Traductor

jueves, 6 de junio de 2013

LOS TRES PASOS DEL MAESTRO MASON (I)

LOS TRES PASOS DEL MAESTRO MASON (I)

Mucho se suele leer en logia  y en diversos manuales al uso masónico, sobre los PASOS EN LOGIA,  en general sobre su sentido y transcendencia, pero muy en general encontramos muy poco material que haga estudios con cierta profundidad y que  entre de lleno en como se dieron estos pasos en las primigenias logias, y como estos fueron avanzando y desenvolviéndose a lo largo de la historia de los rituales masónicos.

Y esto es lo que nos muestra Roger Bonifassi, miembro de la Academia Masónica, compuesta por Hermanos de diversas Obediencias y al REAA, y más o menos ligada  o con cierta cercanía a la Gran Logia de Francia.

Roger nos plantea en su trabajo u desarrollo de cómo eran aquellos primigenios pasos en las incipientes logias “modernas”, y como esta gestualidad  se llenan  de diversos contenidos cuando estos son retomados, como no podía ser de otro modo, por los “Antiguos”,

Lo que demuestra una vez más como hemos pasado de una simple y frágil trama ritual a una elaborada ceremonia de palabas, gestos y pasos que se han ido cargando  de una fuerte simbólica que hoy conforma la base ritual de nuestro tiempo

El Hermano Roger  Bonifassi en su didáctico trabajo,  nos va a ir plasmando en base a dos entregas esta evolución, y cuyo trabajo creo que  debería toda una  referencia a la hora de abordar trabajos sobre el corpus masónico.
VGG
Título original : Trois petits pas…
………………………………………………………………..
En francmasonería todo es explicable simbólicamente: un “ cargo”, una “ palabra”, una “ acción”. Todo es explicable y simbólicamente justiciable: el hecho en sí mismo y su contrario. Es lo que le ha valido a la francmasonería francesa en particular, su facultad de adaptar, de transformar ( por no decir “arañar”) sus rituales al ritmo del tiempo, de la moda y de la fantasía de aquellos que “ creen saber” más y mejor que los demás.

Los rituales del Rito Escocés(1) son un bello ejemplo con los agregados sucesivos de elementos, más o menos bien incorporados durante sus dos siglos de existencia, a los rituales iniciales. El hecho no es novedoso, las divulgaciones” inglesas” ya describían esta particularidad (2)

La lista de estas diversas innovaciones, hoy en día tradicionales, sería largo de enumerar, señalando de todas maneras entre los retiros, la supresión de los diáconos, y los pertinentes a la transmisión de las palabras;  y entre los agregados, a los cuatro elementos durante la iniciación y la cadena de unión a la clausura de los trabajos.

De todas formas, muchos elementos tradicionales han perdurado y eso es algo bueno, pero incluso esos mismos han estado a veces sujetos a numerosas variantes. La forma de proceder para efectuar los pasos del Maestro es un buen ejemplo.

Veamos qué podemos aprender de los antiguos rituales ( de tendencia "Moderna")

En 1730 la primera divulgación que revela el grado de Maestro,  fue Masonry Dissected”  y es publicada por un tal Prichard. Relatando los secretos de los “Modernos” bajo la forma de instrucción, no contiene ninguna relación gestual, si bien se  describen los cincos puntos perfectos  por los cuales fue levantado el Maestro Hiram, permanece muda respecto al tema de los pasos del grado.

Ninguna otra divulgación “inglesa” expone los secretos de la marcha del Maestro,  y no será hasta 1744 que Leonard Gabanon en su divulgación “ Catechisme des Francs-maçons, describa la marcha que el candidato debe efectuar por orden del Muy Respetable:

“…Entonces, el primer Vigilante le hace componer una doble escuadra, que es colocar los dos talones uno contra el otro & las dos puntas de los pies separadas bajo la escuadra que está trazada sobre la Logia de Maestro.

