AMIGOS DEL BLOG

jueves, 16 de marzo de 2017

¿MASONERÍA SIMBÓLICA, MASONERÍA AZUL O ANTIGUO GREMIO?

¿MASONERÍA SIMBÓLICA, MASONERÍA AZUL O ANTIGUO GREMIO?
Por Demolay

Durante muchos años pensé que la Masonería que todos nosotros conocemos era la única Masonería existente. La costumbre, la tradición, la subjetividad y la inercia nos hacen pensar que lo que vemos es lo único que existe y que más allá de lo que hemos visto en nuestra casa, nada hay, y si lo hay no es ni correcto ni legal. Son éstas visiones aldeanas, localistas y lógicamente reduccionistas que dañan la marcha de las instituciones. La Masonería de las Logias Simbólicas que conocemos en Xalapa, en Veracruz y en casi todo el territorio nacional, decimos que es “del Rito Escocés Antiguo y Aceptado”, pero en realidad no es así por los siguientes motivos:

La Masonería “original” (la que está en los orígenes) tiene sus más remotos antecedentes en York, hoy ciudad de Inglaterra que bajo los auspicios del rey Athelstan, en el siglo VIII, vio florecer las prácticas de los Gremios de Constructores. Se conocen las Constituciones de York y las del príncipe Edwin, y se afirma que son los antecedentes más remotos que se conocen en el devenir masónico. Los Manuscritos Regio y Cook hacen referencia a estos documentos.

Esta Masonería reclamó a la Gran Logia de Londres en 1717, luego Gran Logia de Inglaterra en 1723, el que se haya dado a sí misma la supremacía de la Masonería “en toda Inglaterra”, y ocasionó que luego de fundada la Gran Logia de Inglaterra, la de York reclamará para sí los privilegios de antigüedad, llamando a los de Londres “los modernos” y conservando para sí el mote de “los antiguos”.

La Masonería inglesa de los modernos, bajo el mando del doctor Desaguliers en persona, entró en Francia antes de 1730, y las Logias así constituidas dieron lugar a la Gran Logia de Francia; sin embargo, el espíritu latino francés no se conformó con las prácticas estrictamente ritualistas y merced al famoso discurso de Michael Andrew de Ramsay, en el que éste sostenía que los verdaderos orígenes de la Masonería no eran los sencillos Gremios de albañiles y arquitectos medievales, sino las antiguas órdenes de caballería de la época de los cruzados, fue que los masones franceses, en el marco del espíritu del siglo XVIII, el de la Ilustración europea, se dieron con manga ancha a la tarea de inventar grados “superiores” al de Maestro Masón, ya practicado desde la fundación de la Gran Logia de Inglaterra.
Los inventos masónicos franceses fueron prolijos, al grado de haber llegado a existir no menos de 1,500 grados masónicos de diversa denominación, todos ellos o la mayoría de supuesto origen templario, otros de remonte místico y otros más inspirados en todas las corrientes esotéricas conocidas y por conocer. Los grados “escoceses” tienen su origen en Ramsay.

Estos grados escoceses, por diversos motivos que no viene al caso citar, proliferaron en número hasta desembocar en un Rito denominado “de Perfección”, en 25 grados, y administrado o gobernado por un “Consejo de Emperadores de Oriente y Occidente”. Por supuesto, la sede estaba en París, y se inventó ahí mismo.

A finales del siglo XVIII, este Consejo de Emperadores del Rito de Perfección comisionó a un tal Esteban Morín para que trajese a América el citado Rito. Pero en Estados Unidos, en Charleston, se encontró Morín con seis masones judíos y juntos, con base en unas Constituciones atribuidasal Rey Federico el Grande, de Prusia, crearon un sistema de 33 grados al que denominaron Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Este Rito fue creado en Charleston el 31 de mayo de 1801. La Masonería regular, conocida como simbólica, existía ya al menos desde 1717, y más remotamente desde los tiempos de York, como se dijo en el punto 1.

Antes del R. E. A. y A. ya existían otros sistemas masónicos de “altos grados” en Francia y en Alemania, y luego se crearon otros más ambiciosos, incluso de 90 grados.

Es obvio que si la Masonería en tres grados es preexistente a la “escocesa”, que en realidad esfrancesa por sus orígenes, factura e inspiración, yamericana por su fundación, no puede aquélla ser ni pertenecer a ningún Rito, puesto que por preexistente es además Universal. La Masonería inglesa, desde su fundación, ya practicaba el Real Arco, y nunca se dijo pertenecer a Rito alguno. El propio Supremo Consejo de Charleston, el primero en el mundo del REA y A, establece que el Rito Escocés inicia en el grado 4° y concluye en el 33°. No incluye a la masonería simbólica. En México, debido al desorden de la Institución durante el siglo XIX, el Supremo Consejo de México, de modo incorrecto e innecesario, gobernó a las Grandes Logias y creó muchas de ellas, así como Logias Simbólicas en todo el territorio nacional y estableció la costumbre de adjetivarlas como “del Rito Escocés”. El Balaustre XXXII estableció la libertad del simbolismo y permitió que las Grandes Logias se manejaran de modo independiente y soberano. Esto no quiere decir, sin embargo, que las Logias o Grandes Logias “hayan nacido escocesas”, sino que únicamente fueron gobernadas indebidamente por este Rito. Pero quedó la mala costumbre… En todo el mundo masónico regular, los tres grados de la Masonería se conocen como «Masonería simbólica», pero únicamente la inglesa, o Masonería York, se denomina correctamente «azul» o del «Antiguo Gremio». Los Maestros Masones, nacidos en Logias Regulares, luego de la maestría tienen tres opciones para conocer “más luz” en Masonería:

Ingresar al Rito Escocés, cuyos grados no son en realidad “superiores” respecto de la Masonería Simbólica, sino solo dentro de sí mismo. 
Ingresar a los Capítulos y demás Cuerpos del Rito de York.
Pertenecer a los dos Ritos o Sistemas o incluso a otros ritos regularmente establecidos en el mundo. Ojalá que estas ideas renueven el espíritu original de la Masonería en México y en los países latinos; ojalá que entendamos la universalidad y preeminencia de nuestros tres grados azules y que estos se fortalezcan para a su vez engrandecer a los ritos masónicos, principalmente el Ecocés y el York.

https://demolay.wordpress.com/2006/10/22/la-masoneria-del-antiguo-gremio/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada