en la pirámide de Unas. De igual manera que en un templo masónico, el techo de la cámara principal representa el cielo, con cada estrella en su sitio.

Con el ritual de coronación/funeral, el rey muerto resucitaba en el nuevo monarca y comprobaba ser un candidato digno al viajar por el perímetro del país entero. Esto en realidad era un acto simbólico, ya que se le conducía alrededor de la sala del templo para presentarse como un aspirante adecuado ante los presentes, entre los que se incluían el dios Ra y su asistente principal.

La coronación del rey se trataba de una ocasión muy importante que representaba los lazos de continuidad en los en los Dos Territorios y el disfrute de la prosperidad y estabilidad. Sin embargo, el tiempo entre la muerte del rey anterior y la confirmación del nuevo podría ser muy peligroso, ya que ese intervalo daba una oportunidad para la insurrección.

El descubrimiento de Hiram Abif

Si hubo una conexión entre el antiguo Egipto y los judíos del primer siglo d.C., es casi seguro que se estableciera por conducto de Moisés, el fundador de la nación judía, quien fuera adoptado por la familia real de Egipto.

La única explicación razonable que se pudo encontrar en relación con el nombre del héroe masónico fue que Hiram significada "noble" o " real" en hebreo, en tanto que Abif significa "el extraviado o desaparecido" en francés antiguo, dando así un sentido literal de la descripción del rey que se extravío.

El punto de partida para encontrar su relación fue sencillo. La Biblia describe la importancia de Egipto en la historia del pueblo judío y cuenta la vida algunos personajes principales como Abraham, Jacob, Isaac, José y Moisés; todos ellos involucrados de una manera trascendente en la historia egipcia.

Los capítulos finales del Libro del Génesis dibujan una imagen de tolerancia y cooperación entre los egipcios y los primeros israelitas; sin embargo, el Exodo demuestra una situación amarga en entre ambos pueblos. Las causas de estos cambios drásticos en su relación se aclararon una vez que se comprendió el periodo de los reyes hicsos, en donde Hiram Abif resulto ser el personaje central de esa historia.-

El colapso de la civilización egipcia

A mediado de la Era de Bronce, alrededor del final del tercer milenio a.C. Egipto entró en un periodo de la decadencia continua, con un gobierno débil y una ruptura social; muchos extranjeros provenientes del desierto se asentaron en el territorio.

La invasión fue una consecuencia inevitable y los egipcios fueron dominados por los hicsos.

Se infiltraron en la sociedad egipcia de manera sutil y por un largo periodo hasta encontrarse en una posición ventajosa para forzar su dominio sobre los Dos Territorios.

La historia nos proporciona algunas fechas especificas sobre la perdida del vigor nacional, llamadas hoy el Segundo periodo Intermedio, entre los años 1780 y 1560 d.C., al final de una etapa mas amplia de la historia egipcia conocida como el Reino Medio.

El termino hicsos no significaba Reyes Pastores; de hecho, se deriva del termino egipcio bikau-kboswet, que quiere decir príncipes del desierto.

Los hicsos no eran creyentes de Ma'at y al principio, en su búsqueda de poder, reprimieron con crueldad a cualquiera que representara un obstáculo para su objetivos.

Provenientes en su mayoría de los países que en la actualidad forman Israel y Siria, los hicsos hablaban el mismo lenguaje semita occidental.
Sin embargo, es muy probable que los pueblos hicsos/habiru, en fechas posteriores, formaran parte de una cooperativa tribal que con el tiempo se convirtió en los tribus de Israel y después el pueblo judío. Como creyentes del principio de Ma'at, los egipcios fueron generosos y abastecieron a los nómadas habiru con agua y tierras, para que sus rebaños pastaran cuando las condiciones mas allá del Delta del Nilo se tornaban insoportables.

A falta de una política de inmigración el país fue invadido por el pueblo nómada; además, a ellos les precedieron pobladores mas ambiciosos, que veían la oportunidad de obtener grandes ganancias aprovechando la confusión generalizada.

Estos habitantes semitas de la ciudad, los hicsos, eran mejores combatientes que los egipcios y poseían un armamento mas avanzado.

Los reyes hicsos

Al principio los reyes hicsos extendieron su influencia para gobernar al Bajo Egipto, que era el mas grande y suntuoso de los Dos Territorios. Mas tarde controlaron los Dos Territorios desde Menfis, la antigua capital.

A pesar de que perdieron el control de Menfis, los elementos de la autentica monarquia egipcia continuaron su existencia en una ciudad del Alto Egipto, Tebas.

Con el tiempo los reyes hicsos absorbieron cada vez mas la cultura egipcia y las practicas religiosas, lo que origino un problema político religioso. Los invasores comenzaron a desear tanto poder espiritual como poder físico.

Mas aun, a pesar de imitar los estilos y costumbres egipcias, los hicsos permanecieron diferentes en esencia. Su injerto dentro de la sociedad egipcia era, en el mejor de los casos, somero. Hablaban egipcio con un acento gracioso, llevaban barba, tenían un sentido extraño del vestir y se transportaban en maquinas con ruedas que llamaban carruajes los cuales eran jalados por caballos en vez de burros.

La perdida de los secretos originales 

Una vez que los reyes hicsos pertenecieron a una tercera o cuarta generación nacida en Egipto y habiendo adoptado la tecnología egipcia, era casi seguro que se sintieran con derechos a poseer los secretos del Horus, por considerarse ellos mismos el Horus. Quizá mas importante aun,deseaban convertirse en Osiris al morir y ser una estrella que brillara por siempre.

Hacia finales del reinado hicso, Seqenenre (rey egipcio) estaba limitado a Tebas, ciudad de Alto Egipto, la historia de Hiram Abif pudo originarse debido a la lucha de poderes entre Seqenenre Tao II y el importante rey hicso Apepi I, quien tomo el nombre del trono egipcio A-user-re (Grande y poderoso como Ra) y el titulo de Rey del Alto y Bajo Egipto, hijo de Ra.

El rey hicso Apepi también era conocido como Apofis.

El pueblo hicso era guerrero y egocéntrico. Adoptaron como su dios principal a Set, el asesino de su hermano Osiris.

El concepto del Ma'at debió parecerle insensato a Apofis. El opuesto de Ma'at se llamaba Isfet, el cual representaba conceptos negativos como el egoísmo, la falsedad y la injusticia.

A unos doscientos cincuenta kilómetros de Avaris, la ciudad de Tebas continuaba regida por la línea de los reyes egipcios, aunque se doblegaban ante el poder de los hicsos y pagaban impuesto a los recolectores de Apofis, este ordeno al rey de Tebas otorgarle los secretos para convertirse en Osiris y así adquirir la vida eterna a la que tenia derecho como soberano de los Dos Territorios.

Apofis ya poseía todo el poder que pudiera desear, pero lo que no tenia era el secreto de la resurrección ni la bendición de los dioses. 

La lucha de poderes pudo continuar por algún tiempo, pero se cree que en algún punto Apofis decidió terminar con la insolencia del rey de Tebas y apoderarse de una vez por todas de los secretos que este poseía. El resultado fue la ejecución de Seqenenre, seguida de la expulsión de los reyes hicsos y de la restitución de la monarquía egipcia.

La evidencia bíblica

El punto de partida mas lógico para lograr ubicar a estos cinco personajes históricos es José, el asiático o protojudio quien, según la Biblia, llego a ocupar el segundo cargo mas importante de Egipto después del propio rey.

Por otro lado, se encontró una pista en la historia de José que permite ubicar una fecha histórica. Se trata de la referencia al uso de un carruaje jalado por caballos, lo cual sitúa con claridad el suceso en el periodo hicso, ya que estos vehículos pertenecían a los gobernantes asiáticos y no a los reyes nativos.

Sin lugar a dudas la migración de los hebreos a Egipto durante la sequía en Canaan y el encumbramiento de los gobernantes hicsos fueron paralelos a la ascensión política de José.

Se revisó la cronología a partir de la confrontación entre Apofis y Seqenenre, fechada por la mayoría de los investigadores alrededor de 1570 a.C.

El asesinato de Hiram Abif 

Esta es la reconstrucción de los acontecimientos: según los invesligadores Knight y Lomas: un día, sin que Seqenenre lo supiera, conspiradores enviados por Apofis ya habían tratado de extraer los secretos de Osiris de los dos Sumos Sacerdotes y, al no lograr obtener las respuestas que necesitaban, los habían matado. Estaban aterrorizados de lo que tendrían que hacer ahora ya que estaban a la espera del propio rey, cada uno situado en una de las diferentes salidas del templo. Cuando Seqenenre termino sus oraciones se dirigió a la puerta sur, en donde se topo con el primero de los tres hombres, que demando saber los secretos de Osiris. El rey se resistió y rechazo a cada uno. La ceremonia del Tercer Grado Masónico explica lo que sucedió aquel día hace mas de tres mil años y medio en el templo de Tebas.

Los secretos de la coronación de un rey egipcio murieron con Seqenenre, el hombre que llamamos Hiram Abif…el rey que se extravío. Los detalles acerca de la momia de Seqenenre y sus increíbles lesiones, se describieron en detalle:

Cuando en julio de 1881, Emil Brugsch descubrió la momia del faraón Ramses II, en el mismo escondite había otro cadáver real, unos 300 años mas antiguo que el de Ramses, y que se distinguía por su particular pútrido olor. De acuerdo con la etiqueta, era el cuerpo de Seqenenre Tao, uno de los gobernantes egipcios nativos que fueron forzados a vivir lejos, hacia el sur, en Tebas, durante el periodo hicso, y como era obvio incluso para el ojo no educado, Seqenenre se había enfrentado a un final violento. La parte media de su frente había sido aplastada… Otro golpe fracturo la cuenca de su ojo derecho, su pómulo derecho y su nariz. Se le había dado un tercero detrás de la oreja izquierda, destrozando el hueso mastoideo y terminando en la primera vértebra del cuello.

Aunque se sabe que en vida fue un hombre joven, alto y apuesto, con el pelo negro y ondulado, la expresión fija en la cara de Seqenenre mostraba que había muerto en agonía. Después de muerto no le fue mucho mejor, ya que su cuerpo parece haber sido abandonado por un rato antes de ser momificado; de ahí el pútrido olor y los signos de descomposición prematura.

Los registros egipcios no dicen nada sobre como encontró la muerte Seqenenre, pero es casi seguro que fue a manos de los hicsos/cananeos.

La lesiones encajan a la perfección: un golpe maligno que le rompió el hueso a la altura del lado derecho de la cara, lo habría hecho tambalear hasta caer sobre la rodilla con semejante impacto. Siendo joven, alto y de constitución fuerte cuando es necesario, pero se topó con otro agresor que azotó el lado izquierdo de su cabeza, astillándole el hueso. Muy debilitado y a punto del colapso. Siguió tambaleándose, pero el ultimo y letal golpe le dio en la frente, matándolo de manera instantánea. Otra descripción que se encontró explica las heridas con claridad.

La descripción anterior sobre la temprana descomposición del cuerpo de Seqenenre muestra que los embalsamadores reales no recibieron el cuerpo hasta bastante tiempo después de la muerte, los que nos trae a la memoria las circunstancias descritas en la ceremonia del Tercer Grado Masónico.

También es importante destacar que el rey Seqenenre es el único cadáver real conocido del Antiguo Egipto que muestra señales de una muerte violenta.

Los Asesinos de Hiram Abif 

En la leyenda masonica los asesinos de Hiram Abif son conocidos como Jubelo, Jubela y Jubelum, y juntos se les denomina como los juwes, Los hombres en si parecían una invención simbólica; el único significado que podíamos deducir era que los tres contenían jubel que en árabe quiere decir montaña. Esto no parecía relevante.

Como ya había demostrado, las circunstancias de José descritas en la Biblia indican que era el visir del rey de los hicsos, Apofis, por lo que es muy probable que haya estado involucrado en el complot para apoderarse de los secretos de Seqenenre.

La Biblia también relata que el padre de José, Jacob, pasó por un cambio de nombre simbólico en el que se convirtió en Israel y sus doce hijos fueron identificados como las tribus de Israel.

A los hijos de Jacob/Israel se les dieron circunstancias históricas quien parecían apropiadas para el estatus de las tribus en el momento en que los escritores del Génesis le pusieron tinta al papiro. La tribu de Rubén había caído de gracia y la tribu de Juda era la nueva elite, de ahí que a los descendientes de los israelitas les llamemos judíos y no rubios. Buscando cualquier cosa que se acerca a una pista en estos pasajes de la Biblia, nos encontramos con un verso muy extraño en la versión del rey Jacobo del Génesis 49:6, que aparentemente no tenia significado ni hacia referencia a nada conocido. Aparece en el momento en el que jacob se esta muriendo y reflexiona sobre las acciones de sus hijos, los nuevos lideres de las tribus de Israel:

Oh alma mía, no llegaron dentro de sus secretos; a su asamblea, honor mío, no os unáis: porque en su ira asesinaron a un hombre (a man en ingles), y por su propia voluntad perforaron un muro.

Los dos hermanos y las futuras tribus de Israel que se sostiene son responsables de este asesinato desconocido son Simeón y Levi, los hijos de Jacob/israel y la mujer ciega, Lea, a la que despreció. Aunque pensábamos que era muy poco probable que los asesinos de Hiram Abif en realidad se llamaran Simeón y Levi, y que de hecho fueran los hermanos de José, si parecía muy posible que estos versos contuvieran la tradición popular del asesinato de un hombre que trajo la desgracia a las dos tribus de Israel. 

Las especulaciones dadas por los investigadores Knight y Lomas referente a lo acaecido son las siguientes:

Apofis se violentó. ¿Quien se creía este rey menor de Tebas? ¿No se había percatado de que el mundo había cambiado para siempre y que su imperio era historia, atrapado bajo el dominio hicso?

Apofis el rey llamó a su visir José, quien logró ascender a este alto rango mediante su habilidad para interpretar los sueños de Apofis, y le dijo que las bromas amigables se habían acabado; los secretos debían arrancársele a Seqenenre sin demora. El rey se hacia mas viejo y tenia la intención de alcanzar una vida futura egipcia.

Se responsabilizó a José por el proyecto, y ¿que mejor que mandar a dos de sus apartados hermanos, llamados Simeón y Levi? Si los encontraban y los mataban no importada, se los merecían por haber vendido a José como esclavo hacia tantos años. Si tenían éxito, todo estaba muy bien; José seria un héroe y sus hermanos habrían pagado una vieja deuda.

Se instruyó por completo a los hermanos acerca de lo que tenían que hacer y del trazado de la ciudad. Es muy probable que se hayan rasurado las barbas que lo distinguían como hicsos antes de entrar a Tebas, para evitar llamar mucho la atención.

Una vez en la ciudad, se pusieron en contacto con un joven sacerdote real del templo de Amón-Ra que era conocido por ser ambicioso y fácil de influenciar.

Se le dijo al joven sacerdote (lo llamaremos Jubelo) que era el único que podía impedir el desastre para la población entera, ayudándolos a obtener los secretos y haciendo los ataques de Apofis innecesarios.

Jubelo tenía mucho miedo de estos amenazantes asiáticos, pero sabía lo que sucedió en Menfis cuando los hicsos no fueron complacidos.

Jubelo les explicó a Simeón y Levi quiénes eran los dos sacerdotes los que poseían los secretos y el momento y lugar oportunos para acorralarlos. Quizá el propio Jubelo los atrajo a una trampa. Ambos fueron atrapados pero se rehusaron a dar detalle alguno, por lo que se les asesinó para proteger a los conspiradores. Ahora sólo quedaba una opción desesperada: un ataque al rey en persona.

Esta vez Jubelo estaba en verdad aterrorizado pero ya no podía retroceder, así que guió a sus conspiradores hacia el templo de Amón-Ra cuando el sol estaba por alcanzar su punto más alto; un poco mas tarde el rey apareció en la entrada, en la que se le pidió que revelara los secretos; se rehusó y le asestaron el primer golpe; en cuestión de minutos el rey Seqenenre yacía muerto en el piso del templo, rodeado de un charco de sangre.

Con furia ciega y lleno de frustración uno de los hermanos asesinos asestó todavía dos golpes más sobre el cuerpo postrado mientras Jubelo se quedó paralizado por el miedo.

Los secretos se habían perdido para siempre y pronto habría una guerra para vengar a Seqenenre, desatada por los hijos del rey asesinado, Kamose y Ahmose; una guerra que sacaría a los hicsos de Egipto para siempre. El mundo de los asesinos se venían abajo. Cuando Kamose, hijo de Segenenre, escuchó toda la descripción, se enfureció por las malévolas aciones de los hicsos; pero también se sintió profundamente atormentado por no poder convertirse en el futuro rey los secretos perdidos le negaban la oportunidad de convertirse en Horus, lo que significaba un gran desastre par él y sus seguidores.

El cuerpo de Seqenenre estaba en condiciones deplorables ya que tenia varios días en su improvisada sepultura, pero los embalsamadores consiguieron prepararlo de acuerdo con el rito.

Como parte de su castigo, Jubelo fue sumergido repetidas veces en leche agria y, bajo el calor del desierto, el liquido en descomposición le hizo desprender un olor nauseabundo, dándole la marca distintiva del maligno. Cuando llegó el momento de la ceremonia de Osiris para Seqenenre, y de forma simultanea a la de Horus para Kamose, todo estaba listo, solo que había dos ataúdes en lugar de uno. El primer ataúd con forma humana era espléndido y encajaba a la perfección con los atributos del aroma de un rey/dios en tanto que el segundo era totalmente blanco y no tenia ninguna inscripción.

Al inicio de las ceremonias, Jubelo, con su olor nauseabundo, fue entregado desnudo a los embalsamadores y mientras le sostenían ambas manos, el mismo Kamose, a punto de convertirse en Horus, le arrancó los genitales con un certero corte de su cuchillo y los arrojó al suelo. Jubelo, entre grandes quejidos, fue envuelto con vendajes de momias del los pies hacia arriba. Se permitió cubrir con sus manos la herida que le causaba tanta agonía, para mostrar a los presentes la gravedad de la injuria proferida a ese ser malvado.

Jubelo pagó con creces su traición.

El nuevo sumo sacerdote advirtió a Kamose sobre la necesidad de inventar nuevos secretos que remplazaran a los auténticos, que habían desaparecido para siempre con la muerte de su padre. Se diseñó una nueva figura para sustituir el antiguo método, y se crearon nuevas palabras mágicas para ascenderlo a la condición de Horus.

Pronto comenzó el periodo que ahora llamamos el nuevo Reino y Egipto volvió a ser una país orgulloso.

Muy Resp:. Gran Logia Nacional de Colombia
Logia La Libertad No. 6
Barranquilla