Le enseña la marcha del Maestro que es la de hacer el camino que hay de la Escuadra al Compás: en tres grandes pasos iguales hechos casi en triángulo, es decir que partiendo de la Escuadra llevará el pie derecho avanzando un poco hacia el mediodía, luego el izquierdo llevado un poco hacia Septentrión y para el último paso llevará el pie derecho hasta la punta del Compás que está al lado del Mediodía  y luego el izquierdo dejando  los dos talones de modo que forme con el Compás una doble Escuadra.”

Nótese que en esa práctica, los dos pies no se posan a la vez en cada paso y que se juntan solo en el inicio y en la llegada de la marcha lo que describe bien el grabado adjunto.
image

En 1745. Gabriel-Louis Pérau retoma, con palabras impresas en su divulgación L´Ordre des Francs-maçons Trahi et le Secret des Mopse révelé”, la misma descripción de la marcha y adjunta un grabado representándola.

image

En 1748, L´Anti-Maçon repite la misma forma de operar y presenta un cuadro con la marcha de cada grado y para comprender mejor la particularidad de la marcha del Maestro, un diseño representando los pies totalmente pintados de negro cuando se posan en tierra y el talón blanco cuando no lo están.

image

La única nota falsa en ese dibujo idílico donde todos los autores parecen describir la misma práctica, es del abate Larudan que en su obra “ Le Maçon Démasqué publicado en 1751, indica una marcha diferente donde los dos pies se posan uno al lado del otro después del pasaje por sobre el ataúd.
image

Así, la gestualidad de los tres pasos en las prácticas de la masonería andersoniana está descrita en detalle en las divulgaciones……francesas.

Pero en 1751 aparece en Inglaterra una nueva práctica, la de los “ Antiguos”. Nuestro propósito no es el de rastrear su génesis, pero como su principal animador, Lawrence Dermott se mofaba desacertadamente de aquellos a los que daba el sobrenombre de  “Modernos” y está comprendido en el tema que nos ocupa, podemos creer en una diferencia de usos.

¿No ha dicho?:
“ Después de muchos años de observación, una manera de marchar, verdaderamente ridícula, fue adoptada (por los Modernos). Yo creo que la primera fue inventada por un hombre gravemente afectado de ciática, la segunda por un marino acostumbrado a los rolidos del navío y la tercera por un ebrio que, por su solo placer. O por exceso de bebida fuerte, le encantaba bailar como un campesino bebido.” (3)

No es el caso, al menos para la marcha del Maestro, pues en 1760, la revelación de los usos de los Antiguos por “The Three distinct Knocks siempre bajo la forma de instrucción por la parte del Maestro ( pues la de Aprendiz comprende los diálogos de la ceremonia de apertura de la logia), presenta la misma práctica de la marcha del Maestro:

.P. Cuáles instrucciones habéis recibido del primer Vigilante?

R. Me enseñó mientras yo estaba en el oeste, como mostrar la debida guarda o signo de Aprendiz al Maestro en el Este, en dar el primer paso en la primera marcha sobre un cuadrilátero ( y a poner) mi otro pie en escuadra.

Seguidamente me enseñó a dar dos pasos sobre el mismo cuadrilátero y mostrar el signo de Compañero.

En tercer lugar, me enseño a dar tres pasos sobre el mismo cuadrilátero, las dos rodillas plegadas, el cuerpo derecho, la mano derecha sobre la Biblia, los dos puntas del compás abierto sobre mi seno derecho y mi seno izquierdo.

Como sea, está claro que la marcha del Maestro consiste, en los escritos al menos, en dar tres pasos. Eso en los escritos, pues en la práctica el hecho de no posar el pie entre el primer y el último paso reduce de hecho el número a dos. Y en efecto, si la definición del paso en el sentido dado en el diccionario (4) es: “ la acción que consiste en hacer pasar el apoyo del cuerpo de un pie al otro, durante la marcha”, la definición masónica aunque no estipulada claramente, pero corroborada por todos los grabados del siglo XVIII que lo indican, es consistente con la doble acción de avanzar un pie y luego hacerlo juntar con el segundo. Y si así son representados los tres pasos del Aprendiz y los dos pasos del Compañero, ¿porqué no sería lo mismo con los pasos del Maestro?

En el continente, para 1763, el ritual de Maestro llamado del Marqués de Gages todavía describe la marcha ( sin precisión alguna) antes de la historia de la muerte de Hiram:

“El primer Vigilante…. Le hace llegar al algar pasando sobre la tumba y partiendo de Occidente por el pie derecho para ir al Mediodía. Entonces se aplica un gran golpe con un rollo de cartón o papel sobre el hombro izquierdo del recipiendario y se le hace partir con el pie izquierdo desde el Mediodía para llegar al Oriente por el Norte; recibe un golpe semejante sobre el hombro derecho y parte desde el Norte para llegar a Oriente, ahora recibe un golpe sobre la cabeza en Oriente, cae de rodillas, la mano sobre la Biblia y presta su obligación en estos términos…..

Los primeros rituales franceses, siguiendo la práctica universal de los masones de la época, describen siempre la marcha del Maestro en tres pasos.

Algunas variantes en las modalidades de ejecución.

.El ritual de Maestro contenido en los “Secrets et misteres de Plusieurs Grades De Ls Franche Maçonnerie, Recepcion de Dames Et Chantier de Cousins fendeurs” (5) describe una novedosa variante de la marcha:

“El primer Vigilante le muestra la marcha haciéndole partir con el pie derecho de occidente al mediodía y manteniendo el pie izquierdo en el aire formando el número 4, después le hace pasar con el pie izquierdo del mediodía a septentrión manteniendo  igualmente la pierna derecha como hizo con la izquierda, ahora el pie derecho del septentrión al oriente posando ese pie de cara a la escuadra que está ubicada en tierra trayendo la pierna izquierda y juntándola a la derecha y formando la doble escuadra con la que está en tierra.”

Nótese que hasta ahora, salvo en el ritual del Marqués de Gages, la marcha se realiza siempre sobre el suelo de la logia y que no hay ninguna cuestión de franquear algún ataúd o cadáver. Parece que hubo que esperar al primer ritual oficial para que esa disposición fuera adoptada.

En efecto, en 1770, la Muy Respetable Gran Logia de Francia difunde para uso de los francmasones únicamente ( a semejanza de lo que se practica en nuestros días) un “Corps complet de Maçonnerie adopté par la R.G.L. de France “(6).

Después de los tres viajes en el curso de los cuales el candidato a la maestría recibe por tres veces tres y por tres hermanos un golpe con el rollo sobre el hombro y antes que le sea leída la historia de Hiram.

“El Muy Respetable dice al primer Vigilante hacerle avanzar al pie del Trono por tres pasos de Maestro atravesando el ataúd & recomendándole no pisar el cadáver & respetar a los Hermanos mismos después de su muerte.”

En 1784 el ritual de Maestro llamado del Duque de Chartres (7) describe el  nuevo pasaje sobre la “ tumba”.

Después que el candidato ha dado por tres veces la vuelta a la logia,

“.. se lo ubica entre los dos Vigilantes, se le da vuelta y se le hace pasar sobre la tumba llevándole al pie del trono donde el T.R, comienza el siguiente discurso sobre la historia de Hiram Abif!....”

Al final del relato, el recipiendario es tendido sobre la tumba de Hiram. El ritual no da indicación alguna sobre la gestualidad, pero el texto deja suponer al menos una premisa de la dramatización actual puesto que después que el Muy Respetable anuncia la muerte de Hiram luego de la tercera agresión, el ritual agrega:

“… estando tendido el recipiendario sobre la tumba de Hiram, se le cubre con un paño negro, se le coloca sobre la cabeza un lienzo blanco ensangrentado que estaba sobre la cabeza del último M….”

Habrá que esperar a 1768 (8) y a la fijación de sus rituales por el Gran Oriente de Francia para que la descripción de la marcha por sobre el cadáver sea verdaderamente descripta, y se haga durante la lectura de la historia de Hiram.

El Muy Respetable relata la primera agresión contra Hiram.

En ese momento, el H. Experto hace que el candidato de uno de tres pasos misteriosos. Consiste en pasar el pie derecho por sobre la representación, diagonalmente desde el occidente donde está situado, a mediodía, manteniendo la pierna izquierda en escuadra a la altura de la gordura de la pierna y dejándola algunos instantes sobre la pierna derecha. El H. Experto sostiene al candidato en esa postura dándole la mano.

Recibe ahora un primer golpe de rollo sobre el hombro derecho dado por un hermano de la columna del mediodía y entonces el Muy Respetable relata la huída de Hiram hacia la puerta del sur y la segunda agresión.

En ese momento se hace que el recipiendario de el segundo paso misterioso; pasa la pierna izquierda por sobre la representación (9) diagonalmente de mediodía a norte y sosteniendo la pierna derecha en escuadra contra el nacimiento de la izquierda.

Recibe ahora un segundo golpe de rollo dado sobre la nuca por un hermano de la columna norte.

Se le hace dar el tercer paso llevando la pierna derecha hacia la parte baja de la representación donde colocará los dos pies en escuadra.

El Muy Respetable relata ahora la tercera agresión y le da un golpe de mallete sobre la frente. El candidato es extendido sobre una colchoneta muy estrecha (10).

En 1801 el “Regulateur du Maçon” retoma palabra por palabra el ritual de 1786.

Así que se podría pensar que el asunto está terminado y que la marcha del Maestro consiste de tres pasos. Si ese efectivamente es el caso para el Rito Francés, no es lo mismo para el Rito Escocés que nos reserva alguna sorpresa en ese dominio.

LOS PASOS EN EL RITO "ANTIGUO"

En efecto, en 1805 el Ritual del Rito Escocés del Gran Oriente de Francia (11) ya no habla más de los tres pasos habituales, sino de uno solo.

Hace avanzar al candidato hacia el altar de los juramentos marchando como en primer grado desde el ángulo derecho de un cuadrilátero formando una escuadra sobre el segundo cuadrado por dos pasos y sobre el terceropor uno solo.

Debe hacerse notar de todos modos que lo que sigue del texto contradice ese pasaje porque dice:

Se le hace realizar los pasos y signos de Aprendiz y de Compañero y por fin los de Maestro.

De hecho, se podría creer en alguna falta de consideración o mala voluntad, pero no es el caso porque en la instrucción, a la pregunta:

¿Cuáles son las instrucciones que habéis recibido ?, el Maestro responde:
Cuando fui al Oeste se me enseñó:
1. A dar al M.R. el signo de Ap. Y a marchar en primer grado desde el ángulo derecho del cuadrilátero con mi otro pie formando una escuadra.   
2. A dar dos pasos sobre el mismo cuadrilátero, mi otro pie formando la escuadra y haciendo el signo de Compañero
3. A dar tres pasos sobre el mismo cuadrilátero, las dos rodillas dobladas y desnudas, mi cuerpo derecho, mi mano derecha sobre la Biblia, las dos puntas del compás extendidas sobre mis senos derecho e izquierdo mientras prestaba la obligación solemne de Maestro.:       
NOTAS:
  • (1) Los del rito francés en sus diversas “ moliendas” lo son igualmente…
  • (2) The Three distinct Knocks de 1760 en particular!   
  • (3) Ahiman Rezon ( Tercera edición, 1778)
  • 4) Le Petit Robert
  • (5) Colección Claude Gagne,  fotocopiado de la GLDF. Ese ritual también incorpora en el curso de las obligaciones a las cuales se sujeta el nuevo Maestro masón, una frase que permite situar su datación hacia 1765: “ ¿Prometéis también no erigiros en Gran Maestre si previamente no hubierais recibido ese poder de tres Maestros regulares de la R.G.L. de Francia?
  • 6.  Biblioteca GLDF ; Reedición GLDF en facsímil, 2004
  • 7.  Biblioteca GLDF ; Reedición Ed. du Prieuré, 1997
  • 8.  Rituels du Rite Français Moderne, Ed. Slatkine 1991 (pag.175)
  • 9. El Maestro representando a  Hiram asesinado.
  • 10.  Por  temor, dice el ritual, de que si estuviera acostado sobre el piso, el frío no lo incomode.  No se trata de un ataúd.

  • AUTOR: ROGER BONIFASSI
  • TRADUCCION: SAUL APOLINAIRE
  • NOTAS y EDICION: Víctor Guerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada